04 de diciembre de 2019
04.12.2019
PRIMERA IBERDROLA

El Valencia Femenino, contra viento y marea

El equipo de Irene está obligado a crecerse en la adversidad ante el Logroño · Con Mapi, Bea y Gaitán ya son nueve lesionadas

04.12.2019 | 23:59
El Valencia Femenino, contra viento y marea

El Valencia está obligado a crecer en la dificultad. El único camino es superarse y no va a ser sencillo, por las dudas generadas a partir de las derrotas, por el número de bajas, por la trascendencia de las lesionadas en el engranaje del equipo y por el nivel del adversario, uno de los más completos del campeonato. El sábado (11:00, #Vamos), Irene Ferreras buscará reencontrarse con la victoria ante el Logroño de Gerardo García León, sin nueve futbolistas. El comunicado del club confirmó el desgarro: Mari Paz (bíceps femoral), Gaitán (recto anterior) y Bea Beltrán (recto interno) tienen roturas musculares. Los servicios médicos siempre insisten en que no se puede ser categórico, pero lo normal es que ninguna baje de las dos-tres semanas de recuperación. No estarán en Las Gaunas y tampoco en el Derbi ante el Levante; hará falta un milagro para que lleguen al duelo ante el Madrid CFF. El calendario es tremendo. Es difícil acortar plazos con este tipo de lesiones y Bea es la que peor pinta tienem por la zona. Irene no podrá contar con su lateral izquierdo titular, con la mediocentro de equilibrio y con su goleadora hasta 2020.


Un paso al frente general

El golpe ha sido tremendo. Gaitán es líder y ocupa una posición estratégica. La colombiana es orden, con y sin balón. La recuperación de Gio es un alivio en ese sentido, siempre con Paula Guerrero como alternativa. La situación requiere dar un plus en todo, en responsabilidad, en compromiso. Con Mari Paz no hacen falta referencias. Sin la killer gallega se pierde pegada (obviemente) y también carácter, conocimiento del juego y capacidad para intimidar. Cara, Zenatha, Flor, Ale o Asun (obligada a poner el foco en lo importante) van a tener que sumar ante la portería rival. Sin olvidar a Sandra o Carol, especialistas en llegar desde segunda línea. Calligaris, Mónica Flores y Naiara pueden adaptarse a la posición de Bea. El reto está en ofrecer la misma profundidad sin que eso suponga mermar el carril derecho.

El equipo está muy tocado, pero la mentalidad está clara: cabeza alta, toca competir al máximo y esperar semana a semana para ver cómo evoluciona el resto de jugadoras de baja. Nicart acaba de pasar por quirófano. A partir de ahí, María Ortiz tampoco estará hasta 2020. Sí podría llegar Jiménez. Mandy y Carro están en la recta final... pero con el interrogante encima.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook