01 de octubre de 2019
01.10.2019
ENTREVISTA

"No hay miedo. Vamos a Mestalla a tener el balón, atacar y a disfrutar"

SUPER entrevista a Onana. El meta del Ajax respeta al Valencia CF, "un grandísimo club", pero avisa de que Ziyech, Neres y Tadic "son un seguro"

01.10.2019 | 13:44
"No hay miedo. Vamos a Mestalla a tener el balón, atacar y a disfrutar"

A los 23 años, André Onana, camerunés formado en el Barça, vive un momento de esplendor. Internacional con su país, los grandes clubes toman nota de un portero con reflejos felinos. Pisará Mestalla por primera vez. Este miércoles el duelo de Champions con Jasper Cillessen está servido.

Esta es la entrevista completa de SUPER al guardameta del Ajax:

Se avecina 'partidazo' en Mestalla este miércoles. Valencia-Ajax en la segunda jornada de Champions.
Así será, un 'partidazo'. Los futbolistas trabajamos con este tipo de partidos en la cabeza, siempre perseguimos vivir estos momentos. Estoy muy contento por jugar a este nivel. Nos enfrentaremos dos grandes equipos. El Valencia es un grandísimo club lleno de historia. Esperamos un rival fuerte, poderoso, pero nosotros viajamos también muy preparados para citas así en la Champions League.

Los dos ganaron en la primera jornada. Por ahora es el Chelsea el que más preocupado debería estar. Me han dicho que André Onana realizó varias paradas de mérito ante el Lille, algo parecido a lo hecho por Jasper Cillessen en Londres.
Sí, aunque más importante todavía es la victoria en una liga tan corta como la Champions. Lo logramos ante el Lille, un muy buen equipo. Pese al marcador, no fue sencillo jugar contra ellos. Lo pusieron difícil, pero al final tuvimos el resultado que esperábamos nosotros y la afición del Ajax. Mañana espero que también nos volvamos de Mestalla con los tres puntos.

¿Cree que en el mundo que envuelve al fútbol se le da menos importancia de la merecida al portero?
No tanta, no tanta... Es cierto. Podemos entenderlo como algo normal porque el objetivo final del fútbol es meter goles... y nosotros no metemos ni uno, nos toca encajarlos (sonríe). Por lo tanto, el portero pocas veces es protagonista con la fuerza de los delanteros. Hay que asumirlo, no se puede cambiar fácilmente. Evidentemente, las paradas, a veces, son tan decisiva como los goles. Pero no se celebran como los goles. Es una posición clave; en mi opinión, la que más ha cambiado en los últimos 20 años. Ahora un guardameta tiene que hacer muchísimas cosas más que los de antes no hacían. Yo estoy feliz de ser portero y agradecido de defender la portería del Ajax.

¿Coincidió allí con Cillessen?
Sí, Jasper estaba aquí cuando llegué del Barcelona. Estaba tras él, pero juntos en el equipo. Me pone contento reencontrarnos en un partido de Champions.

¿Qué tal se llevaban? La relación de porteros no siempre es sencilla.
Nos llevábamos bien. Le hablé del Barça y entró con buen pie en el vestuario. En el Ajax teníamos buena relación. Va a ser muy divertido jugar contra él. Vamos a ver lo que pasa, quién gana... (sonríe).

¿Cómo lo definiría?
He estado con él y sé perfectamente que es un grandísimo portero: Ha jugado en el Ajax, la selección holandesa y el Barça... Describirlo, como si no se supiera quién es, sería faltarle un poco respeto. Lo que ha hecho, su historial, lo dice todo. Jasper no es cualquiera, no todos llegan al Ajax o fichan por el Barça y el Valencia. Ser titular en un grande de la Liga tiene mucho mérito. Estos clubes se fijan en los mejores, si él está allí por algo será.

Recuérdenos su historia. ¿Cómo llega un chico de Nkol Ngok (Camerún) a la cantera del Barcelona –La Masia– con 13 o 14 años?
Jugaba en mi país, en la Fundación-Academia de Samuel Eto'o. Viajamos a Barcelona a jugar algunos torneos y me detectó el club. Estuve seis temporadas en el Barça hasta que me fichó el Ajax en 2015.

¿Añora España?
A veces sí, pero me he adaptado aquí. Estoy muy muy bien... Barcelona y La Masia son mi segunda casa. Al Barcelona le estoy muy agradecido porque me trataron siempre fenomenal y me hicieron crecer como futbolista y, sobre todo, como persona. He tenido la suerte en la vida de que el fútbol me ha ido bien, a otros no les ha ido igual. Hoy en día, me doy cuenta de lo afortunados que somos cuando estamos formándonos en grandes clubes. Vivíamos en un lujo total, con todo el confort... Muchas personas no se dan cuenta de lo que tienen hasta que lo pierden.

¿Ya seguía la Liga española cuando era un niño en Camerún?
Sí. De hecho, Samuel (Eto'o) jugaba en el Barça. Casi todo Camerún seguía los partidos del Barcelona por él. Luego yo tuve la suerte de aprender fútbol y valores en el Barça y estoy feliz por ello.

¿Eto'o era su ídolo?
No exactamente ídolo, porque yo era portero (ríe)... Sí era una figura importante para mí y los niños de mi país. Por todo lo que ha conseguido en el fútbol a nivel top.

Curiosamente, Bautista Soler, padre del presidente por entonces, quiso fichar a Samuel para el Valencia CF. Le llamaba la 'Gacela'. ¿Se acuerda del Valencia que competía con aquel Barça de Eto'o?
¡Sí, claro! Y seguía muchísimo a Cañizares. Ese Valencia era un equipazo. Poco después recuerdo que aún con la camiseta de la Fundación Eto'o jugué contra el Valencia, el infantil sería... Incluso, me acuerdo de un torneo en un pueblo cerca de Vila-real... Espérate. Si lo tenía ahora en la cabeza... ¡Segorbe! (dice ilusionado evocando tiempos pasados). Eran ratos muy divertidos en los que todos aprendíamos.

Cañizares... ¿y quién más?
Aparte de Cañizares, me gustaba muchísimo Casillas. Víctor Valdés... Eran mis referencias. Pero como dije, la posición de portero es la que más ha cambiado. Muchísimo. La veo muy diferente. El portero de antes no me gustaría hoy en día. Ahora piden otras cosas más allá de quedarse en portería y parar. Hay que salir, por arriba, por el suelo, superar líneas de presión, jugar con los pies; hay que ser muy bueno en el uno contra uno, transmitir seguridad a toda la defensa. Los mejores de antes tenían estas virtudes, pero no se les pedía hacer de todo.

El central de su equipo Veltman ha dicho que iban a ver el vídeo del Valencia en Bilbao. ¿Qué saben del equipo de Celades? ¿Qué preocupa? ¿Tienen algún miedo?
Mira, te voy a decir una cosa. ¿Miedo? Cero miedo porque haciendo lo que hicimos la temporada pasada no tenemos miedo a nadie. Eso no significa que no nos puedan aplastar ahí (en Mestalla) (sonríe). Eso también podría pasar. Pero nosotros ya no sabemos lo que es miedo, vamos a jugar nuestro partido. A presionar arriba,tener posesión y, sobre todo, a disfrutar.  En relación al Valencia CF, todos son muy buenos y peligrosos, tiene muchísimos jugadores de gran experiencia y calidad. Sin embargo, como dije antes, el año pasado comprobamos que no hay que tener miedo a nadie y lo afrontamos así. Nos fue muy bien consiguiendo metas muy altas.

Llegaron a semifinales de Champions. ¿Por eso mismo, esta temporada no es más difícil? Por la presión, porque los rivales les conocen mejor.
Realmente, a mí no. De eso se trata. Hemos trabajado duro para llegar a este nivel. Hemos sacrificado muchas horas para cumplir con metas que siempre quisimos vivir. A esta altura, ahora toca saber soportar la presión y lo que viene.  Después de alcanzar una semifinal de Champions nos tienen más respeto. Los partidos se hacen más difíciles porque van a muerte a por nosotros, van muy intensos.

Además, la cosa se complica sin jugadores como De Jong y De Ligt...
El Ajax tiene la capacidad de cambiar cualquier jugador y no se notará. Hemos perdido hombres importantes como ellos, como Schone también. Y otros en temporadas pasadas. Muchos. Pero tenemos una filosofía, un estilo, que consiste en disfrutar jugando al fútbol, presionar arriba, tener el balón... El club, el equipo, es siempre lo más importante.

Para el juego ofensivo tienen un arsenal: Ziyech, Tadic, Neres...
El ataque del Ajax es muy peligroso. Es nuestra principal fuerza. Contamos con grandísimos jugadores en la parte de arriba, es una ventaja. Jugando con estos jugadores ganar es más fácil. Estoy muy contento de jugar con ellos, es un verdadero seguro verlos adelante.

Si le pido un pronóstico, ¿por quién apuesta para pasar a octavos de final? Supongo que uno el Ajax...
No sé, si fuera adivino ya habría ganado el Euromillones (se ríe). En el fútbol no hay ni una certeza. Los cuatro estamos peleando por pasar. Es un grupo súper abierto. Los cuatro estamos prácticamente en un nivel similar. Si digo que Ajax y Valencia pasarán fácil, mentiría. No. Quedan partidos muy complicados, completamente abiertos en sus pronósticos. Por el momento estamos satisfechos por la victoria con el Lille. Es un plus, pero el  camino a octavos sigue siendo muy duro en este grupo de la Champions.

André Onana encadena cuatro temporadas notables en el Ajax. ¿En su cabeza ambiciona dar un paso hacia una liga mayor como la española?
Sí, claro, es una de las competiciones más relevantes del mundo. Pero el tiempo ya nos dirá, porque  estoy bien aquí, contento de jugar en el Ajax de Ámsterdam. Si llega algo nuevo, ya me lo plantearé, me sentaré y decidiré qué hacer.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook