23 de febrero de 2020
23.02.2020
SOLUCIONES A LA CRISIS

La última esperanza: Gabriel y Rodrigo

La gran resistencia al dolor de Paulista ya le permite correr con las botas puestas en Paterna

23.02.2020 | 13:49
La última esperanza: Gabriel y Rodrigo

Después de la charla con Celades y su preparador físico, Javier Miñano, en la que Rodrigo fue el que más participó, Gabriel Paulista y Rodrigo Moreno completaron este domingo media hora de ejercicios –sprints, giros y cambios de dirección– con los que probaron sus articulaciones lesionadas. Durante la semana el cuerpo técnico deberá calibrar los riegos, pero resultó evidente que por parte de ninguno de los dos va a quedar un ápice de empeño para ayudar cuanto antes el equipo. La próxima cita de los blanquinegros es el sábado 29 de febrero ante el (16:00, Mestalla).

A priori, el Gabriel Paulista es el que más complicado tenía volver contra los verdiblancos, pues significaría recortar casi en medio mes el plazo de 3-4 semanas que se fijó un par de días después del fuerte esguince de tobillo que sufrió el 14 de febrero contra el Atlético. Aún así, la enorme resistencia al dolor del brasileño hace que él no quiera descartarse ni mucho menos para la visita del Betis, sobre todo, teniendo en cuenta que ante la Atalanta (10 de marzo) no podrá actuar al estar sancionado. A los pocos días, Gabriel dejó las muletas y apoyó el pie y ahora las dobles sesiones siguen dando frutos. Este domingo se le vio correr con las botas puestas, saltar y cambiar de dirección con la protección de un vendaje en la articulación.

Si la evolución del central continúa siendo tan positiva, durante la semana irán aumentando las opciones de que Paulista acompañe a Diakhaby en el eje de la defensa. Eliaquim Mangala se retiró de Anoeta con molestias musculares en los isquios y, a falta de pruebas, su concurso contra los béticos parece más improbable que el de Gabriel. A día de hoy, Diakhaby y los canteranos Hugo Guillamón y Guillem Molina son los únicos centrales disponibles para el cuerpo técnico, hasta el punto de que si finalmente Paulista se decide no forzar al brasileño uno de los dos jóvenes jugaría en el once.

Gabriel paró antes que Rodrigo. El estado de recuperación de las rodillas del atacante está más avanzado. Después de visitar en Vitoria al traumatólogo Mikel Sánchez, el reposo ha surtido efecto y se le vio correr y desplazarse mejor que días atrás. Rodrigo debe estar sí o sí en el intento de remontada en Champions, así que Celades tendrá que calibrar si adelanta el regreso del '19' con el Betis o, por contra, no corre el riesgo con un jugador esencial para hacer fluir el juego ofensivo. Eso sí, miércoles y jueves serán días clave. Si no hay dolor, el sábado podría jugar sin peligro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook