27 de febrero de 2019
27.02.2019
COPA DEL REY

Gayà va a la guerra

El lateral izquierdo jugará con esta máscara de fibra de carbono

27.02.2019 | 23:59
Gayà va a la guerra

José Luis Gayà jugará por sus narices. El lateral izquierdo del Valencia se enfrentará esta noche al Betis con una máscara de fibra de carbono homologada por la UEFA y diseñada a su medida por el otorrino. El de Pedreguer la probó durante el entrenamiento vespertino de ayer en la ciudad deportiva de Paterna. Las sensaciones fueron buenas y la intención del cuerpo técnico es que la luzca en el partido para protegerse de cualquier tipo de contacto que pueda agravar la fractura en el tabique nasal que se produjo el domingo en Leganés. Gayà asusta a los de Quique Setién. Por su nuevo aspecto guerrero, pero sobre todo porque es el gran baluarte de Marcelino García Toral en la defensa y más ahora que no está Garay. Dejar la portería a cero hoy tiene más valor que nunca. Significa un billete para la final de la Copa del Rey.

Gayà tuvo claro desde el primer día que la lesión tenía que ser «muy grave» para privarle de la semifinal. Quería jugar a toda costa y jugará. «Me han hecho una máscara para intentar que esté más protegida la zona de la nariz, ya estoy un poco mejor y al cien por cien para ayudar al equipo en lo que haga falta. Tiene que ser algo muy grave para no poder estar en estos momentos, todos queremos ayudar al máximo al equipo, puedo jugar con máscara si hiciera falta, y desde el primer momento que supe que me rompí la nariz tenía en mi pensamiento jugar y no va a cambiar. Estoy disponible y con muchas ganas».

El Betis tendrá que pasar por encima del cadáver de Gayà si quiere meterse en la final. El '14' lo va a poner difícil. «El Betis va a tener la posesión en muchos momentos, nosotros tenemos que estar bien metidos, aprovechar las ocasiones que tengamos y con el empuje y el aliento de la afición va a ser todo más fácil. No tengo ninguna duda de que nos vamos a dejar todo lo que tengamos para poder estar en la final y darle una alegría a la afición, porque después de un año un poco raro, estar en una final sería un subidón y esperemos poder estar en ella», afirmaba ilusionado.

Gayà se ha quedado a las puertas de una final dos veces con Nuno espirito Santo y Gary Neville y no está dispuesto a una tercera. «El equipo está muy bien, con muchas ganas de que llegue el partido, tenemos muchísima ilusión de poder llegar a una final, hace mucho tiempo que el Valencia no llega, lo tenemos cerca y aunque tenemos un resultado a favor, no es definitivo. El Betis es un gran equipo, juega muy bien a fútbol, pero el equipo tiene sensaciones muy buenas, defensivamente nos generan muy poco y ofensivamente ahora estamos mejor», decía el jugador esperanzado. El de Pedreguer sabe que se encuentran ante una oportunidad única para hacer historia y no quiere desaprovecharla. «La afición del Valencia CF, cuando ve que el equipo se lo deja todo en el campo, te lo agradece y así fue. El día del Getafe remontamos al final y fue una alegría inmensa, nos gusta jugar con ese tipo de ambientes, ver a la afición volcada con nosotros y este año están a muerte con nosotros. El jueves tenemos una oportunidad única, esperemos que nos ayude y con ellos va a ser más fácil. No pensamos en otra cosa que no sea ganar ese partido y poder estar en una final, ese es el mensaje que le mandaría, que nos ayuden porque lo vamos a dar todo», admitía el jugador.


Química con la grada

José confía en sus compañeros y en la química que se creará entre el equipo y la afición en Mestalla como en la remontada de cuartos de final contra el Getafe. Eso sí, no pierde el resto al Betis. Sabe que es un equipo que va a poner las cosas muy difíciles desde el principio. «El Betis es un equipo que tiene muy buen pie, juega muy bien al fútbol, hace una presión tras pérdida muy buena, pero nosotros somos el Valencia, jugamos en casa ante nuestra afición y con nuestras armas vamos a intentar no pasar, sino poder ganarles, brindarles una victoria y poder celebrarlo al final todos juntos», decía. Gayà va a la guerra. Es su final.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook