21 de abril de 2019
21.04.2019
PREMIER LEAGUE

El Arsenal no es de fiar

Críticas para Mustafi y para los rotaciones de Unai Emery

21.04.2019 | 23:59
El Arsenal no es de fiar

El Arsenal es un peligro, para bien y para mal. No es de fiar. Reforzado tras una gran eliminatoria ante el Napoli, lanzando en el Emirates por una racha de diez victorias consecutivas –en la Premier– y cuando podía dar un golpe de mando en la lucha por el top-4, el equipo de Unai Emery cometió una torpeza inesperada: pinchó ante un rival, el Crystal Palace, con la temporada resuelta. Las críticas van a cuchillo. Difícil rescate tiene Shkodran Mustafi, que estuvo involucrado en los dos primeros goles en contra. El exvalencianista entró en el once por la sanción de Sokratis y fue un caos. El Palace cogió confianza con el 0-1. El Arsenal se hundió con el 1-2. Mustafi quedó retratado. Benteke, que no celebraba un gol desde hacía casi un año, marcó. Mejor que el alemán no se asome a las redes sociales, mejor que no lea las crónicas. Tampoco le ayudó Leno, suplente de Petr Cech en la Europa League.

Unai Emery también sale mal parado. Tenía las bajas por lesión de Granit Xhaka y Ramsey, pero se volvió loco rotando. Un exceso que refuerza a sus detractores. Lucas Torreira se quedó en el banquillo de forma inexplicable. Así, la sala de máquinas quedó al gobierno de Guendouzi y Elneny... naufragaron. El primero, está verde. Al segundo, le falta fútbol. Unai reservó a Maitland-Niles y no debió prescindir de Monreal en defensa. Fueron siete cambios respecto al equipo que el jueves ganó con solvencia en San Paolo.

La derrota ante el Palace no es una referencia, pero sí es interesante en clave Europa League: el Arsenal mostró su peor versión defensiva, no estuvo fino defendiendo acciones a balón parado, le costó un mundo romper la resistencia del Palace, que se replegó en bloque bajo para defender por acumulación en torno a Guaita. Incohesión contra determinación. Eso es difícil que se repita en Europa League, pero el pinchazo tensa la situación y estresa el entorno de los gunner.


Reacción insuficiente

Unai intentó corregir en el descanso. Entró Maitland-Niles (un cañón por derecha) por Jenkinson e Iwobi por Mavropanos (central). El extremo añadió vértigo por la izquierda. Cambió la estructura, pero no mejoró lo suficiente. Demasiados errores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook