12 de abril de 2019
12.04.2019
MERCADO DE FICHAJES

Todas las claves de la reunión con Peter Lim

El Valencia CF ya tiene muy avanzada la planificación para este verano y trabaja en la venta de las parcelas de Mestalla

12.04.2019 | 21:50
Todas las claves de la reunión con Peter Lim

La visita de Peter Lim a València ha sido más que productiva. El propietario del conjunto de Mestalla estuvo reunido durante más de cuatro horas con los principales ejecutivos del club en un hotel de la ciudad para dar el visto bueno a los dos asuntos más importantes que tiene afrontar el Valencia CF en estos momentos. La venta de las parcelas del estadio de Mestalla, que permitirá reanudar las obras del nuevo estadio, paradas desde 2009, y la planificación deportiva del primer equipo de cara a la próxima temporada.

De hecho, la visita de Lim, además de pra ver los partidos del pasado jueves ante el Villarreal y de mañana ante el Levante UD en Mestalla, tiene que ver, fundamentalmente con la decisión que tiene que tomar el club con las parcelas de Mestalla, ya que es una venta estratégica para el proyecto. Se trata de vender para tener dinero con el que terminar de construir el nuevo estadio. Al respecto, en estos momentos el Valencia está en proceso de validar la mejor oferta que ha recibido por las parcelas, que es de la cooperativa de viviendas ADU Mediterráneo, que ha hecho una oferta que puede llegar a estar sobre los cien millones de euros siempre y cuando la Generalitat Valenciana y el Ayuntamiento acepten cambiar algunas condiciones de la edificabilidad que se aprobó en su momento. En otras palabras, con las actuales condiciones, la oferta podría quedarse en 70 millones de euros. Por otra parte, el Valencia CF también está trabajando en calibrar la calidad de la oferta, es decir, está trabajando en las garantías que requiere una operación de este calibre.

Esto en cuanto a la parcela, en cuanto a la parcela deportiva, el Valencia CF tiene ya muy establecida la planificación y la intención es que cuando llegue el mes de junio, la gran mayoría de los fichajes estén cerrados para después esperar al mercado en forma de ventas. Es decir, el plan es fichar antes de vender porque si se vende a un futbolista por una buena cantidad, el recambio sale más caro por una cuestión lógica, el club al que acudes a fichar sabe que acabas de vender y pide mucho dinero. Prueba de esto es que en el pasado mercado invernal se cerraron hasta cuatro incorporaciones: Jason, centrocampista del Levante UD, Salva Ruiz, lateral izquierdo del Mallorca, Manu Vallejo, delantero del Cádiz, y Jorge Sáenz, defensa central del Tenerife.

El Valencia tiene claros sus objetivos prioritarios a reforzar, y son un delantero y un futbolista de centro del campo, a partir de ahí, hay muchas decisiones que tomar. De entrada, se puede afirmar que con el trabajo muy adelantado por parte Mateu Alemany y Pablo Longoria, el Valencia no tiene miedo a las ofertas que puedan llegar por futbolistas y ello a pesar de que está obligado a vender para no generar deuda esta misma temporada, y a ello se añade que si el equipo no se mete la temporada que viene en Liga de Campeones, los ingresos serán menores y eso le obligará a vender más. Partiendo de esta base, tres son los conceptos sobre los que decidir más allá de los fichajes: ventas, renovaciones y fichajes de futbolistas que ya están en plantilla.

Las ventas

En cuanto a ventas, ya hay decisión firme de ejecutar la opción de compra sobre Makismovic -que es de 7,5 millones de euros- para venderlo al mejor postor. El club es consciente de que en la Premier League o en la Bundesliga, puede sacar entre 20 o 25 millones por el serbio. Esta sería una venta importante porque no debilita deportivamente el actual equipo. En este sentido, hay otros futbolistas que pertenecen al Valencia CF y con los que hay que tomar decisiones, porque o bien pueden ser vendidos, o pueden entrar en operaciones de fichajes. Entre ellos está, por ejemplo Uros Racic, jugador que está cedido en el Tenerife. La intención del club es que siga creciendo y perteneciendo a la disciplina valencianista pero por él pueden llegar ofertas. Para 'hacer caja' sin tener que tocar demasiado la columna vertebral del equipo, hay que tener en cuenta también a Murillo y Rúben Vezo. Los dos centrales no entran en los planes de Marcelino y van a salir en verano. De hecho, la cesión del colombiano al Barça formaba parte de un plan de 'revalorización' del jugador, que está en el mercado. En cuanto al portugués, el Sporting de Lisboa es uno de sus pretendientes.

Los cedidos

Futbolistas cedidos en la plantilla hay dos, y sobre ellos hay que tomar una decisión. Son el defensa argentino Facundo Roncaglia y el centrocampista Denis Cheryshev. Al respecto, desde el club se desliza que son decisiones que se van a tomar más adelante, no ahora en abril, si bien no es difícil prever qué quiere Marcelino. En lo que respecta a Cherysehev, está encantado con él y lo demuestra porque está jugando mucho, y ahí está la información del programa Tribuna Deportiva de la 97.7 Radio Levante, que asegura que el técnico asturiano es partidario de su fichaje. Con Roncaglia la situación no es tan clara, sobre todo porque para cuarto central el club ya fichó el pasado invierno a Jorge Sáenz.

Las renovaciones

En cuanto a las renovaciones, ya ha habido contactos por Carlos Soler, y hay jugadores con los que se ha de tomar una decisión. Se trata del delantero Santi Mina y el portero Neto. En los tres casos no hay excesiva prisa pero es evidente que, dado que terminan contrato en 2021, el Valencia no quiere llegar a enero y que no hayan ampliado su contrato porque en ese caso perderá fuerza en la negociación y eso la encarece. Mención aparte es el caso de Ezequiel Garay, que termina en 2020. El pasado invierno el Valencia CF y su agente, Jorge Mendes, se emplazaron para hablar este verano de una posible ampliación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook