11 de febrero de 2019
11.02.2019
KEVIN GAMEIRO

Kevin Gameiro: Míster Europa League

La ha ganado hasta cuatro veces, solo le supera Reyes (5) y tiene el reto de igualarle con el Valencia CF

11.02.2019 | 22:34
Kevin Gameiro: Míster Europa League

La Europa League es cosa de Kevin Gameiro. El '9' del Valencia CF es todo un especialista. Su currículum en la competición impone, hay muy pocos a su altura. Ya ha levantado cuatro veces la copa –está empatado con Vitolo– y esta temporada se ha propuesto el reto de conquistar la quinta para alcanzar a José Antonio Reyes, que reina en solitario como el futbolista del planeta que más veces la ha ganado. Con el futbolista canario fuera de concurso –el Atleti participa en la Champions–, tiene la oportunidad de desempatar y ponerse al nivel del utrerano, actualmente compitiendo con el Extremadura en Segunda.

Pelear por su trofeo fetiche no estaba en su cabeza cuando fichó por el Valencia CF –su ilusión, como la de todos, era llegar lo más lejos posible en la Champions– pero la eliminación como terceros de grupo le ha puesto en el horizonte un desafío de grandes dimensiones. A sus 31 años ha rechazado en varias ocasiones irse a China, de donde ha recibido ofertas por encima de los 10 millones de euros por temporada, y su argumento siempre ha sido el mismo: tiene sed de títulos. Convertirse en el hombre con más Europa League del mundo sería una marca extraordinaria. El delantero de Senlis es ambicioso, lo dejó claro nada más aterrizar en València, y no solo por su objetivo marcado de alcanzar los 20 goles en su primer año como valencianista, sino por su determinación por levantar metal: «Llevo seis temporadas ganando un título cuando acaba la campaña y espero que pase lo mismo en el Valencia», dijo en su presentación.

Gameiro se siente como en casa en la Europa League, le tiene tomada la medida y este año aparece en el calendario justo cuando atraviesa por su mejor momento desde que fichó por el Valencia CF. Ha ajustado su físico, ha digerido la frustración tras una adaptación demasiado lenta y ha encajado en los movimientos del equipo. Los resultados desde que regresó de su lesión muscular ante el Sporting evidencian un impacto capital en el equipo: tres goles y cuatro asistencias. Va a más. Y el viaje a Glasgow para verse las caras con el Celtic es una fecha marcada en rojo en su calendario.

En la de la temporada pasada fue en la que menos influencia tuvo. Estaba en una situación difícil en el Atleti, su marcha estaba clara desde mitad de temporada y tuvo una lesión muscular que le lastró pero eso no evitó que marcara un doblete al Copenhague en dieciseisavos de final, hace justo un año. Tuvo pocos minutos y ni siquiera participó en la final pero levantar la cuarta en su país, en Lyon, fue un momento clave en su carrera. Su Europa League más explosiva fue la de la temporada 2015/16, su 'tercera', defendiendo la camiseta del Sevilla. El conjunto hispalense cae en la fase de grupos de la Champions por detrás del City y de la Juventus pero acaba levantando la Europa League. En sus nueve partidos en la competición Gameiro firma ocho goles y dos asistencias consagrándose como el héroe de Nervión. Marca en todas y cada una de las eliminatorias, desde dieciseisavos hasta la final.



Goles europeos

Primero al Molde, después al Basilea –dos tantos en apenas un minuto–, al Athletic –un gol a pase de Krychowiak más el penalti definitivo en una tanda muy apretada–, tres goles y una asistencia ante el Shakhtar Donetsk en semifinales y un gol en la gran final contra el Liverpool que igualaba el tanto de Daniel Sturridge y que prendió la mecha de la remontada (1-3) sevillista en tierras suizas. El año anterior, en la 14/15, también es determinante para que su equipo se haga con el trofeo. Marca en octavos al Villarreal, ante el Zenit resuelve la eliminatoria con un gol en el 85', solo diez minutos después de entrar, y vuelve a marcar en la semifinal ante la Fiorentina. Cuatro goles y dos asistencias.

Pero en la 13/14 –su primera Europa League, la que se cruza con el Valencia CF de Pizzi– también fue determinante. Marca seis goles, tres en la fase de grupos ante el Slask Wroclaw y el Estoril (2) y tres más en las eliminatorias frente al Maribor (2) y Oporto. Su acierto en las tandas de penaltis impulsaron al Sevilla hacia el título. En octavos, ante el Betis –con la presión propia de un derbi y como visitante–, marcó el tercero desde los once metros y en la final contra el Benfica transformó el lanzamiento definitivo. Gameiro es míster Europa League.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook