06 de diciembre de 2019
06.12.2019
EL DERBI

Dos delanteros del Valencia CF dan miedo en el Ciutat

Kevin Gameiro puede volver al once frente al Levante después de cinco partidos consecutivos entrando desde el banquillo

07.12.2019 | 00:50
Dos delanteros del Valencia CF dan miedo en el Ciutat

Kevin Gameiro y Maxi Gómez forman parte del selecto club de delanteros que causan respeto entre la afición del Levante UD. Ninguno de los dos conoce la derrota en el Ciutat de València, estadio donde han acostumbrado en su paso por la Liga a perforar la red del conjunto granota. Tanto el francés como el uruguayo aunan fuerzas en el objetivo del Valencia CF esta tarde: volver a ganar en un escenario donde la última victoria en la competición de la regularidad data de noviembre de 2011 con goles de Tino Costa y Javi Venta en propia puerta.

En las entrañas del vestuario valencianista, como detallaba SUPER el pasado miércoles, hay ganas de derbi. Desde aquel partido de hace ocho años –salvo Dani Parejo en la Copa en enero de 2012– nadie con la camiseta blanquinegra ha podido imponerse en Orriols. El 5 de noviembre de 2011 el hoy capitán se quedó en el banquillo en partido de Liga. Jugadores como Daniel Wass, Gabriel Paulista y, en especial, los delanteros Maxi y Gameiro reúnen el antídoto perfecto contra el mal fario en el campo del Levante. Los cuatro salieron indemnes de sus visitas con otros equipos españoles.

El polivalente centrocampista danés cuenta por victorias los cuatro envites que vivió contra los granotas con los colores del Celta. El 50 % de esos triunfos en València. Paulista, por su parte, antes de emigrar al Arsenal pasó en un par de ocasiones con el Submarino por el estadio azulgrana con un balance inmejorable. Dos victorias sin encajar un solo gol (0-2 y 0-3).

Sin embargo, quienes más preocupan entre los levantinistas son los delanteros, que amenazan a una defensa hecha trizas por las lesiones. Gameiro no sabe lo que es perder con los de Orriols. Con el Sevilla, Kevin sumó dos empates antes del triunfo de abril de 2015 (1-2), en el que él estrenó la cuenta. Hizo el primero del 3-1 en enero de 2016 en el Pizjuán. Más tarde, en noviembre de 2017 el Atlético goleó al Levante con un 0-5, siendo el francés el gran artífice con un 'doblete' que dejó el partido roto con 0-3. La temporada pasada, ya como blanquinegro, Gameiro tuvo dos remates a los postes para haber desnivelado las tablas finales (2-2).

Maxi Gómez también ha sido muy efectivo con el Levante en la diana. El charrúa ha marcado en dos de los tres partidos jugados. En el primero ganó con el Celta 0-1 en enero de 2018. Cuatro meses después los celestes se impusieron 4-2 con el último tanto de su propia cosecha. En agosto de 2018, en la segunda jornada de Liga, los vigueses ganaron en València con los goles de Pione Sisto y Maxi (1-2).


A lo largo de la semana Albert Celades ha ido combinando en los ensayos distintas parejas en el ataque. Si en los días previos Gameiro formó junto a Maxi Gómez, este viernes fue Rodrigo el que compartió el peto con el uruguayo. Lo cierto es que el ex de PSG y Atlético no ha regresado aún al once desde que volvió tras una lesión muscular a inicios de noviembre. Kevin entró como suplente contra Lille, Granada, Betis, Chelsea y Villarreal. A tres días de la 'final' contra el Ajax, Celades baraja hacer mínimas rotaciones, que favorecerían la vuelta al once del galo para dosificar la carga de uno de los dos titulares.

Ensayo del balón parado y la alternativa del 4-3-3

En la recta final de la sesión los puntas remataron a gol tras recibir centros y faltas laterales. El balón parado es una de las facetas en las que más sufre la zaga del Levante. El 4-4-2 se ha consolidado, pero entre las alternativas que maneja Celades está la de dar hoy continuidad desde el comienzo al esquema con tres mediocentros (4-3-3 o 4-1-4-1) que dio muy buenos frutos ante el Villarreal a partir del minuto 30. Carlos Soler volvió a entrenarse ayer con normalidad después de dos días de cuidados y fortalecimiento de su tobillo. Bien podría jugar en banda izquierda, bien acompañar a Parejo en el centro del campo con Coquelin unos metros por detrás de ambos. Celades tiene la última palabra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook