21 de julio de 2020
21.07.2020
Superdeporte
BALANCE DE MERITON

La caída del Valencia CF con Peter Lim

El inversor llegó proponiendo una década de Champions, pero se acumulan tres años de 'apagón europeo' perdiendo dinero y peso competitivo

22.07.2020 | 01:37
La caída del Valencia CF con Peter Lim

Peter Lim asumió las riendas del Valencia CF colocando a Nuno Espírito Santo en el banquillo y proponiéndose, delante del valencianismo, el objetivo de acercar el club a Real Madrid y Barcelona, consolidándose durante una década en la Champions League. Seis años después de su llegada, los números vuelven a retratar el (no) proyecto de Meriton Holdings, de manera especial cuando el propietario ha participado más activamente en la toma de decisiones deportivas. Precisamente, es el Atlético de Madrid, rival histórico del Valencia, el que durante el tiempo del inversor asiático en el fútbol español se ha asentado regular y competitivamente en la competición de clubes más importante de Europa. Una circunstancia que ha repercutido enormemente en las diferencias económicas entre ambas entidades en función de los ingresos por los torneos UEFA, Champions League y Europa League.

Esta temporada, añadiendo lo obtenido en la Supercopa, el club rebasará por competencias la cantidad presupuestada de 63 millones de euros. Esencialmente, por la disputa, hasta octavos de final, de la Liga de Campeones. La partida económica, sin embargo, tras el fiasco de la temporada que el domingo concluyó en el Pizjuán, se quedará completamente a cero en el presupuesto del curso 2020/21. De ahí, la política adoptada de venta de jugadores y contención de gasto en lo referente a los costes salariales de la plantilla.

Un simple dato refleja las consecuencias negativas de la merma deportiva que ha padecido el Valencia desde que Lim se encarga de la gestión. Desde mediados de 2014, el Atlético, sin contar como la brecha seguirá abriéndose en estas rondas finales de la Copa de Europa y la campaña que viene, ha recaudado por competiciones UEFA 200 millones más que los blanquinegros. Asimismo, el Sevilla, con unos ingresos similares a los de Mestalla en ese periplo 14-20, alrededor de 150 millones, volverá a distanciarse después de acabar este curso con un billete Champions.


La realidad es que la fortaleza económica, dominante en el fútbol, se determina en gran medida por el rendimiento y los resultados deportivos. Durante las seis temporadas de Lim, junto a Barcelona y Real Madrid, el Atlético de Simeone ha conseguido un pleno de clasificaciones para la Champions. El Sevilla lo ha hecho cuatro veces, dos de ellas, en 2015 y 2016, como campeón de la Liga Europa. Además, en sus dos años sin Champions, los de Nervión han podido mantener el pulso vital en Europa jugando la Europa League.


Sin proyecto consolidado, sin término medio

Precisamente, a diferencia del Sevilla, el apagón europeo con dos duodécimos puestos consecutivos y el noveno de este curso es lo que ha agravado seriamente las crisis en 2016, 2017 y 2020. De hecho, incluso el Villarreal, con un billete Champions y cuatro para la Liga Europa, ha estado más temporadas compitiendo en el Viejo Continente que los blanquinegros en la 'era Meriton'.


No ha habido término medio con Peter Lim. La sensacional temporada con Nuno -en 2015 se igualó el récord de los 77 puntos de Benítez en 2004- para alcanzar la cuarta plaza, o las dos clasificaciones consecutivas para la Liga de Campeones con Marcelino y la eterna Copa del Centenario, han tenido el amargo contrapunto de tres años caóticos que influyen negativamente en la trayectoria general. Después del 'baile' continuo de técnicos entre 2015 y 2017 las ligas en las que el Valencia acabó duodécimo, a 20 y 26 puntos del cuarto, se encuentran entre las diez peores de las 85 en Primera División.


El Valencia menos europeo del siglo XXI

Para el propietario, la historia moderna tampoco depara buenas noticias. A lo largo del siglo XXI, el Valencia únicamente se ha quedado sin participar en ningún torneo europeo en cuatro ocasiones, tres de ellas las mencionadas tras la compra del club por parte de Meriton Holdings. La otra fue en la campaña 2013/14, la anterior con Amadeo Salvo en la presidencia en un año marcado por el proceso de venta y la convulsión vivida con el principal acreedor, Bankia. En el resto de años, desde 2001 hasta la actualidad, el conjunto valencianista ha competido con mejor o peor fortuna en Europa. Diez en Champions, tres en la Copa UEFA, dos en la Europa League y una, en 2005, en la Copa Intertoto.

Los números, y los hechos que estos reflejan, no dejan en buen lugar al Valencia de Lim, cuyo mejor rédito es la Copa del Centenario, pese a que meses más tarde decidió despedir al entrenador contra la lógica y el sentido común. Pasados diez meses, el inversor de Singapur vuelve a ver al club muy lejos de las ambiciones que transmitía Meriton a la Fundació VCF y sus patronos mientras avanzaba en la compra de la mayoría accionarial. Este año el equipo ha terminado noveno, pero el balance global es bastante más preocupante.

El humillante 'sorpasso' del Atlético, 115 puntos más en la Liga

Antes de Lim, el Valencia estaba cerca del Atlético en materia presupuestaria y, ligeramente, por encima en la clasificación histórica de la Liga. Hoy la diferencia está disparada después del sólido asentamiento de los rojiblancos en la elite del fútbol continental, algo que tiene su punto de partida en la Liga, donde en las últimas seis temporadas han sumado 115 puntos más que el Valencia. A pesar de que en el primer año del proyecto, con Nuno en el banquillo, y Salvo, Rufete y Ayala en los despachos, se defendió dignamente la tercera plaza en el cuadro histórico tras lograr sitio en la Champions, a la siguiente, la 15/16, el equipo de Diego Simeone consumó un adelantamiento que, temporada a temporada, ha ido agrandándose.

Durante el mando de Peter Lim, Sevilla y Villarreal también se han comportado con más regularidad en la Liga. Los andaluces cuentan con un acumulado de 33 puntos más. Y, por supuesto, Barcelona y Madrid se han alejado todavía a más años luz.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook