08 de julio de 2019
08.07.2019
MERCADO DE FICHAJES

Última hora del caso Maxi Gómez

El Valencia CF se hace fuerte con Santi Mina, el Celta le dice al West Ham que no negocia y que pague la cláusula de golpe. Ese martes, la solución definitiva

08.07.2019 | 23:02
Última hora del caso Maxi Gómez

Un dia más. Martes 9 de julio. El Celta de Vigo tiene que tomar hoy una decisión. Vende a Maxi al Valencia CF o definitivamente negocia con el West Ham el traspaso por los 50 millones de euros de la cláusula de rescisión o como quieran. No va más. El Valencia CF está dispuesto a forzar hoy a los dos clubes, Celta y West Ham porque no quiere esperar más y porque considera que tal vez ahora sea el momento adecuado para romper la negociación y hacer valer el acuerdo al que llegó con el Celta el jueves de la semana pasada: Maxi Gómez fichado por 14,5 millones de euros fijos más 1,5 en variables, el traspaso de Santi Mina y la cesión del defensa central Jorge Sáenz. Los dirigentes valencianistas se han mantenido firmes en su postura sin haber cambiado el acuerdo al que llegaron la semana pasada y han esperado hasta este el final para jugar sus bazas.

Una vez alcanzado el acuerdo con el Celta, el problema el Valencia CF se topó con que el agente de Maxi, Jonathan Barnett de la empresa Stellar Group, se descolgaba con una comisión de cinco millones de euros para cerrar la operación. Esto fue claramente interpretado por los dirigentes valencianistas como un intento de torpedear torpedear una negociación que llevaba semanas en marcha, y todo justo unas horas después de que apareciera en escena el West Ham de la Premier League con dinero fresco tras vender al delantero Arnautovic a la liga china. Durante el fin de semana el Valencia albergaba esperanzas de poder reconducir la situación pero era perfectamente conocedor de la dificultad que entrañaba y ha forzad hasta este lunes para ver si definitivamente se lleva el gato al agua. En este sentido, Mateu Alemany ha jugado sus bazas con un arma a su favor, el delantero Santi Mina.

El estado de la operación y la negociación a tres bandas entre el Celta y el Valencia CF y el Celta y el West Ham se puede resumir en dos variables. El Celta de Vigo le pide al West Ham que pague la cláusula de golpe, los cincuenta millones de euros, y el West Ham quiere pagarla pero a plazos. Y el Valencia CF tiene a Santi Mina. ¿Qué poder le da Mina a Mateu Alemany en la negociación? Pues que es el delantero elegido por su presidente Carlos Mouriño por circustancias más que deportivas y económicas, sobre todo por circunstancias sentimentales. El Celta de Vigo, después de unos años con fichajes que se pueden calificar de exóticos, la temporada pasada lo pasó realmente mal para evitar el descenso a segunda división y si lo hizo fue gracias a los futbolistas de la casa como Hugo Mallo y fundamentalmente Iago Aspas, por ello, el nuevo proyecto vigués tiene como piedra recuperar las raíces, de ahí que fichar a ex futbolistas como Denis Suárez o Santi Mina sea vital para ellos. El Valencia está aprovechando esta baza y quiere hacer valer el acuerdo que tenía con el Celta por el cual Mina regresaba a Balaídos. ¿Por qué? Muy fácil, si Maxi se va al West Ham, Mina no va al Celta y por lo tanto el equipo vigués tendría que llamar a la puerta del Valencia CF para ficharlo, y ahí Alemany no se lo pondría nada fácil. El equipo de Pontevedra ha de medir si a la larga le conviene más vender a Maxi por 50 millones de los que se queda con 40 porque 10 van a Defensor Sporting, y con esos 40 ir a por Santi Mina, y hacerse fuerte y no negociar con el West Ham para retomar la operación con el Valencia, con la que vendía a Maxi y se aseguraba Santi Mina y un defensa central, Jorge Sáenz.

Hoy puede ser el día final, porque el Valencia CF cree que forzando la máquina puede hacer que el West Ham se eche para atrás. Mateu, con la ayuda del Celta, quiere obligar al equipo inglés a que ponga los 50 millones de euros sobre la mesa. Es una pelea de estrategia, de poder a poder.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook