20 de mayo de 2020
20.05.2020
Superdeporte
CAMBIO FÍSICO Y MENTAL

Rodrigo tira del carro a lo bestia

El delantero ha vuelto más fuerte de cabeza y piernas y carga con el liderazgo que exige el momento

20.05.2020 | 19:45
Rodrigo, más fuerte tras el confinamiento.

Rodrigo Moreno ha vuelto a los entrenamientos más fuerte. El delantero del Valencia CF ha salido reforzado del confinamiento a todos los niveles. Ha ganado potencial físico después de muchas horas de trabajo de gimnasio en casa, se ha reseteado mentalmente después de tres meses de calvario en las rodillas y afronta las once últimas jornadas de LaLiga con energía renovada y ganas de tirar del carro hacia el objetivo Champions.

El hispano-brasileño es uno de los capitanes de la plantilla y desde el primer día de entrenamientos individuales se le ha visto en la ciudad deportiva de Paterna asumiendo el compromiso y la responsabilidad que exige este final de temporada a nivel institucional y deportivo. Rodrigo ha dado un paso adelante en este nuevo y delicado escenario de la temporada, ha cargado a la espalda con el liderazgo que exige el momento y se ha convertido a base de positividad, sacrificio, superación y ambición en un referente para el día a día de los compañeros. Para los jóvenes y para los menos jóvenes. Fuerte de cabeza y de piernas. Rodrigo es la viva imagen de que lo mejor de la temporada para el Valencia está por llegar.

El cambio que ha experimentado Rodrigo físicamente salta a la vista. Que el delantero haya ganado masa muscular en brazos y piernas no es una casualidad. Nadie puede explicarlo mejor que Adalberto Machado. El padre de Rodrigo atendió la llamada de SUPER para explicar lo que ha pasado por la cabeza de 'Rodri' estos dos últimos meses. "Rodrigo tenía la idea desde el primer día de mantenerse lo máximo posible en forma. Posiblemente esté bajo de su nivel máximo como todos, pero él intentó hacer su trabajo y sé que ha trabajado fuerte. El resultado de su trabajo se ha visto en su cuerpo y tiene ganas de volver cuanto antes, dentro de la máxima seguridad posible. Hay que dar pasos adelante, porque si no la vida para y eso no puede pasar".

Su estado anímico también ha cambiado. Tanto casi como su musculatura. Rodrigo vivía hace dos meses desquiciado por culpa de sus rodillas. Ahora es feliz a las puertas de la reanudación de LaLiga. Las molestias han remitido de forma definitiva y el jugador solo piensa en fútbol. Rodrigo estaba como loco por reencontrarse con el balón y recuoperar el día a día con sus compañeros. Su gran deseo ahora es recuperar la regularidad que no tuvo desde febrero por culpa de las lesiones. Albert Celades lo está esperando porque lo considera una pieza diferencial en el equipo.

Rodrigo se lesionó en el primer partido del año el pasado 4 de enero de 2020 contra el Eibar y desde entonces su temporada fue un drama con recaídas y visitas a especialistas por todo el país. De hecho, el delantero no es titular en LaLiga desde el pasado 8 de febrero en Getafe. Sus últimas apariciones fueron casi testimoniales. Disputó 8 minutos en Vitoria para coger ritmo de competición y ayudar como titular y a la desesperada en el intento frustrado de remontada contra la Atalanta. No era un Rodrigo al 100%.

Otra de las motivaciones que siempre tuvo Rodrigo para volver a la competición es su seguridad de que el Valencia todavía está a tiempo de alcanzar una de los cuatro puestos de Champions. Así lo reconoce su padre:"Tenía mucha ilusión de volver lo mejor posible para poner al Valencia en los puestos Champions. Ojalá eso se produzca". El jugador es consciente de que su aportación personal al equipo será fundamental para lograr el objetivo. Aumentar sus estadísticas individuales de la temporada es uno de sus desafíos. Hasta ahora registra 11 asistencias y 5 goles, dos de ellos clave contra el Chelsea y el Ajax de Ámsterdam en la máxima competición europea.

La suspensión de la Eurocopa supuso un revés para el futbolista consciente de que tenía muchas posibilidades de ser importante en la selección española. Sin embargo, Rodrigo cambió el chip y, lejos de lamentarse por la pérdida de una oportunidad de oro, ha comenzado a trabajar para llegar todavía más fuerte a la nueva cita de 2021. Lo hizo en su domicilio particular y ahora en las instalaciones de Paterna. El '19' es el camino a seguir.

Muy pendiente del Brasil

La única preocupación del fútbolista ahora mismo es la salud de los suyos y del impaco de la pandemia mundial del coronavirus en sus dos países: España y Brasil. Afortunadamente su círculo de confianza está sano. "Rodrigo está bien, su entorno también, aunque desgraciadamente sufrimos mucho con las pérdidas de las vidas en Brasil, ya se fueron 18.000-19.000 personas, son números muy grandes, son muchas muertes desafortunadamente", concluía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook