12 de agosto de 2020
12.08.2020
Superdeporte
MERCADO DE FICHAJES

El primer fichaje del Valencia

El centrocampista, salvo oferta importante, se queda a disposición de Javi Gracia

12.08.2020 | 02:58
El primer fichaje del Valencia

Uros Racic se queda. Eso pone al menos en la hoja de ruta trazada por el Valencia CF para la confección final de su nueva plantilla. La idea inicial del club, según ha podido saber SUPER, es que el centrocampista serbio de 22 años forme parte del primer equipo esta temporada 20/21. El jugador, cedido la pasada temporada al Famalicao de la liga portuguesa, gusta a Javi Gracia y encaja en los parámetros deportivos y económicos que busca el club para reajustar la plantilla y reconstruir un centro del campo mermado por la venta de Dani Parejo y Francis Coquelin al Villarreal de Unai Emery. Su valor está en alza después de su sobresaliente temporada en la Liga NOS y la decisión de la propiedad es que el jugador no se mueva de la entidad de Mestalla a pesar de interés que ha despertado en otros clubes y las ofertas que tiene sobre la mesa. Uros, de momento, se queda. Es el plan.

La llamada de Javi Gracia a Racic en pleno verano para que acortara sus vacaciones -solo dos semanas- y se incorporara a la pretemporada desde el primer día fue toda una declaración de intenciones del entrenador. El navarro cuenta con el serbio para el centro del campo y quiere verlo en acción durante la pretemporada en la ciudad deportiva de Paterna para darle el visto bueno y ratificar la decisión de la propiedad. El club tiene muchas esperanzas depositadas en este joven futbolista y siente que está preparado después de un año y medio de cesiones para explotar en un equipo de la exigencia del Valencia.

El escenario no puede ser más favorable para él. A nivel deportivo ahora mismo es más necesario que nunca. La salida de Parejo y Coquelin rumbo al Villarreal ha provocado que Gracia se quede solo con dos mediocentros en la plantilla: uno específico como Geoffrey Kondogbia y otro con capacidad de jugar por fuera o por delante como Carlos Soler. El técnico, de hecho, ha citado a tres mediocentros de la Academia -Vicente Esquerdo, Koba Koindredi y Yunus Musah- para que refuercen una posición en la que el Valencia se ha quedado cojo.

Racic, como lo son el resto de cedidos, también es una solución económica de cara al Fair Play Financiero y a la necesidad del Valencia de reducir los costes de la plantilla. El club ha perdido ingresos sin la Champions, no tiene campaña de abonos y, para colmo, la incertidumbre del comienzo de LaLiga podría provocar que los ingresos televisivos cayeran en picados. Poder echar mano de un jugador contrastado y de coste cero como Racic en medio de este contexto díficil por la crisis del Covid-19 y los malos resultados del equipo la pasada temporada es todo una alivio para el club. El serbio encaja a todos los niveles. Ahora mismo no se toca.

Obligados a renovarlo

La opción de venderlo y hacer caja se contempla solo si hay una oferta muy importante. El Valencia, eso sí, es consciente de que si Racic se queda -también si sale cedido estará obligado a renovarlo porque acaba contrato el 30 de junio de 2022 y tiene un salario desfasado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook