17 de agosto de 2019
17.08.2019
CRÓNICA
Valencia CF 11Real Sociedad

El Valencia CF regala los primeros puntos en Mestalla

Rodrigo y Gameiro, este desde los once metros, perdonaron el 2-0 y la Real empató en el 99' de penalti

17.08.2019 | 21:29
El Valencia CF regala los primeros puntos en Mestalla

El Valencia CF se deja dos puntos en Mestalla en el estreno de la temporada de Liga 2019/20. Los blanquinegros se adelantaron a los 58 minutos de partido después de una jugada envuelta en la incertidumbre que genera el VAR y en la que Kevin Gameiro envió a la red en línea con la defensa una asistencia de Daniel Wass. Sin embargo, más adelante el delantero francés volvió a ser protagonista, aunque en esta ocasión desde el plano negativo. El '9' mandó la pelota a la grada desde los once metros desperdiciando un penalti por falta sobre Cheryshev. La acción mantuvo con vida a la Real Sociedad hasta el tramo final de un partido que se prolongó hasta los 99 minutos de juego. Oyarzabal, por su parte, no desaprovecharía el penalti cometido por Francis Coquelin y cerró la primera jornada con un empate a uno que ya nadie imaginaba.

El conjunto de Marcelino expuso las mismas virtudes y pecó de los mismos defectos de la pasada temporada. Solidez defensiva, un portero fiable, pero un juego por momentos obtuso y una definición en ataque que no va en consonancia con las aspiraciones Champions de la entidad. Los valencianistas acusaron la baja de Dani Parejo y Gayà, ambos sancionados, pero en especial del centrocampista. La Real se hizo dueña y señora del balón, lo que propició que el equipo local casi nunca llevase el timón del juego.

La Real Sociedad empezó mejor en cada mitad del partido, dejando en evidencia que las convulsiones de una semana en la que Rodrigo Moreno estuvo traspasado al Atlético de Madrid tampoco han ayudado en nada al Valencia. Jaume Costa debutó por el costado izquierdo de la defensa, donde Januzaj le obligó constantemente en la primera parte. La primera aproximación valencianista se produjo a los siete minutos, cuando Guedes rompió las manos de Moyà con un trallazo que salió demasiado centrado y el portero exblanquinegro pudo desviarlo a córner.

Durante esos primeros 45 minutos el bloque de Marcelino se mostró demasiado rígido y plano. Nunca faltaron las intenciones de presionar arriba a una Real con bajas sensibles en el centro de la zaga -Llorente y Elustondo-, pero las conexiones futbolísticas brillaron por su ausencia. Rodrigo, ovacionado por Mestalla en el que pudo ser su último partido con la camiseta local, no se encontró con la mejor de sus versiones. El '19' dispuso de uno de los pocos disparos que obligaron a lucirse a Moyà en un primer acto con más ocasiones y merecimientos para los visitantes, que al filo del descanso no se adelantaron con un remate de William José de puro milagro.

A la vuelta de vestuarios, el guión del comienzo se repitió. El equipo de Marcelino parecía perdido hasta que un arrebato de uno de los mejores jugadores en este estreno de Liga, Daniel Wass, le valió para quedarse en posición franca en la derecha y colocar un centro medido a la zona del gol a Kevin Gameiro. Excelente en el desmarque entre los centrales y jugando con el fuera de juego, el '9' sólo tuvo que empujar la pelota para el 1-0. Era el minuto 58, pero Gil Manzano no reanudó el choque hasta cinco minutos después debido al análisis de la jugada por el vídeo arbitraje.

A partir de aquí, el Valencia CF disfrutó de ocasiones para finiquitar el partido y sumar los primeros tres puntos de la Liga. Rodrigo chutó con la pierna mala contra el poste en un contragolpe conducido por Guedes y con Moyà fuera de su portería. No obstante, la mejor oportunidad la generó Cheryshev. El ruso se inventó él solo un penalti que parecía la garantía final del triunfo. Era casi el minuto 95. Gameiro, increíblemente, disparó por encima del travesaño. Tres minutos después una pérdida terminó en una falta en la frontal muy peligrosa. William José remató con mucha intención y Coquelin detuvo la pelota con las manos. Pena máxima clara y expulsión por doble amarilla. Mientras el reloj se acercaba al 99', Oyarzabal con clase y templanza engañó a Cillessen.

El empate, el maldito sino del Valencia en la primera parte de la pasada temporada se repite ahora también para empezar la Liga. Esta jornada 1 en Mestalla deja una clara conclusión, el equipo tendrá que afinar su puntería o reforzar su ataque en busca del preciado objetivo de la clasificación para la Champions League. Otra, sin Parejo, este Valencia CF es un equipo menor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook