09 de febrero de 2019
09.02.2019

Kondogbia crece

Dio otro paso más ante el Betis y sólo piensa en ayudar al equipo porque el Valencia CF notaba su ausencia

09.02.2019 | 20:57
Kondogbia crece

Marcelino habló de progresión y prudencia tras el partido ante el Betis, pero el efecto de Kondogbia en el Villamarín fue potente en lo que ha ritmo y autoridad se refieren. Geoffrey terminó muy contento. Primero, por el resultado, positivo. La deseada final está un poco más cerca. Segundo, por haber podido ayudar sobre el terreno de juego. Después de seis partidos de liga y dos eliminatorias de Copa sin poder participar, el centrocampista estaba como loco por jugar. El equipo también le echaba de menos. Su presencia es imprescindible para descubrir al mejor Valencia CF. El centroafricano todavía no está al cien por cien, pero sí cerca del nivel físico que le puede permitir entrar como titular ante la Real Sociedad. Todas las partes prefieren ir paso a paso. «Hoy (por el jueves) ha jugado más minutos (media hora), ya veremos cuál es la decisión de cara a los próximos partidos. Creemos que puede estar para noventa minutos pero es arriesgado», advirtió Marcelino.

Kondogbia estuvo firme ante el Barça en un contexto de máxima exigencia y en Sevilla mejoró sus registros. El centrocampista entró de la mano en el partido con Gameiro y fortaleció la red de recuperación. Su presencia liberó a Parejo y la liberación potenció la fluidez del equipo. Mientras el Betis se abría en canal, el Valencia ganaba en poderío y facultades para contener al rival y lanzar el ataque rápido.

Merino, Illarra, Zubeldia

Marcelino y el club celebran su regreso. Más todavía al nivel que anuncia. Una de las claves de la ida en el Villamarín fue el banquillo. El Betis fue a menos y el Valencia fue a más. Salieron dos hombres importantes como Mina y Coquelin, entraron Kondogbia y Gameiro. Después Wass. El marcador giró de hasta el empate a dos.

El regreso de Kondo estaba fijado para este domingo ante la Real, pero su trabajo de recuperación y su físico le han permitido acortar los plazos. La idea era seguir aumentando su participación, pero Coquelin reclama oxígeno y sosiego. El contexto no es sencillo y el rival cuenta con Merino, Illarra, Zubeldia y Pardo para nutrir su medular.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook