12 de julio de 2020
12.07.2020
Superdeporte
RUEDA DE PRENSA

"El equipo está mentalmente roto"

Voro asegura que el penalti en el minuto 15 marcó el partido, y añade que las opciones de ir a Europa ya están "muy difíciles"

12.07.2020 | 22:51
"El equipo está mentalmente roto"

El abatimiento contagia también al entrenador del Valencia CF, Salvador González, que tras la imagen ofrecida por su equipo en Butarque indica que las opciones de meterse en Europa League son "muy difíciles". El de L'Alcúdia reconoce que "el equipo está mentalmente roto", causa a la que achaca, así como a la falta de acierto en el segundo tiempo, la ocasión perdida en Leganés.

Esta es la rueda de prensa completa de Voro en Buatarque después de la derrota con el Leganés (1-0)


¿Ha afrontado el equipo el partido como una final?
Por supuesto que lo hemos afrontado con la importancia que tenían los puntos. Sabíamos que eran fundamentales, y el equipo también. Dentro de una primera parte de igualdad, al final, el partido ha estado muy condicionado por el penalti que nace de una jugada aislada. A ellos les ha favorecido para poder hacer su juego, más replegados. Nos ha podido la ansiedad y la precipitación de un equipo que está en una situación anímica de necesidad, y todo lo que lleva detrás. No estuvimos finos en la primera mitad. En la segunda estuvimos mejor, tras la expulsión comenzamos a dominar y la acción del penalti que fallamos fue determinante. No nos metimos en el partido, el dominio no se transformó en goles, a pesar de que lo intentamos por un lado, el otro, con disparos... No hemos estado acertados, nos ha condicionado jugar contra el tiempo en un partido donde ellos pronto tuvieron lo que querían, un gol. Nos vamos muy decepcionados porque sabíamos de la importancia de haber ganado para seguir en el camino a Europa

¿Cuesta más gestionar una plantilla deprimida que una angustiada, como en etapas anteriores, por salir de más abajo en la tabla? ¿Estás decepcionado con la respuesta de los futbolistas esta vez?
Estoy decepcionado en la medida en la que lo estamos todos. Ganar era fundamental por la importancia de los puntos. Pero la cuestión anímica es clave. Debemos intentar que nos afecte lo menos posible. No es lo mismo que el partido se ponga de cara o en contra a los 15 minutos con un equipo como el Leganés que jugando a favor de resultado lo tenía todo muy bien definido. En un saque de banda llegó el penalti y tuvieron el botín. Nuestro equipo lo ha acusado mucho. Ansiedad, mucha falta de confianza, que nos llevaron a pérdidas de balones, después insistimos en la segunda mitad pero no pudo ser

¿Qué le diría a los aficionados cuado ve que sus jugadores importantes no dan la talla?
Nosotros también estamos muy decepcionados porque el objetivo de Europa se nos ha puesto muy difícil, aunque vamos a seguir insistiendo. Debemos gestionarlo todo, lo mental, lo futbolístico y los diferentes altibajos en este corto periodo. Hemos ido por detrás y no es una excusa que no hemos estado acertados ni precisos con el balón. El futbolista es humano, sabe de la exigencia en este club de estar en Europa, pero son factores que, cuando estás por detrás frente a un equipo que se siente cómodo con el paso de los minutos y no encuentras premio, inciden en tus errores. Precipitación. El Leganés acumuló mucha gente por dentro, nos permitió centrar balones. Estamos decepcionados, intentaremos ganar los seis puntos que restan y a ver si nos dan los resultados. No pensar en Sevilla, sino en intentar ganar al Espanyol.

¿Hubiera sido diferente el partido, si se encarrilla antes?
Seguro. El Leganés tiene sus ideas muy claras, sabíamos que encontraríamos agresividad, disputa en balones divididos, juego por largo, a balón parado, no por dentro... Por eso intentamos darle más consistencia con la entrada de Coquelin, pero al cuarto de hora la acción del penalti nos condiciona mucho. Intentamos corregir sobre la marcha, pero con poco acierto. Hemos llegado por bandas, remates de lejos, sin ocasiones clarísimas, pero ellos no han tenido ni una más allá de un penalti que viene de un saque de banda. Los detalles son importantísimos en el fútbol. Si hubiésemos marcado el penalti, habría sido más sencillo porque ellos se habrían abierto por la necesidad de ganar

-¿Es posible un cambio de ánimo o la plantilla está 'muerta' mentalmente?
En la segunda mitad nos dieron el balón, más replegados desde la expulsión. No hemos sabido hacer que dejaran de estar cómodos. En la primera, aparte del disparo al larguero de Guedes, no hemos estado bien. Se adelantan con el penalti y gestionan bien el partido, nosotros no hemos sabido gestionar nuestras emociones ni hemos tenido acierto. Desde nuestro penalti quedaban muchos minutos para insistir. A los jugadores los he visto responsabilizados, cometiendo errores propios de un equipo que no ha cumplido las expectativas y tiene la obligación de ganar. Es evidente que el rendimiento del equipo es inferior al que pueden dar por las diversas circunstancias que tiene el fútbol

¿Por qué la actividad de la que habla en los entrenamientos no se plasma en los partidos?
Esa actividad la vemos, por eso lo digo, es una realidad, pero es un punto de partido para ganar el partido luego. El rival también está activado con sus motivaciones. Nos garantiza una igualdad para competir con garantías. Cada partido es como es.

¿Cómo explica que jugadores que dieron rendimiento positivo tras la cuarenta, como Guillamón y Cillessen, caigan del once?
Optamos por elegir lo mejor en cada momento para el equipo. Dentro del buen rendimiento que tenemos en la portería, damos la participación a Jaume porque sabemos que ofrece rendimiento bueno. En cuanto a Hugo, era un partido de mucho juego aéreo. Los partidos te llevan a cambiar un rol previsto. Una acción aislada te condiciona y el rival se siente cómodo a favor. Lo hemos intentado con las fuerzas mentales que tenemos, yo veo a la gente activada, pero en el partido la exigencia de ganar y meterse en Europa no deja maniobrar con libertad. No hay nadie que destaque, lo acusa el grupo.

¿Qué cree sinceramente que le pasa al equipo?
El equipo... lo hemos intentado, ellos en ataque solo han provocado una acción aislada, una mano que queda suelta. El equipo está falto de confianza, mentalmente roto. Sabe la responsabilidad que tiene de estar ahí. Tenemos que activarles para competir en la máxima medida. Los jugadores quieren estar metidos. Hemos estado, pero las circunstancias mentales nos han condicionado, sobre todo, en el primer tiempo. En la segunda no estuvimos finos.

A Parejo se le ve agotado en lo físico y lo mental, ¿Carlos Soler debe dar un paso para reemplazarlo?
Valoramos todas las opciones. En Butarque hemos salido con Coquelin por la derecha porque sería un partido de balón dividido y podríamos controlar esa cualidad del Leganés con ese refuerzo. Pero si vas por detrás en el marcado, todo cambia. Hacemos el cambio con Ferran en el descanso porque perdemos y pensamos que Parejo nos daría más jugando porque íbamos a tener el balón en los pies. Quitamos un central, buscamos las bandas, Kang In por dentro... Dani Parejo ha jugado los 90 minutos, podría haber hecho un cambio por frescura, pero nos daba lo que necesitábamos con superioridad numérica. Que los jugadores no están al nivel de otras épocas lo sabemos, por eso estamos en la situación es la que es...

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook