10 de febrero de 2019
10.02.2019
Valencia CF 00Real Sociedad

Un punto y una realidad: el Valencia merece mucho más

La Real sobrevive a Mestalla y termina pidiendo la hora. Piccini estuvo cerca de repetir lo de Huesca. Volvió Guedes, que regresa con el equipo en el mejor momento

10.02.2019 | 18:26
Un punto y una realidad: el Valencia merece mucho más
Un punto y una realidad: el Valencia merece mucho más
Un punto y una realidad: el Valencia merece mucho más

Un punto y un mensaje: El Valencia CF está para no ponerse límites y competir por todo. Puede y debe seguir mirando a la zona Champions. Ante la Real, mereció mucho más. El resultado duele, porque sólo vale un empate, pero así es el fútbol. El choque terminó con una internada en diagonal más disparo de Piccini, que Rulli mandó a córner. No fue Huesca esta vez, no hubo explosión en el tiempo extra, pero el nivel tiene que servir de refuerzo. Se dio otro paso al frente, aunque de otra manera. El bloque de Marcelino empequeñeció a un rival directo, de alto nivel por mezcla de físico y técnica. Ahora se abre la puerta de la Europa League también, otra competición ilusionante. Hay equipo, están todos y volvió Gonçalo Guedes. Próxima semana: Celtic más Espanyol. Tremendo.

El Valencia CF siempre quiso más y lo demostró en la primera parte. Por acción, fue más que la Real Sociedad, pero el desgaste de las últimas semanas jugadas se sintió en la chispa de más de un futbolista. Lo normal. El bloque de Imanol aplicó una política de mínimos, con una apuesta por el fútbol de desgaste y bajo riesgo con la idea de que el paso de los minutos aminorase la capacidad valencianista hasta encontrar un error, un despiste o un saque de esquina. En el primero del partido se hizo evidente que hay cierta psicosis con el balón parado y el centro lateral. La imagen del Villamarín estuvo cerca de repetirse, pero Willian José no estuvo fino. No funcionó. El giro es tan radical que Cristiano Piccini, uno de los futbolistas que más ha sufrido, fue el encargado de encender Mestalla con sus cabalgadas.

Faltó continuidad, pero sí quedaron fogonazos importantes. Rulli tuvo que intervenir por primera vez con un remate de Kondogbia en un saque de esquina. Dos minutos después, Mina mandó un remate de cabeza cerca del larguero, tras un centro de Gayà. Aviso, aunque estaba fuera de juego. El gallego le metió fuerza como compañero de Gameiro, que está chispeante. En la recta final del primer acto, hubo petición de VAR, pero las manos de Llorente, tras otra internada de Gayà venían de un rebote. Mucho duelo de nivel, Parejo-Merino, Zubeldia (contra todos), Theo-Soler y la delantera Willian José (sobre la zona de Piccini) más Oyarzabal (muchos minutos en punta) ante Garay y Roncaglia. El argentino debutó con ovación. Soluciones sencillas, agresividad en la marca y exhibición en una de sus espacialidades: el tackle. Un par de sus intervenciones evitaron males mayores. No era fácil entrar por Gabriel y lo hizo. Garay, con el que mezcla perfecto, le aportó tranquilidad.

Kondogbia tuvo una hora. Prueba con muchos puntos positivos pensando en todo lo que viene. El centroafricano dejó el césped probando a Rulli de media distancia y con un pase profundo que Gameiro terminó con un centro pasado de energía cuando la jugada requería suavidad por bajo... fue clarísima. La Real empezó a sangrar. De nuevo Gameiro (minuto 63) no conectó un cabezazo por un centímetro, tras una gran triangulación entre Cheryshev, Mina y Gayà, con otro buen centro del lateral izquiero.


Coquelin, Rodrigo y... Guedes

Marcelino fue tiburón blanquinegro. El equipo volvió a mejorar con los cambios. No hay fondo de armario, ahora hay un vestidor. Coquelin y Rodrigo –por Mina– ofrecieron un nuevo impulso. La sensación cundía: se podía ganar. Rodrigo tuvo un efecto intimidatorio radical. Barrió todo el ataque y no hay duda de que vuela. El grito final llegó con la entrada de Guedes. El portugués desató el arrebato, en el verde y en la grada. Máxima agitación y un Valencia CF jugando para ganar. La Real quedó reducida y empequeñecida a la resistencia resistencia y el contragolpe. Cerca estuvo de tener éxito, pero se encontró con Gayà. Va a ser bonito, pero también muy duro. No puede ser de otra forma.

Ficha técnica:

0 - Valencia: Neto, Piccini, Garay, Roncaglia, Gayà, Carlos Soler, Parejo, Kondogbia (Coquelin, m.62), Cheryshev (Guedes, m.75), Santi Mina (Rodrigo, m. 66) y Gameiro.

0 - Real Sociedad: Rulli, Zaldua, Llorente, Raúl Navas (Héctor Moreno, m.59), Theo Hernández, Januzaj (Sandro, m.75), Illarramendi, Zubeldia, Merino (Sangalli, m.66), Oyarzabal y Willian Jose.

Árbitro: Melero López (Comité andaluz). Amonestó por el Valencia a Santi Mina y Piccini y por la Real Sociedad a Theo, Illarramendi, Zaldua y Sandro.

Incidencias: partido disputado en Mestalla ante 38.885 espectadores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook