21 de mayo de 2020
21.05.2020
Superdeporte
22 AÑOS DESPUÉS

La casa que Mijatovic le compró a Cañizares

Los exjugadores del Valencia CF desvelan la curiosa anécdota entre ambos en el último partido del portero con el Real Madrid

21.05.2020 | 18:39
Cañizares y Mijatovic, en 'El partidazo'

En mayo de 1998, Santiago Cañizares llegó al Valencia CF con la Champions League bajo el brazo. El portero era reacio a reconocer que a principios de ese mes se había comprometido con el club de Mestalla para las próximas cinco temporadas, quería esperar a que la temporada con el Real Madrid concluyera totalmente con la final de la Copa de Europa frente a la Juventus en el Amsterdam Arena. El de Puertollano se quedó los 90 minutos del último partido en el banquillo, como fue habitual durante todo el curso Jupp Heynckes alineó como titular a su compatriota Bodo Illgner.

El Real Madrid ganó el título en Holanda gracias a un gol, en fuera de juego, de un hombre que dos años antes había hecho a la inversa el viaje que aguardaba a Cañizares. Pedja Mijatovic. Los blancos pagaron al Valencia 1.500 millones de pesetas por el montenegrino, que había hecho creer a la afición valencianista que no se marcharía ese verano.


AFP

Los dos, compañeros en aquel Madrid campeón de Europa, han coincidido ahora en el programa de radio 'El Partidazo de Cope' para rememorar los 22 años pasados desde la final contra la Juventus. 'Cañete'contó en antena una curiosa anécdota de aquel 20 de mayo de 1998, cuando hacía unas tres semanas que ya había llegado a un acuerdo con el Valencia CF.

"Fue mi último partido con el Madrid. Horas antes me dijo Pedja, que ya sabía que me iba al Valencia, donde había firmado el 1 o 2 de mayo, (imita la voz del montenegrino): 'mi niño, yo voy a marcar un gol hoy para ganarte la prima y que te puedas comprar una buena casa en València cuando vayas". "Al acabar el partido vino y me dijo: 'ves, como te lo he dicho'", añadió Cañizares, que calcula que la prima fueron alrededor de 50 millones de las antiguas pesetas, más o menos, 300.000 euros. Un buen pellizco para una espectacular casa.

"Yo me compré una casa en València con el dinero de esa final en la que Pedja me dijo que si metía un gol iba a ser para eso", ríe un portero que se convirtió en leyenda para el Valencia tras la conquista de dos Ligas, una Copa del Rey, una Supercopa de España, una UEFA Cup, una Supercopa de Europa y dos finales de Champions, hitos en los que siempre fue el 'Dragon' en la portería de los blanquinegros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook