17 de marzo de 2020
17.03.2020
CRISIS DEL CORONAVIRUS

Mangala tiene una teoría sobre el contagio en el Valencia CF

El francés está confinado en su casa y reconoce que ahora es un "ejemplo de peligro"

17.03.2020 | 20:33
Mangala, antes de dar positivo por coronavirus.

El central del Valencia CF, Eliaquim Mangala, es uno de los futbolistas del primer equipo que ha dado positivo tras las pruebas del coronavirus. El francés está confinado en su casa intentando cruzarse lo menos posible con su familia y es consciente de que ahora mismo es un "ejemplo de peligro" para el resto de personas que no tiene el COVID-19. "No todos tienen la suerte de tener un sistema inmune funcional. Potencialmente, todos somos un riesgo. Incluso si no tienes síntomas, puedes ser un peligro, es un peligro. Soy un ejemplo", aseguró en declaraciones a 'L'Équipe'.

Mangala tiene una posible teoría sobre el contagio masivo que se ha producido en el vesturio del Valencia.  "El fútbol es un deporte donde necesariamente hay contactos, en partidos y entrenamientos. En la sala de pesas, por ejemplo, con las pesas, puedes estar dejando el virus. Puede ir muy rápido. Y creo que la gente no es consciente de eso", lamentó.

El central galo se tomó como una "broma" cuando el doctor le comunicó su positivo, pero de inmediato se dio cuenta de la realidad. "Cuando me habló de las medidas de contención, la fecha límite de catorce días, el hecho de que tenía que mantener a mis hijos alejados, entendí que no lo era. "Estoy confinado en casa. Tengo suerte, tengo una casa donde mi familia puede permanecer aislada. Evitamos cruzarnos tanto como sea posible. Tengo cero síntomas, por lo que puedo seguir manteniéndome haciendo culturismo. Nos dieron un programa. Con una máscara, salgo a mi jardín para continuar entrenando. Y luego veo documentales, películas, juego a la consola. Hay Netflix, y también leo".

Eliaquim quiso concienciar a la gente de la necesidad de quedarse en casa. "Lo que ha estado sucediendo durante varias semanas en Italia, sucede con nosotros. ¡No es una broma! No podemos aterrizar en un parque, como si nada hubiera pasado, no es así como vamos a detener la epidemia. La realidad es que la única solución es la contención. Cuando veo las fotos de restaurantes o parques, me digo que hay un problema. Las personas deben darse cuenta de que incluso si no es un peligro para ellas, puede ser un peligro para los demás".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook