01 de abril de 2020
01.04.2020
Superdeporte
VALENCIA-LAZIO

La madrugada en que el Valencia CF 'robó' a Gerard López a Barça y Real Madrid

Todo se gestó tras una reunión de Paco Roig con el agente del futbolista en Barcelona

01.04.2020 | 17:00
La madrugada en que el Valencia CF 'robó' a Gerard López a Barça y Real Madrid

La mejor noche de Gerard López como futbolista del Valencia CF fue sin duda en partido de cuartos de final de la Liga de Campeones ante la Lazio en Mestalla. El centrocampista catalán marcó tres goles de los cinco que el equipo de Héctor Cúper le endosó a la todopoderosa escuadra de Cragontti. Aquella Lazio, era algo así como el París Saint Germain actual, un equipo hecho a base de talonario con futbolistas como Verón, Simeone, Nevded, Marcelo Salas o Alen Boksic, pero en Mestalla mordió el polvo. Los otros dos tantos los hicieron Angulo y el Piojo López.

La estrella del encuentro fue el joven centrocampista Gerard López, que había llegado al Valencia CF unas temporadas antes de la mano de Paco Roig, que se empeñó en fichar una estrella emergente joven y tuvo la osadía de 'robárselo' al FC Barcelona€ y al Real Madrid.

La historia empezó en el Villarreal CF, que entonces tenía un acuerdo de colaboración con el Valencia CF. Era la temporada 1996/97 y Javier Subirats entrenaba al conjunto amarillo, que estaba en segunda división, cedido por el equipo de Mestalla. Un joven técnico de la escuela del Valencia CF, Eduardo Macià, que en la actualidad es el director deportivo del Girondins de Burdeos de la liga francesa, hacía los informes de los rivales del Villarreal CF. Esa temporada el filial del Barça, el FC Barcelona B, competía en segunda división y Macià pronto se fijó en el prometedor Gerard, que además terminaba contrato con la entidad azulgrana pero las negociaciones estaban rotas. Era un jugador libre.

Roig quería una estrella joven

Paco Roig se empeñó entonces en ficha un futbolista joven a toda costa para que fuera una de las banderas de su proyecto y la orden llegó rápidamente a todos los técnicos del club a través del secretario técnico Jesús Martínez. Ahí fue cuando Macià puso sobre la mesa el nombre de Gerard López. El seguimiento comenzó a ser exhaustivo hasta que se llegó a la conclusión clara: había que fichar a ese futbolista. Además, el reto de arrebatárselo al FC Barcelona era, si cabe, más motivador para el presidente Roig.

El Valencia CF se puso en contacto entonces con el agente de Gerard, Josep Maria Orobitg, que en aquellos años era uno de los más poderosos del fútbol español. Representaba a Guardiola, Luis Milla, Amor, Oscar García o al ahora entrenador del Valencia CF, Albert Celades. Orobitg le hizo saber al presidente del club de Mestalla que Gerard estaba dispuesto a abandonar el FC Barcelona, que veía bien la opción de jugar en el Valencia CF, pero como jugador libre que era, estaba en conversaciones para marcharse al Real Madrid.

Reunión en Barcelona

Al saber esto Roig pasó a la acción y se plantó en Barcelona para fichar al jugador. Tal cual. Orobitg recuerda ahora que no sabe cómo demonios hizo Roig, pero habló con la madre del futbolista por teléfono y la convenció para que Gerard firmase por el Valencia CF y no por el Real Madrid. Pero lo más curioso de todo fue que después de negociar el contrato de Gerard con el club de Mestalla en un hotel de Barcelona hasta altas horas de la madrugada, cuando ambos, Roig y Orobitg, llegaron a un acuerdo, el presidente del Valencia CF dijo, vale, pues ahora vamos a ver al jugador. "¿A estas horas de la noche?", podrían ser perfectamente las dos o las tres de la madrugada. Si, a estas horas. El ímpetu y empeño de Roig era tal, que Orobitg no tuvo más remedio que aceptar.

A casa de Gerard... ¡de madrugada!

Total, que de buena madrugada Paco Roig y Orobitg se presentaron en casa de Gerard López, llamaron a la puerta, abrió la madre del jugador y el agente le dijo algo así como mira, perdona, pero es el presidente del Valencia CF que insiste en conocer al chaval ahora€ y claro, la madre se fue a despertar al niño. Años después, Orobitg admite que si no llega a ser por ese viaje relámpago de Paco Roig, su conversación con la madre y la posterior visita al domicilio familiar, Gerard habría acabado en el Real Madrid.

Lo mejor de todo, es que partidos como el que hizo Gerard ante la Lazio dolían mucho entre el barcelonismo y recuperar al canterano 'robado' se convirtió en prioridad. El Valencia CF se aprovechó de esa situación y en julio del 2000, años después de fichar al jugador a coste cero, se lo vendió al FC Barcelona por 3.600 millones de pesetas de las de entonces. La jugada fue perfecta.

También te puede interesar:
Turquía llama a Marcelino.
Todos los jugadores del Valencia CF dan negativo en coronavirus.
Ceballos reconoce el interés del Valencia CF en ficharlo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook