08 de noviembre de 2018
08.11.2018
CHAMPIONS LEAGUE

Valencia: la derecha se conecta

Había una zona en el campo donde se podía generar peligro y esta vez salió

08.11.2018 | 21:23
Valencia: la derecha se conecta

Por primera vez en la temporada Marcelino García Toral repitió la alineación del partido anterior. El pasado sábado, pese a la derrota a manos del Girona, el técnico quedó satisfecho con el rendimiento de los jugadores, así que volvió a alinearlos en bloque frente al Young Boys. Daniel Wass jugó por segundo partido consecutivo en el lateral derecho, siendo el único fichaje de esta temporada en un once basado en los protagonistas de la temporada 2017/18. Cuando la crisis se ha agravado, Marcelino se ha aferrado a la guardia pretoriana que clasificó al Valencia CF para la presente edición de la Champions. La fórmula sirvió para estrenar el casillero de victorias en casa y, sobre todo, pisar el área rival con la claridad suficiente para poder transformar casi cada acción peligrosa en gol.

Por una vez esta campaña el Valencia CF fue efectivo y buena culpa de ello la tuvo la sociedad que Daniel Wass, Carlos Soler y Rodrigo Moreno forjaron en la banda derecha. «Hemos confeccionado el equipo para jugar de esta manera. Cada partido analizamos al rival y pensamos que había una zona en el campo donde podíamos generar peligro. Lo importante es que los jugadores se relacionen entre sí y aprovechen los espacios generados. Hay acciones que entrenamos y, a veces no salen, y de las que esta vez sacamos beneficio», dijo Marcelino en relación al agujero que entre Wass, Rodrigo y Carlos Soler perforaron en la defensa del adversario suizo.

El jugador danés amplía la profundidad ofensiva mientras los movimientos alternativos de Soler y Rodrigo, que cayó a la derecha, descolocan tanto al lateral como a los mediocentros rivales. Entre los tres crearon un espacios de superioridad en el carril diestro ante un rival que acumuló efectivos y una presión agresiva en la medular con el objetivo de asfixiar la salida con pelota de Kondogbia y Coquelin. En el primer tanto Wass sirvió a Rodrigo. El hispano-brasileño burló a Loris Benito con un simple movimiento corporal para avanzar por el costado y asistir de modo milimétrico a Soler en el área. La vaselina del valenciano se estrelló en el poste y Mina la remató para dentro. En el segundo, Wass controló y pausó la jugada, dejó el balón a Soler, que lo enroscó perfectamente desde la banda para que Mina se hiciera hueco entre la defensa (2-1).

Ya en la segunda mitad la conexión se activó entre Rodrigo, participativo, y Soler. El ?19? captó acercándose a la línea de fondo la atención de los rivales que le rodeaban. Fueron hacia él en manada y Rodrigo sacó un pase brillante a la progresión del ?8?. Soler remató al Young Boys con un disparo seco y cruzado. Precioso. «Llevaba tiempo sin marcar, más de un año, volver a hacerlo es bonito, en tu casa, con tu afición y para cerrar una victoria», dijo el valenciano. Según el centrocampista de la cantera un triunfo así sirve «para coger la confianza que faltaba» al equipo.

Las nuevas cábalas del Valencia CF para estar en octavos de la Champions tras el bombazo del Manchester

«Sabíamos que el Young Boys pondría mucha intensidad, allí en la segunda parte nos pasaron por encima. Salimos intensos. Pese a que empataron, pronto hicimos el segundo y salimos del descanso a por el tercero sin echarnos atrás, ese gol ha sido muy importante, esta victoria nos da alas», analizó Soler. El interior derecho avisa de que aún tienen opciones y van a «pelear y luchar» por estar en los octavos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook