26 de febrero de 2019
26.02.2019
CENTENARIO DEL VALENCIA CF

Mijatovic: "Ahora entiendo el enfado de la afición del Valencia CF, me equivoqué al decir que me quedaba"

En València lo tenía todo, dice el exfutbolista, que asegura que se fue al Real Madrid porque quería ganar títulos

26.02.2019 | 13:21

Se acerca el partido de las Leyendas del Valencia CF en lo que será uno de los grandes actos del Centenario del club de Mestalla y son muchos los ex futbolistas que acudirán a él. Entre todos, unos copan más protagonismo que otros, pero si alguno no pasará indiferente, es Pedja Mijatovic, que ha confirmado ya su asistencia al encuentro. El montenegrino ha hablado para la 97.7 Radio Levante en el especial de Tribuna Deportiva sobre el Centenario del Valencia CF, y deja algunas declaraciones interesantes sobre su etapa en el club de Mestalla y sobre todo, sobre la afición y su marcha al Real Madrid. Esta es la entrevista completa:

¿Recuerda cómo fue el fichaje por el Valencia CF?
Yo estaba en el Partizán de Belgrado pero con motivo de la guerra civil que hubo no podíamos jugar los partidos de competición europea, así que llegué a España siendo un jugador desconocido. Yo era una estrella en el Partizán, era el capitán del equipo, digamos que tenía un estatus, pero cuando me fichó el Valencia yo creo que los aficionados españoles y del Valencia CF no me conocían como futbolista, y recuerdo que la primera pregunta en la rueda de prensa cuando me ficharon fue en qué posición jugaba... Imagínate la sorpresa que me llevé. Yo intenté explicar de qué jugaba pero sobre todo me di cuenta de que tenía que empezar prácticamente de cero. Por eso me quedé en València entrenando solo para empezar a preparar la pretemporada.

¿No se sabía ni en qué posición jugaba?
Pues no, sabían que era un chico que sabía jugar a fútbol, que tenía talento pero como no había jugado en Europa la gente no me conocía, era una cosa lógica. Pero fue divertido, fue divertido porque me quedé 20 días en València con Paco Real entrenando todos los días en la ciudad deportiva y cuando empezó la temporada yo estaba prácticamente listo para jugar y empecé a jugar muy bien en los partidos amistosos, marcando goles, y nada más empezar la temporada se dieron cuenta de que habían fichado un buen jugador. Además me acuerdo muy bien de que me convertí en el mejor jugador y el máximo goleador de España en la pretemporada.

Tenía que empezar de cero pero pronto se metió al aficionado en el bolsillo, por ejemplo con la eliminatoria europea ante el Nantes en la que fue decisivo.
Me acuerdo muy bien. Para mí fue una de las primeras experiencias en partido de competición europea y quería dejar una buena imagen y hacerme futbolista. Yo tenía el plan de hacerlo bien porque la gente no me conocía y muchos se sorprendieron con todo lo que hacía.

De aquel primer año, me gustaría preguntarle por Guus Hiddink, que fue sustituido y luego volvió al banquillo. ¿Cómo lo recuerda?
Fue un año de muchos cambios. Primero estaba Guus, que había dado una opinión buena sobre mi fichaje, él apostó como entrenador por mí para ficharme porque sí me había visto jugar algún partido. Fue un año complicado, con cambios de entrenadores con todo los líos que eso lleva, pero eso no me afectó demasiado porque acababa de aterrizar y solo tenía una idea en la cabeza, triunfar en el fútbol español como fuera. Poco a poco lo conseguí.

En el segundo año aparece Parreira que venía de ser campeón del mundial con Brasil.
Tengo muy buenos recuerdos con él también pero me sucedió lo mismo, que tampoco me conocía demasiado así que tuve que trabajar mucho y entrenar mucho y ganarme la posición con un entrenador que era campeón del mundo y venía de entrenar con grandes futbolistas. Imagínate todo lo que tuve que hacer, pero yo siempre he tenido una buena relación con los entrenadores. Como profesional no he tenido ningún problema, al poco tiempo Parreira se dio cuenta de que yo era buen profesional y buen futbolista, y luego ya es jugar y marcar goles, nada más.


De ese segundo año tendrá en el recuerdo la final de Madrid contra el Deportivo. En València siempre se ha pensado que si no llega a caer la tromba de agua el Valencia CF se lleva la final en la segunda parte. De hecho el partido se empató con un golazo suyo de falta.
Totalmente, fue increíble. Llegamos con mucha ilusión a jugar la final. Aquel Depor era un equipazo que hizo un gran papel en el fútbol español y nosotros llegábamos como un equipo que quería lograr un título y lo teníamos muy cerca, pero por desgracia del tiempo y toda aquella agua que cayó en Madrid, pues imagínate qué tristes estábamos. Porque cuando ya estábamos mucho mejor después de empatar y teníamos el partido controlado, se suspende...

Después ya se sabe qué pasó, en diez minutos perdimos la final. En la primera jugada nos marcaron el gol.
¿Se les quedó una espina clavada?

Sí. Yo siento mucho todo lo que pasó porque teníamos mucha ilusión y fue mucha gente de València. No éramos favoritos pero sabíamos que podíamos hacer algo histórico, fue una gran pena.

Y llegamos a la tercera temporada en el Valencia CF. Cuando llegó Mijatovic nadie sabía en qué posición jugaba pero se convirtió en uno de los mejores jugadores de Europa y en el ídolo de la afición.
Mi tercer año fue mi mejor año desde el punto de vista futbolístico. Me sentía muy bien, Luis Aragonés era un gran entrenador, muy amigo mío y teníamos muy buena relación. Él sacó lo mejor de mí en todos los sentidos. Aquel año me sentí muy poderoso jugando a fútbol. Algunas veces tenía la sensación de que podía marcar el gol cuando quisiera y eso te pasa muy pocas veces en el mundo del fútbol. Aquel año fue espectacular, con la ayuda de mis compañeros lógicamente, pero aquel fue mi mejor año futbolísticamente hablando. Nunca he tenido un año como aquel.

¿El mejor año de su carrera?
Sí, sí. El mejor año futbolísticamente hablando, si no recuerdo mal marqué 28 en la liga, 36 goles contando las otras competiciones. Además en aquellos años si marcabas 36 goles no era como hoy, porque ahora hay jugadores que marcan 40 o 50 goles por temporada. Pero 36 goles y 22 asistencias son muchos, porque en aquellos años con 19 o 20 goles podías ser máximo goleador de la Liga. Aquel año disfruté muchísimo.

¿Se creyó el equipo demasiado tarde que le podía ganar la Liga al Atlético de Madrid?
Teníamos un equipazo y luego Luis supo gestionarlo muy bien. No es que reaccionamos tarde, es que empezamos flojito pero conforme avanzaba la Liga cada jornada estábamos un poco mejor y en los últimos diez partido nos dimos cuenta de que realmente podíamos optar a ganar la Liga, el Atlético hasta la última jornada no pudo ser campeón y eso que era un Atlético que ganó el doblete. Imagínate cómo luchábamos y qué ilusión teníamos. En tres años en València dos veces estuve muy cerca de ganar un título pero no pudo ser, y mi salida del Valencia CF fue solo por tener la posibilidad de ganar algún título, el resto lo tenía todo en València. El cariño de la gente, me sentía muy a gusto. En València se vive de maravilla... Lo tenía todo menos los títulos, por eso decidí marcharme de València, para tener la oportunidad de ganar títulos que por suerte lo conseguí.

¿Cambiaría algo de cómo sucedió aquello? Ahora llega el partido de las leyendas y está invitado por el club. Supongo, ¿acudirá?
Sí, estaré en el partido. Y además con mucha ilusión, es un placer estar en un día tan importante como el Centenario del Valencia CF. Allí estaré. Respeto a mi salida del Valencia CF, lo único que cambiaría son las declaraciones que hice, diciendo un poco que no me voy a marchar y me voy a quedar, y al final me tuve que marchar, por eso yo creo que la gente se enfadó conmigo nada más. Era una cosa lógica, cualquier jugador en mi lugar haría lo mismo, lo que pasa que yo en una ocasión he dicho que no voy salir, no voy a marcharme y me voy a quedar y luego tuve que cambiar de opinión y la gente se molestó. Lo entiendo, desde ahora que han pasado tantos años ya puedo entender el enfado de la gente porque me querían mucho y de alguna manera falté a la palabra, yo era joven y ya se sabe, los jóvenes comenten errores.

Ese fue el error, decir que no se iba a ir.
Sí. Yo lo tengo claro. Pero en aquellos años era joven y no entendía ese enfado, ahora lo entiendo perfectamente. Si eso me pasa a mí ahora siendo aficionado de un equipo y el mejor jugador dice que no se va y luego se va, pues el enfado es una cosa normal. Pero yo era muy joven, tenía mucha ilusión y muchas ganas de triunfar y de ganar títulos y cometí este error. Sinceramente pienso que si no hubiera dicho que iba a quedarme creo que la gente al final lo aceptaría pero como no fue así, asumo esa responsabilidad sin ningún tipo de problemas. Si hay alguien que sigue enfadado, ¿qué puedo hacer? No puedo hacer nada. Estaré el 24 en Mestalla para disfrutar del Centenario del Valencia CF. El tiempo lo cura todo, pero no todo del todo, siempre hay algo, siempre queda algo. Yo recuerdo muchas cosas en el Valencia, he disfrutado mucho, ha sido un club en el que me he formado como persona y como futbolista y siempre estaré agradecido a lo que me pasó en València, al cariño de la gente y todo lo que viví, pero llega un momento que tienes que tomar una decisión y te equivocas con unas declaraciones pero tienes que seguir con tu plan para marcharte a donde puedes ganar algún titulo y por suerte lo logre, pero lo de València siempre se me quedará como una experiencia maravillosa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook