11 de febrero de 2020
11.02.2020
CÁNCER INFANTIL

Las confesiones de Santi Cañizares

El ex guardameta reconoce que la enfermedad de su hijo "puso a prueba mi fe y mis prioridades"

11.02.2020 | 15:19
Las confesiones de Santi Cañizares

"Dios me había mandado un hijo suyo en el vientre de mi mujer con dos hijas más y me lo había prestado un tiempo para que me diera cuenta que debía ser más humilde, más generoso, mejor persona y trasladar este mensaje". Son las emotivas palabras pronunciadas por Santiago Cañizares en una charla celebrada en la Universidad San Pablo CEU de Madrid, con motivo de la celebración del Día Mundial contra el Cáncer Infantil este sábado 15 de febrero.

Cañizares, leyenda del Valencia CF, perdió a su hijo Santi de solo 5 años en marzo de 2018 como consecuencia de esta grave enfermedad. Desde entonces se vuelca en la tarea de recaudar fondos destinados a diferentes proyectos a través de la Fundación para la Investigación del Cáncer Infantil 'El sueño de Vicky'. A finales del próximo mes de marzo, de hecho, prepara un acto benéfico que se celebrará el día del partido de LaLiga entre Real Madrid y Valencia CF en el Santiago Bernabéu, el mimsmo que meses atrás se iba a celebrar en Mestalla y generó polémica entre él y el presidente Anil Murthy.

El exguardameta internacional, de 50 años, relató ante los asistentes a esta charla muchas vivencias en torno a la dura enfermedad de su hijo, uno de los trillizos que tuvo con su mujer Mayte García, y cómo cambió su vida en muchos aspectos un trance que "puso a prueba mi fe y mis prioridades". "Sé lo que mi hijo padeció, sufrió, luchó y cuando pienso en él me pregunto, ¿me voy a quejar de que está lloviendo hoy?", dijo.

"Santi enfermó, al mes siguiente entró en coma por un derrame cerebral y le operaron de emergencia. Cuando esperábamos el diagnóstico, el cirujano nos dijo que su cerebro estaba absolutamente afectado por el cáncer", una enfermedad de la que cada año se registran 1.500 casos en España y es la primera causa de muerte en menores de 2 a 16 años, de los cuales uno de cada tres fallece. No se puede predecir el cáncer infantil, es muy difícil encontrar un diagnóstico y tratarlo con medicamentos de adultos. Es una enfermedad rara y no hay presupuesto público porque hay que dividir ese dinero entre siete mil enfermedades raras ya existentes", según explicaba también la presidenta de la Fundación El sueño de Vicky, Laura García.

Por tanto, como denunciaba el propio Santiago Cañizares, "los niños con cáncer no necesitan milagros, necesitan investigación".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas