06 de febrero de 2019
06.02.2019
POL丏ICA

聲gel Torres miente

El presidente del Getafe tergiversa los hechos ocurridos hace 11 a隳s en Santander para atacar a Marcelino

06.02.2019 | 12:55
聲gel Torres miente

Ángel Torres deslizaba en la entrevista concedida a El Transistor de Onda Cero que los líos entre Marcelino y el Getafe vienen desde el año 2008. El presidente del Getafe no solo interpreta a su manera lo ocurrido en Mestalla tras caer eliminados ante el Valencia CF, también tergiversa los hechos de aquel partido de semifinales de la Copa de Rey en el que el Racing de Santander que entrenaba entonces el asturiano cayó eliminado por el conjunto madrileño. 

Estas son sus palabras: "lo de Marcelino no viene de ahora, viene de Santander, de aquel famoso gol de Casquero, aquella semifinal de Copa del gol de Casquero que él decía que era fuera de juego. Íbamos 3-1 y estaba acabando el partido y parece ser que querían pasar a la final. Pues desde allí viene todo, de Santander, es que siempre tengo que chocar con el hijo, con la madre, con la hermana, con todo el mundo... Hombre, por favor, ¡vaya cruz que me ha caído a mí¡".

Torres no dice la verdad y lo sabe. En aquel partido el resultado no era 3-1, sino 1-0 a favor del Racing. Marcelino no se quejó de ningún fuera de juego, sino de que el Getafe continuó una jugada y logró el gol del empate mientras Ezequiel Garay se había lesionado en la rodilla y estaba tendido en el suelo. Y se quejó en la rueda de prensa posterior de que, además de haber logrado el gol en esas circunstancias, después hubo alguien del Getafe que actuó de manera antideportiva. Dijo en concreto esto: "Si Casquero ha decidido continuar la jugada, me parece correcto, pero luego no puedes mofarte del rival después de aprovecharte de ello".

El Getafe visitaba El Sardinero con una ventaja de 3-1 del partido de ida. Según diferentes crónicas de aquel partido, el Racing logró el 1-0 y peleaba por hacer el segundo gol que le hubiera dado el pase a la final de la Copa cuando, en el minuto 79, se produjo la polémica acción. Ezequiel Garay cayó al suelo doliéndose de su rodilla, parecía en ese momento haber sufrido una lesión importante hasta el punto de que Uche, delantero azulón, hacía gestos y pedía a sus compañeros que echaran el balón fuera. Sin embargo, Albín siguió la jugada y cedió el balón a Casquero para que lograra el gol que sentenció la eliminatoria.

Días después se supo que Garay sufría una subluxación en la rótula de la pierna derecha con el pronóstico de entre seis semanas y dos meses de baja. Y el Getafe cayó en la final disputada en el Vicente Calderón ante el Valencia CF por 3-1.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook