24 de agosto de 2019
24.08.2019
CRÓNICA
Celta de Vigo 10Valencia CF

Crisis de Gobierno, depresión en el campo

Pese a la necesidad, el Valencia CF entró sin temperatura en el partido y no logró reponerse al gol vigués

24.08.2019 | 23:23
Crisis de Gobierno, depresión en el campo
Crisis de Gobierno, depresión en el campo

El paso por Balaídos carga a los agoreros de razón. El equipo intenta aislarse, pero es evidente que la falta de normalidad le está perjudicando. Poco fútbol en el debate y demasiados problemas gubernamentales. Ese es uno de los cortocircuitos. El Valencia CF campeón está perdiendo fuerza y alguién debe dar un paso al frente por pura responsabilidad. Marcelino tiene sus razones, pero en el conflicto abierto con Peter Lim hace tiempo que también dejó los intereses del club en segundo plano. La sucesión de colisiones demandaba un triunfo para ganar una semana –un poco– más serena y no fue posible. Ahora será realmente complicado mantener el orden. Sorteo Champions, partido ante el Mallorca y cierre de mercado.

Pese a la necesidad, el Valencia CF entró sin temperatura en el partido. Su adversario no fue un rodillo, pero esa tenuidad le costó estar 20 minutos a merced de Iago Aspas, que no es cualquier futbolista. Una conducción del moañés en la frontal terminó en botas de Denis Suárez, el querido mediapunta de Marcelino encaró a Piccini en la parte izquierda del área, templó y atendió a la llegada del 'Toro' Fernández, que dejó uno de los goles de la temporada con un taconazo en el área pequeña ante el que no pudo reaccionar –mano abajo– Cillessen. El uruguayo hizo de Maxi en ausencia de Santi Mina, recién recuperado. Asistió Denis, pero Aspas hizo la jugada. Iago es clave en este Celta. Lo mejora todo y todos mejoran a su alrededor. No se pueden comparar por dimensión, pero –por rol– Rodrigo desempeña un rol similar como articulador del ataque. El delantero valencianista se quedó fuera del once, se entiende, por la sombra del Atlético de Madrid en el mercado, pese a ser igual de imprescindible que hace una semana y pese a estar en la misma situación, cuando sí fue titular ante la Real Sociedad. La decisión tiene carga de profundidad. El ataque del equipo es otro sin Rodrigo. El Celta se echó atrás, cedió mucho campo, permitió al Valencia CF conectar con fluidez y el partido se abrió. Wass, Parejo y Gameiro se empeñaron en cambiar de marcha. En torno a ellos fueron sumándose futbolistas a la causa y el empate estuvo cerca de llegar. Antes de la media hora, Rubén Blanco dejó una parada brutal, manopla cerca del larguero a puro reflejo ante el disparo de Wass. Guedes chisporroteó. El partido ya estaba para el Valencia, pero no hubo conexión con Maxi. El uruguayo se marchó a la hora de partido, sin rematar a puerta y con la sensación de estar deseambientado todavía. El punta tiene unas condiciones particulares que hay que saber explotar. La apuesta de Marcelino como socio de Gameiro no cuajó. Estuvo cerca del gol... eso es lo mejor que se puede decir por ahora.

El equipo abandonó la claridad de la recta final de la primera parte en el segundo acto. Todo se enmarañó y se jugó a fogonazos, siempre con la amenaza de Iago Aspas viva. Bien acompañado por Denis, súper motivado. Entre el minuto 60 y el 70, Marcelino buscó la reacción. Gabriel se marchó lesionado y entró Diakhaby. Rodrigo entró en acción y Ferran entró por Piccini para componer la banda con Wass, que le ha ganado la mano a todos en la derecha. El danés fue el recambio de Soler y terminó como lateral. Hubo sensación de mejora y mejora real. El extremo aportó intención y verticalidad.

El Celta se fue preparando para resistir consciente del fútbol creciente de los valencianistas. Entró Santi Mina por el 'Toro' Fernández y Pape –por Brais- para inyectar energía en la medular. La recta final fue un intercambio de golpes. Cillessen hizo un paradón ante Denis. Parejo no conectó un remate sencillo para un futbolista de su calidad –tras un buen centro de Wass– a unos pocos metros de Blanco. Otro síntoma de que algo no funciona. Así llegó el descuento. Denis, enrabietado, le sacó un penalti a Garay... que después no acertó a transformar ante Cillessen. El holandés amortiguó el marcador, pero no evitó la derrota. Hace ocho meses, el Valencia CF resucitó en Balaídos y mostró sus raza competitiva hasta terminar cuarto y culminar una reacción que explotó en la final de Copa. Ahora hay demasiados debates alrededor y algún problema grave por resolver en la zona de gobierno.

Ficha técnica:

1- RC Celta de Vigo: Rubén; Kevin, Araujo, Aidoo, Olaza; Brais Méndez (Pape, min.75), Beltrán, Lobotka, Denis Suárez; Aspas y Gabriel Fernández (Santi Mina, min.73).

0 - Valencia CF: Cillessen; Piccini, Garay (Diakhaby, min.60), Bautista, Gayá; Wass, Parejo, Kondogbia, Guedes; Gameiro y Maxi Gómez (Rodrigo, min.60).

Gol: 1-0 Gabriel Fernández min. 15

Árbitro: Hernández Hernández (colegio canario). Amonestó a Olaza por parte del Celta de Vigo, y a Gayá por parte del Valencia.

Incidencias: Partido correspondiente a la segunda jornada de la Liga Santander disputado en el estadio municipal de Balaidos ante 20.034 espectadores. Se guardó un minuto de silencio en memoria del exjugador del RC Celta Pedro González Carnero 'Pedrito' y por el abonado número 3 del club, Pedro Vaquero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook