31 de agosto de 2019
31.08.2019
Superdeporte
MERCADO DE FICHAJES

Se contempla no fichar a nadie para suplir a Piccini en el lateral derecho

El elevado coste de Hysaj hace su fichaje muy complicado y el Valencia no quiere hipotecarse

31.08.2019 | 20:21

La grave lesión de Cristiano Piccini ha sido un gran traspiés para el club en los últimos días de mercado. En el Valencia CF ya tenían esa parcela más que cubierta entre el italiano y Daniel Wass, pero ahora hay una vacante. El club de Mestalla peina el mercado para encontrar un nuevo inquilino, pero no descarta la opción que de no acabe llegando nadie a la plantilla si no se encuentra un jugador de garantías y que no obligue a los de Mestalla a hipotecarse. El nombre favorito es el del albanés del Napoli Elseid Hysaj, pero las altas exigencias de los italianos hacen que sea una operación muy complicada. Marcelino confesó este sábado que no sabe si llegará alguien más al plantel, pero también dejó claro que necesita un fichaje para arreglar dicho contratiempo. «Estamos valorando la opción de traer otro lateral derecho para no quedamos cortos en esa posición», fueron las declaraciones del entrenador en la comparecencia de ayer en la Ciudad Deportiva de Paterna.

Sin Piccini disponible, la plantilla se ha quedado con tan solo un lateral derecho. Wass llegó al club como todocampista y a pesar de que sigue siendo una opción para ocupar diferentes demarcaciones en el terreno de juego, lo cierto es que se ha hecho un nombre en el carril diestro de Mestalla. Más allá del danés, el panorama es diferente, ya que si no está disponible el entrenador se verá obligado a inventar una solución como convertir a Gabriel Paulista, algo que ya se ha dado en alguna ocasión en las últimas dos temporadas. El otro jugador del equipo que ha jugado alguna vez ahí es Jason Remeseiro, pero Marcelino le ha descartado y le dio un toque en rueda de prensa.

Ánimos a Piccini

Más allá del mercado, el técnico también habló que palo que ha supuesto para el equipo la grave lesión de un compañero muy querido dentro del vestuario. «Ver a un jugador que en un golpe fortuito se produce una lesión tan importante, con tantos meses y con el esfuerzo que requiere la recuperación. Es un golpe duro para él y para todos. Desearle una pronta recuperación, la operación ha ido bien, le queda un proceso duro y en este proceso le ayudaremos para que se sienta arropado, querido y queremos mostrarle todo el apoyo».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook