07 de marzo de 2019
07.03.2019
VALENCIA CF-KRASNODAR

Objetivo: dejar la portería a cero

El Valencia CF quiere hacer valer su poder y efectividad en las eliminatorias a doble partido

07.03.2019 | 13:01
Objetivo: dejar la portería a cero

El Valencia CF tiene un problema en la Liga que se puede resumir en que le cuesta cerrar los partidos. Decía Rodrigo el pasado domingo después de ganar al Athletic que algunos por no marcar goles y otros por no saber conservar la ventaja, pero un problema en definitiva. Siendo el mismo equipo para la Liga y para las competiciones a doble partido como la Copa del Rey o la Europa League, en la que está en octavos tras caer de la Champions y eliminar al Celtic de Glasgow en la anterior ronda, lo cierto es que el Valencia no tiene un problema en las competiciones por eliminatoria.

¿Por qué? Pues posiblemente porque lo que en Liga pueda ser un problema en eliminatorias a doble partido lo sea menos, y porque los puntos fuertes del equipo en la Liga, se multiplican por dos en eliminatorias. Los problemas a la hora de mantener un resultado son menos porque hay un partido de vuelta para convertir un empate en victoria, y los problemas con el gol son menos porque no encajar goles, o encajar pocos goles, tiene mucha más importancia que en un partido de Liga. Por lo tanto, la fortaleza defensiva del Valencia CF, que es el segundo menos goleado en la competición doméstica por detrás del Atlético de Madrid, es un arma peligrosa a doble partido.

Por ello en los discursos de Gayà y Marcelino, los protagonistas que comparecieron ayer miércoles en rueda de prensa, se hace hincapié en la necesidad de no encajar gol esta noche en Mestalla, y más teniendo en cuenta el valor doble en caso de empate de los goles marcados fuera de casa. De hecho, a Marcelino se le preguntó en sala de prensa por los motivos que él cree que hacen que su equipo sea fiable a doble partido y esto dijo: «Es un equipo que desde que estoy aquí es muy fiable, es un buen equipo, tuvimos momentos difíciles pero porque no metíamos goles, no porque éramos mal equipo. Se dijeron muchas cosas, pero la única realidad era que teníamos problemas cara a gol. Escuché a un Bota de Oro decir que el gran problema de su equipo era falta de gol. Nos pasa a todos, ahora encajamos poco y arriba tenemos dinamismo, juego y ocasiones y es difícil ganarnos, perdemos muy poco, es la realidad. Llevamos 42 partidos y hemos perdido 8. Uno contra el Sporting por relajación, dos contra la Juve y uno contra el Madrid. A este equipo es muy difícil ganarle».

El Valencia CF está vivo en tres competiciones , y eso en la Liga española solo puede decirlo el FC Barcelona de Messi, y para Gayà la clave es la prueba de que el equipo está «en el mejor momento, llevamos once partidos sin perder con una seguridad defensiva buena y eso no es casualidad, es fruto del trabajo. Todo ha cambiado gracias al trabajo y este equipo nunca ha dejado de creer». Pero por mucho que sea el mejor momento desde que empezó la temporada en agosto, Marcelino no se fía y hasta recuerda la eliminación del Real Madrid en su estadio a manos del Ajax a pesar de que los blancos ganaron 1-2 en Holanda: «Es bueno no encajar, pero nunca sabes. Porque luego te pegan un machetazo, vinimos con un buen resultado contra el Celtic pero en los primeros minutos sufrimos, el Ajax vino con un mal resultado y todos vimos lo que sucedió. No nos podemos relajar, si ganáramos con holgura sí, pero no creo que se dé eso porque es un equipo poderoso y fuerte. Hay que defender bien y seguir creando y generando más si cabe».

Sobre el Krasnodar, rival de esta noche en Mestalla en la Europa League, Gayà no quiere confianza alguna, porque «va segundo en su liga, eliminó al Bayer Leverkusen y es un rival difícil que no va a ser nada fácil, hay que dejar la portería a cero, sería un gran paso». El futbolista de Pedreguer ha dejado de ser un canterano para convertirse en uno de los cuatro capitanes y sobre todo, en uno de los que lleva la bandera del equipo sobre el terreno de juego.

Marca ralla en el lateral izquierdo pero sobre todo, se enfrenta a los rivales sin miedo, como hizo en Old Trafford ante el Mancherter United en Liga de Campeones o más rencientemente en la Copa del Rey ante el Betis, donde en un partido cargado de tensión, no tuvo reparos en plantarse ante Quique Setién para recriminarle la actitud que su segundo, Heder Sarabia, tuvo durante todo el encuentro desde la banda:»Llevo bastantes años aquí, soy capitán, estoy entre los cuatro capitanes, y soy yo mismo siempre intentando tener mucha naturalidad y mucho trabajo».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook