10 de mayo de 2020
10.05.2020
Superdeporte
CRISIS DEL CORONAVIRUS

La odisea de Racic

No podía salir de su país y se ha incorporado a los entrenamientos del Famalicao con dos semanas de retraso

10.05.2020 | 14:46
Uros Racic, paseando por Serbia.

El futbolista del Valencia CF, Uros Racic, ha llegado a Famalicao después de dos semanas de retraso y ya está a disposición del entrenador para incorporarse a los entrenamientos. El centrocampista serbio, que estaba citado por el club portugués el pasado lunes 27 de abril, ha permanecido dos semanas atrapado en su país sin posibilidad de viajar a Famalicao como consecuencia de la pandemia mundial de coronavirus.

El valencianista llevaba dos semanas sin poder salir de su país por tierra, mar y aire. El gobierno serbio, dentro de su protocolo de seguridad, sí permitía los vuelos a Portugal. El problema era que había falta de vuelos porque las compañias aéreas serbias se vieron obligadas a reducir al máximo todos sus desplazamientos. Además, las fronteras terrestres se encontraban cerradas.

El jugador, gracias a las gestiones de su agente y el club, ha conseguido regresar a Portugal este fin de semana. El viaje, eso sí, ha sido una auténtica odisea. Le ha costado más de 16 horas. Racic ha tenido que coger un coche desde Belgrado (Serbia) hasta el aeropuerto de Sofía (Bulgaria) con más de 400 kilómetros por carretera. Allí ha tomado un vuelo hasta el aeropuerto de Lisboa y desde la capital lusa ha alquilado de nuevo un coche para subir al norte del país y hacer los más de 100 kilómetros por carretera que le separaban de Famalicao. Ni siquiera pudo volar a Oporto. Lo "importante", como asegura su agente a Superdeporte, es que "ya esté en casa".

Uros se ha entrenado durante estas dos semanas en Serbia -muchos días con la camiseta del Valencia- siguiendo las pautas de su preparador físico y ya está listo para incorporarse a los entrenamientos en compañía del también valencianista Álex Centelles. El lateral izquierdo, confinado en València- sí pudo cruzar la península hace quince días por carretera para incorporarse al trabajo. Los dos jugadores ya han comenzado las gestiones para prorrogar sus cesiones -acaban el 30 de junio- y así poder competir sin problemas en las últimas diez jornadas del campeonato. Tanto uno como el otro han despertado el interés de muchos clubes y sus nombres van a sonar con fuerza en el mercado este verano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook