19 de junio de 2019
19.06.2019
EUROPEO SUB-21

El sueño de la Sub-21 de Carlos Soler sigue vivo

El valencianista dio una asistencia de gol y Fornals rescató a España en el minuto 88. La selección llega a la última jornada con opciones

19.06.2019 | 20:55
Carlos Soler celebra el gol de Dani Olmo en el Europeo Sub-21.

El sueño de la selección española sub-21 sigue vivo. La Rojita mantiene vivas sus opciones de clasificación para las semifinales de la Eurocopa de la categoría gracias un gol 'in extremis' de Pablo Fornals a falta de dos minutos. El nuevo jugador del West Ham apareció cuando todo parecía perdido para dar vida a España en el campeonato. Los de De la Fuente suman 3 puntos en el Grupo A, los mismos que Italia y tres menos que Polonia tras el 0-1 de esta tarde. España deberá vencer por dos goles o más a Polonia en el tercer partido del grupo y aguardar a lo que ocurra en el Italia - Bélgica, ya que una victoria de los locales supondría un triple empate que dificultaría los cálculos. El problema es el formato de este Europeo. Únicamente pasan a semifinales los primeros de cada grupo -A, B y C- y el mejor segundo.

De la Fuente realizó cuatro cambios con respecto al debut contra Italia. Uno obligado, el lesionado Fabián dejó su sitio a un inspirado Dani Olmo. Junior Firpo entró por Aarón, Mikel Merino por Zubeldia y la gran sorpresa, Sivera defendió la portería en detrimento de Unai Simón. Por supuesto Soler fue titular en la Sub-21 y van 17 partido consecutivos. Es uno de los líderes de la Rojita. Lo demostró desde muy pronto saliendo al partido con rabia y ganas de tirar del carro de la selección como solo pueden hacer los grandes jugadores. Y Carlos Soler lo es. Desde la derecha comenzó a asumir responsabilidades y llevar la bandera de la reacción. El valencianista recibió un balón el lateral Martín Aguirregabiria, controló, llegó hasta línea de fondo y puso un pase atrás al corazón del área que Dani Olmo remachó al fondo de la red. España tuvo en sus botas la oportunidad de sentenciar el partido con el segundo. Sin embargo, se dejó empatar con un saque de esquina mal defendido en bloque. Bornauw remató y Soler, en su intento por despejar el balón, acabó marcándose el gol en contra. UEFA se lo dio al belga. El equipo flaquea en defensa cuando Meré y Jesús Vallejo tendrían que ser los 'capos' por experiencia y galones. Es uno de los grandes problemas de esta selección. España, lejos de bajar los brazos, se mantuvo fiel a su fútbol y estrelló un balón en el palo por mediación de Ceballos. Mucho menos se escondió Soler. El '7' disparó desde lejos y protagonizó en la izquierda la jugada de calidad de la tarde con un amago, verticalidad, más velocidad y un pase atrás de nuevo al Olmo al más puro estilo Guedes esta vez con parada del portero belga De Wolf.

De la Fuente se vio obligado a mover el banquillo en busca de soluciones. Su apuesta fue dar entrada a Fornals en la mediapunta, desplazar a Dani Olmo a la derecha y sentar a un Carlos que arrastraba una amarilla del debut contra Italia. España subió una marcha y generó situaciones de peligro casi siempre desde el talento de Ceballos. El madridista se multiplicó en la segunda mitad acociándose y haciendo mejor a sus compañeros. El '10' estrelló un balón en el larguero de falta directa y desaprovechó un mano a mano claro. La selección crecía y el asedio era total con disparos de Fornals, Olmo y Firpo. La última bala de De la Fuente fue dar entrada a Rafa Mir y Pedraza en un doble cambio a modo de revulsivo. España insistió y obtuvo recompensa al filo del minuto noventa. Recuperación de Jesús Vallejo, pase de Ceballos y jugada individual de Fornals con eslalón hasta el vértice del área y disparo seco inalcanzable para De Wolf. España respiró. La Sub-21 se salvó. El sueño continúa vivo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook