23 de febrero de 2019
23.02.2019

Dos estilos, dos finales... y una temporada en juego

El Valencia debe tumbar el muro del Leganés y acercarse a Europa antes de sentenciar al Betis

23.02.2019 | 22:59
Dos estilos, dos finales... y una temporada en juego

En apenas cinco días el Valencia va a afrontar dos partidos que marcarán el devenir para lo que reste de temporada. El jueves los blanquinegros recibirán en Mestalla al Betis con la posibilidad creciente de volver a una final once años después. Sin embargo, antes, este mediodía la Liga se cruza en el camino con la urgencia de romper una serie de tres empates que desperdiciaron tropiezos varios del Sevilla. El último ocurrió ayer a manos del genio Leo Messi, así que una victoria en Leganés dejaría a los de Marcelino a dos puntos del Sevilla –caído ya de la zona Champions– y de las dos posiciones de Europa League.

Más allá de los sevillanos, la batalla por la cuarta plaza se extiende hacia otros rivales: Getafe, Alavés, Real Sociedad, Betis o Athletic. Los azulones, en los últimos tiempos adversarios de nuevo cuño, se han aupado al top-4 de la Liga. Este mediodía la mirada del Valencia CF debe enfocar completamente a Butarque, donde está obligado a sacar tres puntos y reducir a cuatro la distancia con la Champions.

Los precedentes sonríen a los de Mestalla, único equipo junto a Girona y Burgos al que los 'pepineros' nunca han ganado en el fútbol español. El Valencia ha vencido en seis de sus siete duelos con el 'Lega'. El otro concluyó en tablas. El pasado, en cambio, no tranquiliza a Marcelino, que ha avisado de los peligros de un rival que no cae en su campo desde que lo hizo en septiembre con el Villarreal (0-1). Después del 2-4 del Barça en el Pizjuán los madrileños podría destacarse este domingo como el equipo que más tiempo encadena sin perder en casa. «En su campo el Leganés es muy poderoso, suman 20 puntos de 29, ha ganado a los grandes equipos. Hacen las cosas muy bien», afirma el técnico del Valencia.

Víspera de dos finales

Marcelino asegura que cuatro días entre partidos es suficiente para poder 'quemar las naves' en cada cita. Rodrigo Moreno vuelve al equipo en un momento clave, en la víspera de dos 'finales' frente a dos contrincantes que son polos opuestos. El Betis de Quique Setién, apasionado del juego de posesión y el ataque sin medida, es la víctima más reciente del fútbol directo del Leganés en Butarque. Pese a que el conjunto verdiblanco fue claramente superado (3-0), su técnico despreció el estilo que ha implantado Pellegrino en el modesto equipo del sur de Madrid. «Hace cuatro cosas muy bien, unas veces le salen y otra no por eso están ahí abajo... y tiene jugadores apropiados para ello. Pero si les dicen que se pongan a jugar como nosotros, les va a costar». Fue el 'dardo' de Setién. Pellegrino no quiso «entrar en críticas». «Estamos orgullosos de ser el Leganés y de lo que tenemos», contestó el exjugador y técnico del Valencia.

Marcelino, preguntado por la polémica de los estilos, responde: «Respeto cualquier estilo, además, si todos jugáramos igual sería muy aburrido. La variedad enriquece. El Leganés sabe muy bien a qué juega, hay mucho trabajo detrás del técnico. Juega balón largo, segunda jugada, contragolpea bien y llega con mucha gente al área; veo un equipo organizado». Es evidente que al Valencia le esperan dos retos radicalmente distintos... el primero, derribar un humilde muro con el que no pudieron Barça, Madrid o Atlético y cargarse de «moral» para la Copa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook