18 de enero de 2019
18.01.2019
CARA A CARA

Carlos Soler-Brais Méndez, la mejor juventud de LaLiga

En Balaídos se miden dos de las banderas de la generación de futbolistas que ha tomado LaLiga

18.01.2019 | 12:45

El Valencia CF superó al Sporting con un once cargado de juventud. Por orden, de menor a mayor: Kang In, Ferran, Lato y Diakhaby. El surcoreano fue ovacionado y Ferran se llevó el MVP de la remontada. La Copa ha abierto distintos caminos para el análisis en positivo. Es justo reconocer el valor de la apuesta de Marcelino, que no fue precisamente conservadora en un contexto marcado por la necesidad de resultados inmediatos. En la segunda parte entró Soler, otro valor en categoría Sub-21. Los tres goles coincidieron con los cinco sobre el césped. Por trayectoria y por estatus, Carlos se ha instalado en otro escalafón, superior por jerarquía. Ahora que está tan de moda la expresión, se podría decir que tiene la invitación para comer en la mesa de los pesos pesados del vestuario. El Valencia CF tiene capitanes y líderes, aunque hay muchas maneras de ejercer. Parejo es líder, Jaume Domènech es líder, Gayà es líder, Rodrigo es líder, Gabriel es líder... Mina tiene las cosas claras y Carlos Soler está creciendo en ese apartado también. Por carácter y por fútbol, tiene materia prima de alfa.

La acción ha perdido valor por el libre directo de Rubén Alcaraz, pero el gol de Parejo ante el Valladolid tiene como origen una gran asistencia de Carlos. En un partido donde la definición y el último pase estaban marcados por la precipitación y el exceso de tensión, Soler puso la precisión necesaria. Fue su segunda asistencia en LaLiga, la cuarta de la temporada contando las dos en Champions. Dentro de su generación no hay tantos futbolistas con su influencia. Rodrigo y Lucas (Atlético), Giovani Lo Celso (Betis), Oyarzabal (Real), Santi Comesaña (Rayo), Marc Roca (Espanyol)... La réplica en versión Celta se llama Brais Méndez.


Trayectoria internacional

El cruce de caminos es interesante. Brais debutó con la selección Sub-21 ante Albania, el pasado mes de septiembre. Entró por Carlos Soler. El gallego se considera un 10, pero puede jugar como interior o por por las bandas; zurdo, se maneja mejor arrancando desde la derecha. Los dos son fantásticos, distintos y compatibles. En noviembre, Luis Enrique sorprendió cuando citó para la absoluta a Brais y Pablo Fornals por delante de Carlos, determinante para Luis de la Fuente. El mediapunta del Celta debutó marcando el gol de la victoria en el amistoso ante Bosnia. Mostró una de sus cualidades, cerca del área marca la diferencia por llegada, golpeo y visión para el pase definitivo. El salto en común es cuestión de tiempo. Soler y Brais están destinados a coincidir durante muchos años en la Selección, aunque el primer reto compartido será en Italia, en la EURO Sub-21.

El peso de Iago Aspas

Miembros de la misma generación (1997), Soler nació cinco días antes que Brais. Los dos han celebrado su 22 cumpleaños este mes de enero, los dos mandan dentro de la penúltima camada de centrocampistas que ha tomado LaLiga y representan el gran duelo del Celta-Valencia. Los números de Brais son un escándalo. La temporada pasada arrancó entre primer equipo y filial hasta que Unzué –que le hizo debutar– no pudo resistirse más. En marzo era titular. En el arco de los Sub-21 de LaLiga, sólo Ousmane Dembélé y Rodrigo mejoran su rating estadístico. Cuatro goles, cinco asistencias y dominio en apartados que definen su personalidad como el último pase o el disparo. Hoy, no hay un legatario mejor para Iago Apas. Por origen y calidad, Brais está llamado a acompañar –primero– al crack de Moaña y tomar –después– su relevo, aunque las urgencias del Celta están acelerando el proceso.

Producto de A Madroa, el mosense comenzó en el Santa Mariña de Vigo, donde fue captado por el Villarreal con 13 añitos. En Miralcamp completó dos buenas temporadas, pero extrañaba a su familia. Los groguets intentaron retenerlo, pero tiró para casa y el Celta pudo recuperar al diamante que se había escapado. Un sector del entorno  reclama que se eche el equipo a la espalda y resuelva todos los problemas. Brais Méndez está dispuesto a responder... con el permiso de Carlos Soler.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook