11 de julio de 2020
11.07.2020
Superdeporte
ANÁLISIS DEL RIVAL

Leganés, un modesto con millones pero sin goles

Sin Braithwaite ni En-Nesyri, vendidos en invierno, ni el lesionado Óscar, Aguirre se queda sin pegada... Solo la defensa sostiene a su equipo

12.07.2020 | 00:51
Guerrero, cero goles en Liga, es el único '9' que le qeda al Leganés

«Es cierto que este es el año con mayor número de cosas extrañas de mi carrera, empezando por la suspensión de la liga por una pandemia. Eso no se había visto en la vida. Y luego el equipo, que ha sufrido desde que tomamos nosotros la dirección técnica altas y bajas que no estaban consideradas en un guión original». Habla el entrenador del CD Leganés, Javier Aguirre. Y, entre las adversidades, se refiere a la pérdida el pasado invierno de Martin Braithwaite y Youssef En-Nesyri, fichados, respectivamente, por el Barcelona y el Sevilla acercándose al pago de las cláusulas.

La economía del Leganés ingresó casi 40 millones de euros por la venta de una pareja ofensiva en la que había invertido poco más de diez durante las dos temporadas anteriores. Oxígeno para las arcas de un club modesto como es el Leganés, aunque en lo deportivo el equipo sufre al borde del abismo de la Segunda. De ahí, las razones por las que el club del sur de Madrid se resistió todo lo que pudo especialmente en el caso del danés que acabó en Can Barça. El impacto de la pegada del equipo que recogió Aguirre se ha reducido al máximo, a más de la mitad. Cuando En-Nesiry se despidió al finalizar la primera vuelta los pepineros sumaban 16 goles, solo nueve menos de los que tienen ahora después de 35 jornadas. Braithwaite se fue más tarde habiendo hecho seis de los 18 goles del 'Lega' hasta la fecha 24 de la Liga.

El míster mexicano no ha tenido más remedio para contrarrestar las carencias que encomendarse a la puntería de Óscar Rodríguez, cedido por el Real Madrid, y endurecer defensivamente a su equipo. Pero el colmo de la calamidad se ha consumado con la ausencia en los últimos partidos de Óscar, ya máximo artillero de los pepineros con nueve goles. Precisamente él convirtió el tanto con el que el Leganés se llevó un punto de Mestalla el 22 de septiembre (1-1) en la primera vuelta. Y lo hizo aprovechando una asistencia de Carrillo, el tanque argentino de 1,91, inservible también esta tarde en Butarque por lesión. Sin Braithwaite, En-Nesyri y ahora el lesionado Óscar, el 'Lega' se deja fuera del campo 19 de sus escasos 25 tantos. Es el menos goleador de Primera.

«Tenemos la baja de Bustinza, la de Óscar, la de Guido y la de Omeruo. Son cuatro bajas por lesión», comenta el técnico, quien días antes había admitido que el problema de Óscar es «una lesión extraña». Hoy el único delantero específico de un equipo que tiene dinamitada su parcela ofensiva es Guerrero. El resto de alternativas para el mexicano son extremos de dudosa fiabilidad en el momento actual: Assalé, Bryan Gil o Szymanowski, que acaba de volver tras 400 días de baja por graves lesiones. «Assalé, Bryan, Avilés, Manu, Aitor, Roque... todos los que tenemos con perfil ofensivo han jugado. Hemos probado a todos, nadie me puede decir que no», argumenta Aguirre, cuestionado por no haber arriesgado más en Eibar (0-0).

«Cuatro de los últimos seis puntos, no está mal. Si así hubiera sido todo el año, optaríamos a Europa», responde el técnico de un 'Lega' duro de roer, que encadena dos porterías a cero, manteniendo gracias a la defensa un hilo de vida. De hecho, el ritmo de puntuación es ligeramente superior desde la fecha 25. Aún así, con Braithwaite y En-Nesyri al lado de Aguirre y sus mejoras en el sistema defensivo, el Leganés sería hoy mucho más peligroso y tendría más cerca la permanencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook