16 de marzo de 2020
16.03.2020
CORONAVIRUS

Cinco positivos... de momento

El Valencia CF, pionero con el test PCR específico, contempla que la cifra de contagiados se dispare a la decena

16.03.2020 | 12:46
Cinco positivos... de momento

El coronavirus ha entrado en la Liga después de que el Valencia CF haya sido el primer club español de élite en reportar casos positivos por COVID-19 entre sus futbolistas. El domingo al mediodía Ezequiel Garay decidió personalmente dar a conocer que estaba contagiado de coronavirus, y lo hizo en las redes sociales mediante un mensaje de optimismo y confianza en el trabajo y las recomendaciones de autoridades sanitarias y médicos. Poco después se supo que Paco Camarasa, delegado del equipo, y Juan Aliaga, médico de campo del primer equipo, también habían dado positivo en el análisis para detectar un virus que ha provocado el estado de alarma en España durante dos semanas. Minutos antes de las 14:00 de la tarde, la entidad de Mestalla emitió un comunicado en el que indicaba la existencia de cinco contagios entre futbolistas, técnicos y el staff que acompaña al equipo. Los mencionados Garay, Camarasa y Aliaga, Eliaquim Mangala, que por la noche llamó al compromiso social de quedarse confinado en casa, y José Luis Gayà, uno de los capitanes y líderes del conjunto blanquinegro.

«El Valencia CF comunica que se han detectado cinco casos positivos de COVID-19 de técnicos y jugadores del primer equipo. Todos se encuentran en sus domicilios con buen estado de salud y con medidas de aislamiento. Al margen de las informaciones que proporcionará en las próximas horas, el club reitera su apoyo a las autoridades sanitarias para la concienciación social de toda la población, que se mantenga en su domicilio y que siga con todas las medidas de higiene y prevención ya publicadas», así admitía el VCF como lucha contra desde sus adentros contra el coronavirus.

Las pruebas para descartar la existencia del virus entre jugadores y técnicos prosiguieron en la tarde del domingo. Por ello, fuentes dirigentes del club, estiman que, una vez finalizadas por completo, este lunes el número de contagios oscilará entre los cinco detectados y un total de diez. De un modo u otro, el Valencia transmite un buen estado de salud tanto de los afectados como de todo el grupo. Nadie padece una sintomatología excesivamente evidente, tampoco el doctor Aliaga, de 57 años. El galeno estuvo presente auxiliando a los jugadores el 6 de marzo en Mendizorrotza, donde Alavés y Valencia empataron en una ciudad foco principal de contagio no controlado tras Madrid. A su regreso, ya en València, el médico sintió malestar general y de inmediato se recluyó en casa para evitar riesgos. Desde hace semana y media está aislado en su domicilio y en la actualidad está sin apenas síntomas.

El Valencia CF está a la espera de obtener segundas pruebas y los resultados de todo el equipo en un día de colapso en los laboratorios, y es que para este lunes se preveían más de 50.000 pruebas en todo el mapa nacional. España suma cerca del millar de casos positivos registrados por coronavirus en estos momentos.

Más allá de València, los partidos en Vitoria y en Milán (19 de febrero), cuando el COVID-19 emergía en la Lombardía lejos de la atención mediática, son los momentos en los que el Valencia CF se expuso a los mayores riesgo de contagio. Evidentemente, también la vuelta en València frente a la Atalanta de Bérgamo. Frente a un rival de la zona roja de Italia, en una capital valenciana por entonces ya con casos crecientes. Ese día el encuentro se disputó a puerta cerrada, una medida que se contempló para el partido jugado cuatro días antes en Vitoria, pero que no se llevó a cabo. No obstante, el hecho de Garay no  estuviese en ninguna de las tres citas hace prever que el contacto entre compañeros pueda haber elevado el número por encima de los cinco casos registrados.

Esos mismos cinco casos en el Valencia CF han provocado una reacción de alerta en el resto de equipos, de manera muy especial entre sus rivales. La Atalanta, donde no se han llevado a cabo pruebas de máxima precisión, asume la existencia de próximos positivos y ha puesto en cuarentena a todos sus jugadores y técnicos. El Alavés, por su parte, confía en extender a los futbolistas cuanto antes dicha prueba de detención específica del coronavirus realizada por el Valencia. Hace unos días, además, los vitorianos informaron de dos positivos pertenecientes a dos técnicos.

Más allá de los contagios, lo cierto es que el Valencia ha hecho un ejercicio de suma responsabilidad mediante la detección precisa de casos, con tal de frenar una propagación incontrolada, no ya entre los futbolistas, sino entre las familiares y círculos de contacto en los que podría haber personas de edad más avanzada. En la misma línea, el viernes se confinó en casa a todo el primer equipo y se les trasladó la instrucción de no estar en contacto próximo con padres o familiares de riesgo. La estadística del coronavirus prácticamente no genera complicaciones en jóvenes entre 18 a 35 años como son los deportistas de élite. Como avanzó SUPER, durante el fin de semana los médicos del VCF realizaron a toda la plantilla el análisis específico PCR para el COVID-19, pruebas con precisión máxima en las que ha sido pionero entre los clubes.

Muy pocos equipos han utilizado este mismo sistema a día de hoy... el ejemplo es que equipos de zonas de riesgo, como Alavés o Atalanta, ayer no las tenían hechas. Es la prueba más certera en casos asintomáticos en personas con fuertes sistemas inmunológicos. Hace más de un mes el Valencia ya se abasteció de mascarillas, guantes y material sanitario como previsión, incluso, más tarde cerró la exposición del grupo a prensa y aficionados.


Compartir en Twitter
Compartir en Facebook