04 de febrero de 2019
04.02.2019
RENOVACIÓN

La confirmación de Dani Parejo

El '10', asentado en el top-25 de valencianistas con más partidos, se propone levantar un título como valencianista

04.02.2019 | 23:26
La confirmación de Dani Parejo

El Valencia CF anunció la renovación del contrato del capitán, Dani Parejo, hasta el 30 de junio de 2022. El acuerdo existía desde el pasado verano, pero las dos partes han preferido esperar a que el equipo retomara la normalidad para hacerlo público. Sin duda, una señal de respeto para con un club centenario en el que el centrocampista de Coslada cumple su octava temporada. La manera en la que el Valencia oficializó la renovación consistió en un vídeo en el que Parejo, junto a sus hijos en el estadio de la Avenida de Suècia, afirma que quiere «seguir aquí durante muchos años para ayudar a hacer más grande la historia de este club». «Porque nos queda mucho por vivir y nos queda mucho por disfrutar del fútbol en Mestalla», agrega el futbolista, cuya cláusula de rescisión continuará fijada en 50 millones.

Este es el mensaje íntegro del '10' del Valencia junto a las imágenes que acaban con el protagonista entrando al despacho de Anil Murthy y estrechando la mano del presidente. «Llegué al Valencia CF siendo un chaval, recién ganada la Eurocopa Sub-21 con España y con el sueño de crecer como futbolista. Con mucho trabajo y esfuerzo me tocó ir ganándome un puesto en el equipo siendo fiel a mi estilo, queriendo siempre el balón, aprendiendo de los errores y tratando de mejorar de la mano de grandes compañeros y entrenadores con los que he tenido la suerte de convivir».

«Aquí llevo más de 300 partidos en los que hemos disfrutado, hemos competido contra los más grandes, hemos tenido buenos y grandes momentos. También hemos sufrido y hemos tenido situaciones complicadas de las que hemos salido, porque como ya sabéis, el Valencia siempre se levanta. Tengo en la memoria imágenes y noches mágicas en Mestalla. En todos estos años en València he ido creciendo como persona. Ahora ya soy un orgulloso padre de familia de dos hijos valencianos –Dani y Diego– y, por supuesto, valencianistas. A ellos les puedo decir con orgullo que soy el capitán de un equipo centenario y que trabajo día a día para lucir este brazalete, seguir formando parte de la historia de este club y para sentir el cariño de todos los valencianistas. Esta es mi casa y así lo siento, y aquí quiero seguir durante muchos años para ayudar a hacer más grande la historia de este club, porque nos queda mucho por vivir y nos queda mucho por disfrutar del fútbol en Mestalla».

En junio de 2011, con Braulio Vázquez al frente de la política de fichajes, el Valencia se hizo con los servicios del prometedor centrocampista creativo del Getafe, donde Dani Parejo completó dos temporadas tras pasar por el Queens Park Rangers y debutar en Primera en febrero de 2009 con el Real Madrid. El organizador que había enamorado a Alfredo Di Stéfano en la cantera blanca aterrizó en el Valencia a cambio de seis millones de euros y un amistoso en el Coliseum. La primera temporada y media en el equipo no fue nada fácil, tampoco la sintonía con una grada a la que conquistaba a medias. La evolución del jugador avanzó, especialmente, a partir de 2013 con Ernesto Valverde.

Dos años más tarde Parejo explosionó también como goleador con Nuno en el banquillo. La fuerte complicidad con el portugués derivó en la asunción de un brazalete de capitán que, posteriormente, Gary Neville cedió a Paco Alcácer y Ayestaran a Enzo Pérez. Por entonces, el rendimiento colectivo no favoreció a nadie. El madrileño estuvo a punto de irse al Sevilla en el verano de 2016, cuando la situación se tensó al extremo con el director deportivo, Jesús García Pitarch. Todo esto, a pesar de que un año antes el juego y los 12 goles en el Valencia que se clasificó para la previa de Champions le habían valido para rubricar la renovación hasta junio de 2020 bajo la presidencia de Layhoon Chan.

Dani Parejo comandó en la temporada 2017/18 un grupo de futbolistas regenerados de la mano de Marcelino García Toral. Con el técnico asturiano el '10' recuperó todo el peso específico en el vestuario y en el campo. El capitán del València, que cumplirá 30 años el próximo abril, vive en plena madurez futbolística y personal la que es su octava temporada en la entidad. Objeto de debate en los peores momentos del equipo valencianista, los entrenadores con los que ha coincidido, los números y el currículum lo confirman como un jugador capital.

Frente al Barcelona, el de Coslada sumó en el Camp Nou 300 partidos en Primera con las camisetas de Real Madrid (5), Getafe (64) y Valencia (231). La cifra de envites oficiales con los del murciélago se extiende a los 310 –39 de Copa, 21 de Champions y 19 de Europa League–. Una cantidad con la que se sitúa en el top-25 de futbolistas con más presencias en la historia del Valencia CF. El '10' asciende a los diez mejores, si se trata de centrocampistas con más goles gracias a las 50 dianas que ha convertido... diez de falta directa. Su especialidad.

Entre las ambiciones que le quedan por cumplir a Dani Parejo sobresalen dos: afianzarse en la selección española y ganar un título como jugador del Valencia. La frase con la que adjuntó el vídeo de la renovación en una red social lo delata: «No se puede elegir ganar títulos pero sí con qué equipo quieres luchar por ellos». En una emotiva entrevista con VCF Ràdio, el capitán precisó sus deseos: «Ojalá. Estoy en un club indicado para ganar, al menos, para pelearlos y jugar finales. Desde que estoy aquí el fútbol en ese aspecto ha sido cruel con el Valencia y conmigo... Ahora estamos en otra semifinal. Voy a pelear, a darlo todo para jugar la final. Ya no por mí, sino porque un club como el Valencia se lo merece».

El '10' dijo estar «muy contento» por la renovación y la recuperación de un equipo que «no iba a tirar la temporada en enero». «Obtenemos ahora los frutos del sacrificio de toda la temporada. Pase lo que pase, seré el mismo dentro y fuera del campo, intentaré ayudar al grupo. Estoy orgulloso de ser quien soy y de cómo me ven los compañeros», asegura. Parejo recordó la noche copera ante el Getafe y las eliminatorias europeas contra el Basilea y el Sevilla –esta con amargo final– y espera que esta vez contra el Betis Mestalla repita todas aquellas sensaciones camino de la final.

«Lo importante es que la afición te va queriendo»

 La felicitación de su mujer, Isabel Botello, en VCF Ràdio emocionó al capitán del equipo. Este es el mensaje: «¡Dani, enhorabuena! Estamos muy orgullosos de ti, sabemos lo que te ha costado llegar donde estás y, por fin, te vemos a gusto. Lo importante es que la afición te va queriendo, que podemos pasear tranquilos por València. Estamos muy contentos porque quedarnos aquí más tiempo es que Dani siga creciendo profesionalmente y disfrutar todos de la ciudad y la gente de València... vivir aquí es un privilegio. A ver si podemos todos celebrarlo por partida doble, porque hayamos pasado a la final de Copa. Un besito a todos y muchas gracias al VCF por hacerle a mi marido cumplir un sueño. ¡Saludos!».

Especialista en las faltas desde edad benjamín

Dani Parejo conversó con tres de sus mejores amigos en la entrevista que realizó ayer con la radio oficial del club. Mario Suárez y Sergio Canales, dos ex del Valencia, y su primo 'Pano', Alfonso Fernández. «Estoy muy ligado a Dani, no saben cómo se siente cuando lo pasa mal, le da mil vueltas a las partidos, es incapaz de dormir...», admite el familiar del futbolista. El propio jugador contó como ambos empezaron a jugar en La Espinilla, «un equipo de Coslada».  «Jugaba con los mayores, a pesar de ser dos años más pequeño», dice Dani. «Le veías entrenar, se notaba que tenía mucho más potencial que los demás. Le pegaba de maravilla con las dos piernas, ya cuando era benjamín... No sé cuántos goles de falta metió. Todo ha sido fruto del esfuerzo y de lo que le ha dedicado al fútbol», añade Alfonso.

Desde pequeño y desde el barrio Parejo comenzó a cultivar una habilidad especial con las faltas. Hoy, según los datos recogidos por la base de datos valencianista 'Ciberche', sólo dos futbolistas a lo largo de la historia del club han anotado más goles que los diez de falta del madrileño. Son los casos de Waldo, autor de 15 tantos de lanzamiento de falta en 296 partidos, y Mario Kempes, autor de 13 en 246. El montenegrino Pedja Mijatovic, por ejemplo, se quedó en siete goles de falta en 128.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook