10 de noviembre de 2018
10.11.2018
LALIGA: Getafe CF - Valencia CF

Prueba de fuego del Valencia ante el Getafe

Marcelino confía en resucitar en la Liga con el impulso y el bloque de la Champions

10.11.2018 | 11:16
Prueba de fuego del Valencia ante el Getafe

La victoria del Valencia CF en Champions ha permitido que entre aire fresco en el vestuario y que la plantilla recupere la confianza y autoestima perdida. Ganar al Young Boys ha supuesto una inyección de moral para el grupo. El reencuentro de los jugadores con los goles y con su afición ha abierto un nuevo escenario. Quien sabe si un punto de inflexión en la temporada. Así lo interpretaron los jugadores al final del partido. Todos hicieron una lectura en 'clave Liga'. «Ganar al Getafe nos tiene que dar alas», dijo Carlos Soler Soler. «La victoria nos da una mentalidad más positiva y alegría para ir a Getafe a por todas», afirmó Santi Mina. Marcelino García Toral ve al equipo «vivo». El problema es que nada servirá si el Valencia no es capaz de ganar en el Coliseum. La crítica situación del equipo en la Liga exige otra victoria como en Europa. Todo lo que no sea sumar tres puntos será un peligroso paso atrás y la confirmación de que el Valencia continúa enfermo y en crisis. Hoy más que nunca, toca ganar.

«Es obvio que lo que necesita el equipo es ganar. Ver la respuesta después de la derrota contra el Girona demuestra que está vivo, que se rebela ante cualquier situación, tiene carácter y personalidad, es un partido importante porque necesitamos ganar», afirmaba Marcelino. Solo hay que mirar a la clasificación para darse cuenta de la dramática posición. A 2 puntos del descenso y 9 de los puestos Champions. La situación es límite y la necesidad de salir de la espiral de malos resultados en la liga, máxima. Europa no espera a nadie. Quedó demostrado con la remontada del United en Turín. La Liga, puede que tampoco. Solo hay una solución: ganar. «Lo que hay que hacer es ganar partidos de forma repetida y seguir siendo competitivos. La confianza da la pausa, la pausa da el acierto y el acierto da el gol. El estado de ánimo es importante para convertir los empates en victorias».

Lo malo es el escenario y el rival. El ultracompetitivo Getafe de José Bordalás es de todo menos 'Young Boys' -chico jóvenes-. Marcelino lo respeta, asume dificultades y recuerda que el año pasado no fueron capaces de ganarles ningún partido. «Sabemos que será difícil, no les ganamos el año pasado en ninguno de los dos partidos y queremos hacerlo. El Getafe tiene identidad propia, respetamos y aplaudimos lo bien que lo hace el entrenador y su equipo, son un equipo intenso y muy difícil de batir, pero hay que adaptarse». Los azulones son el equipo que más faltas comete de Europa, pero Marcelino confía en la justicia del VAR. «No me centro en si el partido va a ser muy duro o no». Lo cierto es que el año pasado lo fue. Damián Suárez no habría resistido todo el partido con actual sistema de videoarbitraje. «Lo importante es que el Getafe hace las cosas bien en lo futbolístico y en eso me centro, reciben pocos goles en casa, solo 3 y vamos con la intención de ganar».

«Haré pocos cambios»

Para ello, Marcelino recurrirá al bloque que alineó contra el Girona y el Young Boys. «Haré pocos cambios». Su intención es repetir once, aunque no será fácil. El Valencia viajó con muchos futbolistas al límite. Kondogbia entrenó con una protección en la rodilla izquierda, se sometió a pruebas al final de la sesión y entró en la lista 'entre algodones'. Confía en llegar. Marcelino lo espera. Si no, será el turno de Parejo. El capitán regresa a la lista aunque lo hace sin estar al 100%. Los 'tocados' Guedes, Gayà y Coquelin también estarán disponibles. Todos quieren jugar. Marcelino esperará hasta última hora para decidir. Hoy no pueden fallar. Ni el técnico ni su equipo. Ni el árbitro. Pita De Burgos Bengoetxea. El mismo que comandaba el VAR en el gol anulado al Kondo ante el Girona y el penalti de Garay contra el 'Lega'. El mismo que dirigió el Valencia-Celta sin tres penaltis ni roja a Cabral. La batalla en está servida. El Valencia hoy lucha contra todos. Hasta contra sí mismo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook