21 de febrero de 2019
21.02.2019
EUROPA LEAGUE
Valencia CF 10Celtic

El Valencia CF se clasifica ante el Celtic en un partido sin fantasía

Los de Marcelino imponen su superioridad a partir de la expulsión de Toljan tras un inicio fulgurante de los escoceses y sellan la eliminatoria con un gol de Gameiro

21.02.2019 | 21:00
El Valencia CF se clasifica ante el Celtic en un partido sin fantasía
El Valencia CF se clasifica ante el Celtic en un partido sin fantasía

Parecía un trámite pero al Valencia CF se le estuvo a punto de complicar el segundo asalto de los dieciseisavos de final de la Europa League. El inicio en tromba de los escoceses, que creyeron hasta que fue imposible, sorprendió a los de Marcelino. Nadie entre los más de 36.000 que acudieron a Mestalla había imaginado una primera parte con dominio escocés pero al Valencia CF se le atragantó en exceso un partido para divertirse. Mestalla, incluso, llegó a reprobar a los suyos en el momento más gris pero instantes después la expulsión de Toljan allanó el camino y el conjunto de Marcelino logró imponerse sin nada que lamentar más que la lesión de Garay. A la noche le faltó fantasía -una exhibición de Guedes, algún gol más o el desparpajo de Kang In- pero el gol de Gameiro en la segunda mitad tras una extraordinaria maniobra de Parejo es más que suficiente para estar en el bombo este viernes. Misión cumplida, el Valencia CF avanza a un nuevo desafío en la Europa League y el valencianismo, a unos días del encuentro ante el Betis, despidió al equipo cantando "Mestalla quiere la Copa".

El Celtic se ajustó al plan de partido que adelantó Brendan Rodgers en la previa. Un gol a tiempo les metía otra vez en la eliminatoria. Salieron con empuje los escoceses, atacando a toda paleta contra la portería de Neto, desmarcándose así de la imagen de equipo semi amateur que exhibieron en el primer asalto en The Paradise. En los diez primeros minutos generaron hasta cuatro ocasiones de gol, la más clara la última, tras un córner botado por Ryan Christie que interceptó Soler de manera providencial dentro del área. Se sentía incómodo el Valencia CF, incapaz de producir pese a la primera titularidad de Guedes y pese a salir con una sala de máquinas formada por Parejo y Soler. El primer valencianista en pisar el área rival fue Sobrino, quien tras robar el balón y lanzar un contraataque prometedor, no acertó en el centro. Quedó en anécdota.
Trataba de animarse el conjunto de Marcelino pero entonces, al cuarto de hora de juego, sufrió el contratiempo de la lesión de Garay. El argentino, exprimido por falta de contrapeso a lo largo de las últimas semanas, pagó la terrible acumulación de esfuerzos con un pinchazo en el muslo derecho justo el día que había únicamente dos centrales en la convocatoria. Su desgarro corta su mejro momento de forma. Se lamentaba Marcelino, muy tocado, tras perder al '24' en el tramo clave de la temporada y dio entrada en su lugar a Coquelin, interpretando el papel de central trece meses después. En el 35' tocó fondo el Valencia CF y tras un disparo de Hayes que salió fuera por solo unos centímetros Mestalla avisó al equipo con una pitada considerable. El al 0-2 de Glasgow dejó de ser una garantía en cuanto empezó a jugarse el partido, la gente tenía el susto en el cuerpo.

En el momento más bajo del Valencia CF, sin embargo, apareció Toljan para corregir el rumbo de colisión. El Valencia CF encontró un aliado de excepción en el lateral derecho del Celtic, que habiendo visto ya la cartulina amarilla zancadilleó a Guedes cuando enfilaba hacia la meta rival. Menos mal. La expulsión marcó una frontera en el curso del partido. Los esfuerzos encomiables del Celtic terminaron por diluirse y el Valencia CF inclinó el campo hacia la portería de Scott Bain, acribillado en los minutos finales del primer acto. El portero se consagró como el más destacado de los escoceses. Primero lo intentó Parejo, que tras un centro de Guedes acomodado por Sobrino ejecutó un disparo mordido, desviado por el portero con tres dedos. Después lo intentó Mina, a bocajarro. Después de la travesía por el desierto la primera parte se hizo corta.

Salió con otra alegría el Valencia CF y el balón se paseó dos veces por delante de la portería del Celtic. Mestalla tenía ganas de divertirse y escrutaba a Guedes, esperando un cambio de ritmo fulgurante, como los de la temporada pasada. El portugués sigue cogiendo velocidad, poniéndose a tono para adquirir el punto físico que necesita para explotar su juego tras dos meses parado. La lógica indica que en la medida que vaya engrasando la maquinaria será capaz de volver a marcar la diferencia. El partido parecía en piloto automático cuando Ajer, con Neto superado, a punto estuvo de recortar distancias. El brasileño midió mal en la salida y su exceso de vista pudo costarle un gol al Valencia CF. En el 69', al fin, Mestalla tuvo algo que celebrar. Balón en profundidad, matemático, de Parejo para Wass y Gameiro que remacha al fondo de la red.


Ficha técnica:

Valencia CF: Neto; Wass (Lee, min. 76), Garay (Coquelin, min. 23), Diakhaby, Lato; Ferran Torres, Soler, Parejo, Guedes; Santi Mina y Sobrino (Gameiro, min. 68).

Celtic: Bain; Boyata, Simunovic, Ajer; Toljan, Hayes; McGregor, Brown, Forrest (Edouard, min. 63), Christie y Burke (Johnston, min. 73).

Gol: 1-0, min. 70: Gameiro.

Árbitro: Deniz Aytekin (ALE). Amonestó con tarjeta amarilla a Diakhaby (min. 53) en el Valencia, y a Brown (min. 24) y Hayes (min. 58) en el Celtic; expulsó por doble amarilla a Toljan (min. 26 y 37) en el Celtic.

Estadio: Mestalla, 36.619 espectadores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook