01 de septiembre de 2019
01.09.2019
VALENCIA CF-MALLORCA

Rodrigo y Mestalla se ven las caras

El punta es uno más en la plantilla una vez que el club rechazó la última proposición atlética

01.09.2019 | 11:00
Rodrigo y Mestalla se ven las caras

"Mantengo que la respuesta de Rodrigo ha sido ejemplar profesional y personalmente. Solo ha hecho que ayudar al grupo. Supongo que la incertidumbre no es la situación más cómoda y tengo que decir que su forma de actuar es ejemplar. Mañana –por hoy– decidiremos si estará en el once"». Otra vez Marcelino en rueda de prensa sale al rescate de Rodrigo Moreno. Y esta vez va a ser la definitiva. El delantero se queda en el Valencia CF y si desde el club se dice que hay que esperar hasta el último instante, hasta mañana lunes dos de septiembre que se cierra el plazo de fichajes, es por inercia porque ya no hay tiempo material para que el Milan venda a André Silva, fiche a Correa y el Atlético de Madrid a Rodrigo. Y el equipo madrileño no tiene dinero para fichar a Rodrigo si no es vendiendo a Ángel Correa.

De hecho, lo intentó el pasado el equipo colchonero el pasado jueves en Mónaco antes del sorteo de la fase de grupo de Liga de Campeones, pero el Valencia CF le dijo que no. Le dijo que no a que se llevara a Rodrigo cedido y comenzara a pagarlo cuando tuviera dinero. El propietario del club de Mestalla, que es quien toma estas decisiones, remitió a Miguel Ángel Gil, director general del club rojiblanco, al acuerdo que tienen ambos desde hace semanas, es decir, 60 millones de euros, con facilidades de pago pero no tantas.

Conclusión que Rodrigo se queda en el Valencia CF después de haberse despedido de sus compañeros y del cuerpo técnico porque teóricamente estaba la operación cerrada –fue el propio Lim quien dio la orden de que el futbolista no entrenara durante dos días y quien le habilitó a viajar a Madrid para pasar la revisión médica– lo que lleva implícito de manera inequívoca que había aceptado la operación, es decir, que estaba encantado de la vida de jugar en el Atlético de Madrid. Ese fue el gran error del Valencia CF porque obligó al futbolista a mostrar sus cartas sin que estuviera firmada la operación con el consiguiente desgaste que ello supone de cara a los aficionados y porque se puede afirmar que las dos semana que ha vivido Rodrigo no invitan precisamente a que esté plenamente centrado en su trabajo. Y ese es el gran dilema que atormenta a Marcelino porque necesita ganar hoy al Mallorca y para ello Rodrigo es más que necesario, casi vital.

Error estratégico

En el seno del club de Mestalla son plenamente conscientes del error estratégico cometido al permitir que Rodrigo no entrenara sin estar todo firmado, y una vez asumido, la preocupación ahora es el propio futbolista, de ahí las palabras de Marcelino García Toral en rueda de prensa. No hay reproche alguno a su actitud y sí preocupación por la reacción que tenga la grada de Mestalla esta tarde en el partido ante el Mallorca. Que Rodrigo aceptaba marcharse al Atlético de Madrid es una obviedad que nadie puede discutir pero eso es perfectamente compatible con tener una actitud profesional y respetuosa mientras los clubes negociaban. El futbolista no se ha pronunciado al respecto, ni en redes sociales ni en ninguno de los canales oficiales del club y está por ver si lo hará hoy después del encuentro ante el Mallorca porque parece bastante evidente que Marcelino va a contar con él porque lo considera determinante. Qué hará o dirá el valencianismo hoy en Mestalla cuando se nombre a Rodrigo por megafonía, toce un balón o salga o entre al terreno de juego en una sustitución es una incógnita pero será útil tomar buena nota porque el estadio ha de ser considerado como el verdadero foro de la afición.

Nada como escuchar a Mestalla para saber qué piensa la afición del Valencia CF. En este sentido, en el debut liguero del equipo esta temporada, el pasado 17 de agosto ante la Real Sociedad en Mestalla y con culebrón de su traspaso en plena ebullición, Marcelino sustituyó al Rodrigo en el minuto 84 con el resultado 1-0 a favor, y se llevó la ovación del estadio. Solo unos días antes, el miércoles 14 de agosto, la operación a tres bandas que habían apalabrado Peter Lim, Miguel Ángel Gil y Jorge Mendes, se vino abajo por problemas financieros del club rojiblanco que han persistido y terminado por dejar a Rodrigo contra la pared. No sin comerlo ni beberlo, pero contra la pared por una mala gestión de la que él no es responsable. El futbolista tiene el apoyo del club, del propietario, del cuerpo técnico y de la plantilla, hoy, Mestalla dará su opinión.

Por último, cabe destacar que el '19' lleva varias jornadas alegrando a los aficionados que se esperan a las puertas de la Ciudad Deportiva.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook