11 de febrero de 2020
11.02.2020
COPA DE LA REINA

Una Copa de la Reina para no dejarla pasar

Mari Paz, Beristain y Carol estuvieron en la final de 2015 y tienen una espina clavada por sacar

11.02.2020 | 11:20
Una Copa de la Reina para no dejarla pasar

La Copa ilusiona, pero no despista. El vestuario del Valencia Femenino tiene es absolutamente consciente de la realidad: la zona de descenso queda a dos puntos en Primera Iberdrola y el último empate ante el Betis desencadenó un vuelco en el banquillo. Este será el primer partido sin Irene Ferreras como entrenadora. Las cosas no han salido como todos esperaban, pero la temporada abre una nueva vía para engancharse.

Mari Paz insiste en el valor de la oportunidad, ante el Depor y en un gran escenario como Riazor: «Vamos cargadas de ilusión». La competición es bonita, el formato –a partido único– iguala todo, el Valencia puede competir libre de presión y también es una ocasión para cambiar la dinámica de cara a la Liga. «El equipo está unido a pesar de todo, que haya un cambio siempre es complicado porque lo normal es empezar y terminar con un cuerpo técnico... Ahora toca sacar esto adelante, como hemos hecho siempre. El Valencia es una piña, sobre todo, en los malos momentos», refuerza la goleadora.

Carol Miranda está dirigiendo al grupo desde la salida de Irene y seguirá ayudando hasta la llegada del nuevo entrenador. La directora deportiva ha tratado de producir un cambio de chip y recuperar al vestuario del golpe emocional. La Copa es una puerta abierta para nuevos estímulos, para volver a divertirse y jugar sin la asfixia de la . Hacer catarsis con un triunfo sería la bomba. «Es una competición que genera mucha ilusión; en tres partidos podemos plantarnos en una final. Las eliminatorias son a un partido y tenemos la oportunidad de jugarlo en Riazor, que es espectacular. Vamos a disfrutarlo y a seguir creciendo», potencia Naiara Beristain.

El regreso a la convocatoria de Marta Carro es otro refuerzo positivo. La mediocentro gaditana –que puede ser central– vuelve tras once meses fuera tras superar una rotura de ligamento cruzado en la rodilla derecha y es un plus por energía y experiencia en una fase determinante. Cubedo y María Jiménez no están en lista por descarte técnico. Gio, María Ortiz, Alejandra y Paula Nicart (lesionada de gravedad) no llegan por distintas molestias.


Presión cero, nada que perder

Todo parte de cero con la Copa de la Reina y la expectativa de cambio es gasolina. Las palabras clave se repiten. «Es una competición totalmente diferente, vas con una ilusión distinta y tiene el plus de que nos puede permitir coger buenas sensaciones para encarar la Liga... Miramos el partido de otra manera, no vas con esa presión de ganar, sí o sí», describe Carol Férez. La temporada pasada, la Real Sociedad demostró que todo es posible. Bea Beltrán, llegada este verano desde San Sebastián, formó parte de aquel grupo.

El Valencia tiene poco que perder y mucho que ganar, el papel de favoritas es para el Depor. Carol desprende ambición: «Vamos a ganar, sobre todo, tenemos que coger buenas sensaciones para encarar lo siguiente –el Tacón– y, si puede ser, avanzar en esta Copa, llegar a una final y ganarla, que es la espinita que nosotras tenemos clavada».


Espíritu copero

Lo sucedido en 2015, en la final de Melilla, está vivo en la memoria de Carol, Mari Paz y Naiara Beristain. Las tres fueron titulares en la derrota ante el Sporting de Huelva (2-1). También Gio y Nicart, que no podrán participar por lesión. SUPER ha juntado al trío de supervivientes para la previa. Fue un momento crítico en la historia del club. «Es algo que está ahí. Siempre hemos estado en la lucha por llegar a esa final y nos hemos quedado a las puertas dos años, para nosotras fue un año muy motivante, creíamos que podíamos ganarla... pero son experiencias que nos van a hacer mejorar. Si podemos llegar a otra final haber jugado aquella final nos ayudará», recuerda Beristain.

Cuestión de acierto y pegada

El Depor busca una noche mágica. En Primera Iberdrola están en una posición ideal –quintas– para atacar la Copa de la Reina sin limitaciones. Riazor vivirá el primer partido oficial femenino, tras la experiencia en el trofeo Teresa Herrera. Habitualmente juegan en la ciudad deportiva de Abegondo, el Valencia tiene más experiencia, pero Naiara no cree que las blanquiazules sientan vértigo por el cambio de escenario: «Les motivará jugar en su estadio, no creo que sea un handicap». El bloque de Manu Sánchez es un peligro cuando tiene espacio para correr, puede contragolpear o combinar. La finalización, el acierto en el área rival, es una de las cuestiones que el Valencia pretende corregir. El regreso de Carol, que se perdió el partido ante el Betis por sanción, es un plus en la zona de creación-finalización. Mari Paz tiene clara la partitura: «El Depor es un equipo que propone cosas muy parecidas a nosotros, va a ser bonito de ver para el espectador, espero un partido de tú a tú, con dos equipos que quieren llevarse la victoria». ¿La clave? «Vamos a intentar fallar lo menos posible. Pienso que ahí estará el partido: el que menos fallos tenga creo que se lo llevará». Instinto de killer y espíritu copero. El ADN de las tres es un plus.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook