20 de septiembre de 2019
20.09.2019

El fin de un proyecto

El Valencia CF despide a Pablo Longoria... y Mateu Alemany será el siguiente

20.09.2019 | 22:34
El fin de un proyecto

Pablo Longoria ya es historia en el Valencia CF. El club de Mestalla hizo oficial este viernes el despido del técnico, tal y como había anunciado este diario. Por la mañana el presidente Anil Murtht y Longoria negociaron en acuerdo para romper el contrato que unía a ambas partes hasta 2022 y a primera hora de la tarde el club comunicaba su salida. Una salida que no es más que la muestra palpable del fin de un proyecto, porque tras ella, vendrá la de Mateu Alemany en las próximas semanas. El acuerdo con el director general no será tan fácil ya que se trata de un contrato de alta gestión, sin ir más lejos tiene una cláusula de rescisión de tres millones de euros, lo que significa que si Mateu se quiere ir tiene que pagar, pero la voluntad de las partes es que sea una salida elegante, sin fricciones. En breve comenzarán las negociaciones y se espera que en dos semanas Alemany se desvincule del Valencia CF.

Con Longoria queda atrás una apuesta decidida por la captación de jóvenes talentos a nivel internacional, y sobre todo, un perfecto conocedor del mercado internacional. Su rol en el club no ha sido el de un director deportivo, ese papel lo jugaba Mateu Alemany, ha sido más bien un secretario técnico, una persona que se ha dedicado a ver futbolistas y proponer sus fichajes en función del perfil que el club, Marcelino y Mateu Alemany, proponían. Ahora, el Valencia CF tendrá que definir bien la nueva estrategia para la Academia, ya que Longoria tenía un visión muy internacional, y a tal efecto fichó a dos técnicos conocedores del mercado europeo y mundial en categorías inferiores como son Sergio Santomé y Sebastián Arenz, que llegó procedente del Red Bull Lepzig, un equipo de la Bundesliga perteneciente a la franquicia Red Bull, que destaca por una captación internacional de jóvenes talentos. En este sentido, Sabastian Arez es especialista en los mercados de Europa y Sudamérica.

En lo que a jóvenes valores se refiere y siempre con la cautela que requiere porque no es fácil llegar a consolidarse en el primer equipo del Valencia CF, su legado tal vez vayan a ser los tres futbolistas que ahora están en el filial Yunus Musah, Koba Koindredi y Noha Ndombassi. En cuanto a Yunus Musah, se trata de un futbolista que Longoria fichó a coste cero del Arsenal –era el capitán del equipo juvenil- porque acababa contrato. Tiene 16 años, es internacional con las categorías inferiores de Inglaterra pero pasó la infancia en Italia donde Longoria ya lo quiso fichar para la Juventus. En el Mestalla está jugando en el doble pivote aunque en Arsenal lo hacía de centrocampista ofensivo o incluso en banda. Koba Koindredi es un pivote defensivo que llega procedente de la cantera del Lens de 17 años, nacido en Nueva Caledonia. Destaca por su poderío físico que le permite llegar al área rival, y es internacional en las categorías inferiores de Francia. De los tres es el alumno aventajado, no en vano ya ha entrenado muchas veces con el primer equipo –ha hecho la pretemporada a las órdenes de Marcelino- y es el futbolista más importante del equipo de la Youth League, la Champions juvenil, hasta el punto que fue el mejor del partido del pasado martes ante el Chelsea. Por último, Noha Ndombassi llega al Valencia CF procedente de la cantera del Girondins de Burdeos. Es un delantero de 18 años con mucha movilidad y es internacional con Francia Sub'18.

En sus dos temporadas en el primer equipo hay fichajes que llevan claramente su sello, fundamentalmente el del defensa central Mouktar Diakhaby. Fue una apuesta arriesgada por un futbolista desconocido para el gran público que venía de hacer una mala temporada en el Olimpyque de Lyon. De hecho, esa era la gran apuesta, porque tal y como está el mercado hoy en día, el Valencia CF no puede luchar por el central joven de la Liga francesa. Longoria pagó quince millones por él y ahora ya es una apuesta válida porque el futbolista está muy revalorizado hasta el punto, que el club de Mestalla rechazó 40 millones de euros por él el pasado verano, porque dado su físico, es previsible que en unos años se pague más por él en la Premier League. También es una apuesta de Longoria el fichaje del centrocampista Serbio Uros Racic, que ahora está cedido en el Famalicao de la Liga portuguesa, así como el delantero Manu Vallejo del Cádiz, el lateral izquierdo Salva Ruiz, traspasado al Deportivo de la Coruña y el defensa central Jorge Sáenz, ahora cedido en el Celta de Vigo tras entrar en la operación de Maxi Gómez y Santi Mina.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook