07 de enero de 2020
07.01.2020
SUPERCOPA DE ESPAÑA

Ganar a las bajas de Rodrigo Moreno y Karim Benzema

Celades y Zidane necesitan soluciones a la lesión de sus grandes generadores de ataque. Gameiro y el 4-3-3 con Kondo, opciones

07.01.2020 | 23:42
Ganar a las bajas de Rodrigo Moreno y Karim Benzema

¿Qué lesión perjudicará más? ¿La de Rodrigo Moreno al Valencia? ¿O la de Karim Benzema al Real Madrid? La respuesta es una incógnita. «Ya lo veremos en el partido, es difícil de saber», respondía José Luis Gayà a la pregunta. De lo que nadie duda es de la influencia capital de los dos delanteros en el engranaje del juego de unos y otros. El equipo que mejor se adapte y encuentre las mejores soluciones a la ausencia de estos dos generadores potenciales de fútbol tendrá mucho ganado en Jeddah. Albert Celades y Zinedine Zidane los van a echar de menos (consulta la lista completa de lesionados). Quien menos se acuerde del hispano-brasileño y el francés tendrá más posibilidades de estar en la final de la Supercopa. Ganar a las bajas de Rodrigo y Benzema valen casi tanto como el primer gol.

Lo que está claro es que Rodrigo y Benzema son igual de importantes para Valencia y Madrid. Los dos son más que delanteros por sus galones de capitanes, pero sobre todo por sus características técnicas y su peso estructural en el funcionamiento del equipo. Tienen gol y último pase, pero por encima de todo generan fútbol con su fútbol asociativo, su capacidad para conectar la medular con la delantera, abrir espacios, caer a bandas para generar superioridades y, en definitiva, hacer mejores a sus compañeros de ataque. Rodrigo y Benzema son influyentes en todas las zonas ofensivas del campo y dan sentido al ataque de Valencia y Madrid con definición, asistencias de gol y ocasiones generadas. Son igual de determinantes en la fase de construcción y definición. Por eso, como reconocía Gaya, son «referenciales».

«Para nosotros Rodrigo es un jugador fundamental y no lo vamos tener. Rodrigo es el jugador que engancha al centro del campo con la delantera, es un jugador referencial para nosotros, nos perjudica no tenerlo, pero ellos no tienen a Benzema que, como Bale, es un jugador importante para ellos. Son dos grandísimos jugadores y a nosotros nos puede beneficiar, pero nunca se sabe porque el Madrid tiene una plantilla muy amplia. Si no están ellos, habrá otros que lo intentarán hacer igual que ellos», aseguraba en Jeddah el lateral izquierdo.

Los dos equipos están montados en torno a ellos. Se desnaturalizan si no están. Por eso Celades y Zidane están obligados a reinventarse y dar con la tecla desde la pizarra o desde el banquillo. El técnico blanquinegro no quiso desvelar su plan. «Llevamos tiempo con muchas dificultades en cuanto a jugadores no disponibles por lesiones y hemos intentando adaptarnos a la situación. Rodrigo es una baja muy muy importante, pero tenemos otras. Intentaremos adaptarnos e intentar minimizar esa baja lo máximo posible. El plan para suplirlo no queremos desvelarlo como es lógico, sabemos de la calidad diferencia de Rodrigo, pero intentaremos aprovechar los recursos de la plantilla para tener el mejor rendimiento posible». La opción más natural y que menos trastocaría el 4-4-2 es juntar en ataque a Maxi Gómez y Kevin Gameiro. Hombre por hombre con el riesgo de quedarse sin chispa en el banquillo como revulsivo. Tampoco hay que descartar la entrada de Ferran Torres en ataque como en el partido de LaLiga del 15 de diciembre. La otra alternativa pasa por cambiar al 4-3-3 con una referencia de ataque, ganar en juego por dentro y contrarrestar el siempre potente centro del campo del Madrid con Casemiro -descansó en Mestalla-, Toni Kroos, Fede Valverde, Luka Modric e Isco Alarcón.

Ahí puede estar la solución de Zidane. La alternativa más lógica en el Madrid pasar por jugar con cuatro centrocampistas como en el último clásico del Camp Nou contra el Barcelona. Tampoco se descartan los cinco centrocampistas para no desnudarse y controlar mejor las transiciones rápidas del Valencia. Aglutinar futbolistas en la medular suele ser una constante del técnico francés en los partidos grandes. La otra variante pasa por mantener el 4-3-3 y reconstruir el tridente de ataque con los dos brasileños Rodrygo y Vinícius y el serbio Luka Jovic en punta de ataque. No será fácil para ninguno de ellos. Benzema ha asumido la responsabilidad del gol en ausencia de Cristiano Ronaldo y se ha convertido en su hombre más determinante esta temporada.

Defensa a ultranza de Jovic

Zidane rompió una lanza por jovic ayer en un claro intento de darle confianza. «Hay una plantilla muy larga y los demás están aquí para responder. Jovic es una opción claramente. Es el futuro. Ha que estar tranquilo. Está aprendiendo. Es un niño que quiere aprender mucho. Es muy bueno. Va a meter muchos goles. Hemos apostado por él. Hay que estar tranquilos con él», dijo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook