07 de enero de 2019
07.01.2019

Así planeó Marcelino su cambio de sistema

El 3-5-2 que empleó el asturiano frente al Alavés va más allá del partido de Mendizorroza

07.01.2019 | 22:45
Así planeó Marcelino su cambio de sistema

Marcelino García Toral decidió el cambio de sistema en Navidades y se lo comunicó a la plantilla el primer día de entrenamientos después de las vacaciones. El técnico del Valencia, consciente del boquete que escarban las bajas por lesión de Francis Coquelin y Geoffrey Kondogbia, se reunió con sus jugadores el pasado 30 de diciembre en la Ciudad Deportiva de Paterna para comunicarles algo inesperado, la incorporación de un nuevo dibujo táctico a la metodología de trabajo como complemento al clásico 4-4-2 para todo el mes de enero. Año nuevo, sistema nuevo. El técnico tansmitió a sus jugadores en una reunión durante aquel primer entrenamiento a puerta cerrada nada más regresar que la disposición táctica elegida para afrontar el partido de Vitoria era el 3-5-2 y que esa no sería la única ocasión que lo utilizarían a lo largo del mes de enero. Según ha podido saber SUPER el cambio de sistema en el Valencia CF va más allá de Mendizorrotza. Marcelino, y así se lo hizo saber a sus jugadores, ha incorporado el 3-5-2 como una alternativa táctica a su manual con el objetivo de protegerse frente a la debilidad en el mediocentro defensivo y dar equilibrio a todo el equipo durante el proceso de recuperación de dos activos claves como Coquelin o Kondogbia.

Los jugadores estaban al corriente de cómo iba a variar el dibujo hacia el 3-5-2 y que debían interiorizarlo porque no era cosa de un día sino que llega para quedarse. La plantilla, de hecho, ha trabajado la nueva disposición táctica durante los últimos días a puerta cerrada en Paterna. La línea de tres centrales, los carrileros, los pivotes... A nadie dentro del vestuario le cogió por sorpresa este giro. ¿Quiere esto decir que el Valencia CF va a jugar con tres centrales contra el Sporting de Gijón, el Real Valladolid y en todos los partidos del mes? No tiene por qué. El 3-5-2 va a seguir siendo pulido en Paterna durante los próximos días y es un recurso real para competir, bien de inicio o durante alguna fase del partido si es necesario; un complemento más al clásico 4-4-2 de Marcelino que, hasta la fecha, parecía inamovible. Desde el pasado 30 de diciembre los jugadores saben que manejan dos sistemas para contrarrestar la plaga de bajas por lesión e intentar seguir siendo fuertes competitivamente. En Vitoria el cambio de sistema no acabó de funcionar, pero la consigna de Marcelino, como dijo al grupo, es seguir trabajándolo al menos hasta que la enfermería se vacíe.

Marcelino explicó a la finalización del partido los motivos por los que había cambiado el sistema. Lo que nadie sabía entonces, más allá del vestuario, es que es un dibujo que puede repetirse en los próximos días. No es un invento para Vitoria. Es un plan. Tras la derrota contra el Alavés, el técnico justificó el cambio para acumular más jugadores por dentro ante la falta de un '6' específico, ganar en altura frente al poderío del Alavés en el balón parado y contrarrestar el juego directo y los centros laterales de los de Abelardo. Rodrigo Moreno, por su parte, también valoró la adaptación del equipo al 3-5-2 de tres centrales y dos carrileros. "El míster ha intentado hacer un cambio por las bajas y teniendo en cuenta las características del rival por sus centros laterales, pensamos que con uno más atrás podríamos solventar esas jugadas. Nos hemos intentado adaptar lo antes posible porque llevamos trabajando el mismo sistema desde que llegó", explicaba. El 4-4-2 no es el único camino del equipo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas