17 de mayo de 2020
17.05.2020
Superdeporte
LA ESCALADA

Celades tiene que hacer como Marcelino... y Cúper

La competencia y la distancia con los rivales por la Champions forzarán al Valencia CF a ganar, al menos, 7 partidos y cerrar la portería

17.05.2020 | 22:38
Celades tiene que hacer como Marcelino... y Cúper

Si hay un club al que históricamente las remontadas no se le han dado nada mal, ese es el Valencia CF. Albert Celades tiene espejos en los que mirarse. Más allá de la épica con la que el conjunto de Rafa Benítez conquistó la Liga 2003/04 recuperando hasta ocho puntos en contra con el Real Madrid, los casos más parecidos a lo que deberá hacer el actual Valencia para clasificarse para la Champions son los de los equipos entrenados por Héctor Cúper en 2000 y por Marcelino García Toral hace menos de un año.

La Liga volverá a la acción con esa última fase de la competición que tanto gustaba a Luis Aragonés. "Las ligas se deciden en los últimos diez partidos", solía decir el Sabio de Hortaleza. Ahora será uno más, once jornadas en las que el Valencia estará obligado a superar en la clasificación a tres equipos para poder contar en los presupuestos de la temporada 2020/21 con una previsión extra de ingresos de 60 millones de euros.


BDFútbol

En el momento en el que se detuvo la temporada por culpa de la pandemia del coronavirus, el Valencia se quedó séptimo en la tabla con 42 puntos, a tres del Atlético de Madrid, a cuatro de Getafe y Real Sociedad y a cinco del Sevilla. Los andaluces, terceros, y los donostiarras, cuartos, ocupan las dos plazas de Liga de Campeones a las que puede optar el conjunto blanquinegro con 33 puntos por disputarse hasta la conclusión del torneo.

SUPER ha hecho una retrospectiva desde la actualidad hasta la primera campaña en la que en España se estrenó la clasificación Champions de los cuatro primeros de la Liga, la 1998/99. Desde entonces hasta hoy, los de Mestalla ha obtenido un billete para la mejor competición europea de clubes en 12 ocasiones. Dos veces lo hizo como campeón al mando de Rafa Benítez y la regularidad entre las posiciones tercera y cuarta fue la tónica dominante con Unai Emery, Quique Sánchez Flores o con Nuno y Marcelino en los años en que debutaron.


Fotografía: F. Calabuig

Entre las remontadas de Champions sobresalen tres. Dos fructíferas, las citadas con Cúper y Marcelino, y una que terminó de modo trágico en el Sánchez Pizjuán el mismo día que Ernesto Valverde decidió comunicar que se marchaba antes de la última jornada contra el Sevilla. Los tres ejemplos marcan un camino que el Valencia de Celades tendrá que igualar. Quizá, hasta superar con la abundante competencia de esta temporada. Un mínimo de siete victorias en los once partidos que hay por delante: Levante, Real Madrid, Osasuna, Eibar, Villarreal Athletic, Granada, Valladolid, Leganés, Espanyol y Sevilla. Asimismo, el pasado marca otra tendencia: habrá que defender mejor y reducir la cantidad de goles en contra. 1,45 por partido.  

HÉCTOR CÚPER

En la temporada 1998/99 los valencianistas estrenaron clasificación en el nuevo formato de la antigua Copa de Europa de la mano de Claudio Ranieri. El equipo recuperó una desventaja de dos puntos en la recta final. Sin embargo, fue al año siguiente cuando el Valencia tuvo que remontar una distancia de más de un partido con sus rivales en el último tramo para meterse entre los cuatro primeros. A falta de once encuentros, los de Héctor Cúper se encontraban a tres puntos de Zaragoza y Real Madrid, una renta que se agrandó hasta seis puntos en las siguientes semanas, y en la jornada 31, tras perder 3-0 en el Camp Nou, aún se hallaban a cinco puntos del Madrid y el Alavés, y nueve de un Zaragoza que, pese a terminar cuarto, se quedó sin Champions porque los blancos ganaron el título en Saint-Denis, precisamente al Valencia, y no pasaron de la quinta plaza en la Liga.

A partir de ahí, la reacción del Valencia de Cúper fue sencillamente espectacular. Una serie de seis victorias y un solo empate. Se deshizo de todo lo que salió a su camino con triunfos de peso sobre Atlético y Sevilla y, sobre todo, en casa sobre el Zaragoza en una última y agónica jornada. Los goles de Mendieta y Piojo López le dieron la vuelta al tanto inicial del serbio Savo Milosevic. La 'máquina' del entrenador de Santa Fe obutvo el pase para una edición de la Champions 2001 que terminó luchando por el título hasta el último suspiro de los penaltis frente al Bayern en el estadio milanés de San Siro. 

Balance últimas 11 jornadas
23 puntos    7 victorias   2 empates   2 derrotas   22 goles a favor   12 goles en contra 


BDFútbol

Máxima distancia recuperada en las últimas 11 jornadas: -6 puntos (jornada 29)

ERNESTO VALVERDE

El entrenador vasco regeneró la imagen de un equipo que había comenzado la temporada muy titubeante con el argentino Mauricio Pellegrino en el banquillo. Con un juego incisivo que atraía al público, el Valencia de Valverde se coló con opciones de todo en el último capítulo de la Liga. No obstante, la situación se complicó después de la jornada 33. En ella una injusta derrota, condicionada por el arbitraje de Fernández Borbalán, que ignoró unas claras manos del portero Claudio Bravo fuera del área, dejó a los blanquinegros rezagados a cinco puntos de los donostiarras.

La respuesta de todo el equipo, encantado a las órdenes del Txingurri, resultó sobresaliente. El Valencia ganó con holgura los cuatro partidos que siguieron... Por entonces, se hablaba en la prensa del objetivo del 'pleno al 15'. Con 12 de 12 y una renta de dos puntos a su favor sobre la Real, los de Valverde se presentaron en Sevilla a por los últimos tres puntos del famoso pleno. No pudo ser. El Sevilla se jugaba una plaza en Europa y venció 4-3 a grupo anestesiado por las palabras del entrenador en el vestuario antes de jugarse aquella 'final' y por la expulsión de Jonas a los 44 minutos por contactar con Alberto Moreno.

Balance últimas 11 jornadas
23 puntos    7 victorias   2 empates   2 derrotas   29 goles a favor   14 goles en contra


BDFútbol


MARCELINO

El último ejemplo al que debe aferrarse el Valencia es, precisamente, el que legó Marcelino García, sustituido por Celades en septiembre de 2019. Tras una irregular campaña, plagada de empates, los blanquinegros salían de la jornada 27 todavía con tres puntos menos que en la actualidad, 39. En los últimos once envites el equipo fue capaz de cambiar empates por victorias y sumar 22 puntos de 33, uno menos que los 23 logrados en ese periplo final de once partidos por los conjuntos de Cúper y Valverde.

La distancia que hubo que recortarse con el cuarto, el Getafe, era mayor que los cuatro puntos de ahora. Después del empate sin goles de Mestalla con los de José Bordalás en la jornada 28 la desventaja seguía siendo de seis puntos... y en la 31 llegó el 'mazazo' del 2-0 sufrido en Vallecas, donde Dani Parejo falló un penalti poco antes del gol de Raúl de Tomás. La montaña era de tres puntos con el Sevilla y cuatro con los azulones. Más tarde, todo parecía ya perdido con la derrota en casa con el Eibar a falta de tres jornadas... pero Girona y Real Sociedad echaron una mano ganando a los dos rivales, del mismo modo que el Barcelona haciendo lo mismo con el 'Geta' en Can Barça en la penúltima etapa. En Valladolid los de Marcelino necesitaban tres puntos para no depender de nadie y el 0-2, con goles de Carlos Soler y Rodrigo, selló el billete para la Champions League

Balance últimas 11 jornadas
22 puntos    7 victorias   1 empates   3 derrotas   19 goles a favor   8 goles en contra


BDFútbol

Máxima distancia recuperada en las últimas 11 jornadas: -6 puntos (jornada 28)


La historia demuestra que el Valencia, ahora con un exceso de goles en contra (39), va a tener que rebajar esa cifra para coleccionar victorias camino a una plaza entre los cuatro primeros. Hace un año el equipo terminó la Liga con apenas 35 dianas encajadas, cuatro menos que las del bloque de Cúper en 2000. Se antoja un factor clave.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook