15 de octubre de 2020
15.10.2020
Superdeporte
VILLARREAL-VCF

No hay milagros, pero sí hay Soler y Paulista

Dos refuerzos que pueden propulsar un salto de nivel en el equipo de Javi Gracia

15.10.2020 | 09:47
No hay milagros, pero sí hay Soler y Paulista

La presencia de Carlos Soler eleva las posibilidades de Javi Gracia, igual que la recuperación de Gabriel Paulista está destinada a producir un salto en el nivel defensivo. No hay milagros, pero sí hay motivos para la esperanza. Ahora mismo, el gran peligro para Soler son las expectativas, pasarse de vueltas por exceso de responsabilidad. En lo esencial no parece que vaya a quedarse corto. "Estoy con ganas de coger más minutos e ir cogiendo peso en el equipo", reforzó en VCF Media. La predisposición a dar un paso al frente en la dificultad está. Pese a su juventud (23 años), va a ser su quinta temporada; es uno de los veteranos y tiene claro que para él no puede ser una temporada de transición. El control emocional va a ser decisivo (como siempre) para manejar la crítica destructiva y la positiva. Por eso, pidió tiempo para asentar el equipo, por eso, los objetivos están en el partido a partido, empezando por el Villarreal.

El último revés muscular de Carlos tuvo que ver con forzar, con el exceso de velocidad para ganarle tiempo al tiempo y llegar al Derbi. Reapareció ante el Betis. No competía desde el 19 de julio, última jornada de Liga, ante el Sevilla. Ante los verdiblancos tuvo 10 minutos, entró por Kondogbia y jugó de mediocentro. Ahí es donde se le espera, aunque como Gracia ha insistido y él mismo reconoce, puede ayudar en cualquier posición: banda derecha, banda izquierda, con Kondogbia, por Kondobia, con Kondogbia y Wass en la sala de máquinas, por detrás de Maxi Gómez, incluso propulsar un cambio de sistema hacia el 4-3-3. Lo importante es que su perfil cuadra en el modelo del míster, por ritmo y por fútbol, que puede aportar juego y despliegue, que puede continuar como banda o romper por dentro. "Siempre que me preguntan por esto digo lo mismo, estoy para lo que quiera el entrenador, siempre estamos en contacto y hablando, me pregunta dónde creo que puedo rendir más y hay un feedback tras el cual decidimos. Eso es lo importante, tener esa relación con tu entrenador y saber que tienes la confianza suya es muy importante. Lo más importante es que el equipo vaya para arriba y sea lo más competitivo posible", insistió Soler.

Vila-real siempre es especial

La Cerámica siempre le trae buenos recuerdos, porque en casa del club amarillo llegó su primer gol como valencianista. "Lo recuerdo como si fuera ayer, conseguimos la victoria, no veníamos de buenos partidos, también fue una temporada bastante complicada, pero conseguimos la victoria 0-2", recapituló.

Fue el 21 de enero de 2017. Poco queda de entonces: Mario Gaspar, Jaume Costa, Trigueros y Asenjo en el Villarreal. Por el Valencia siguen él, José Gayà, Jaume Domènech y Mangala. Parejo ha cambiado de color. "Es cierto que los últimos años, por diferentes motivos, no se nos ha dado bien el campo del Villarreal CF, pero esta es una nueva temporada y se está viendo que en LaLiga los partidos están muy apretados, cualquier equipo te puede hacer daño y por qué no nosotros conseguir la victoria este fin de semana", advirtió Carlos.

Con las pilas cargadas

¿Se dan las condiciones para que Soler pueda propulsar un salto en el Valencia? La respuesta es sí, aunque necesitará partidos para coger volumen. Este parón le ha venido bien para cargar las pilas, para llenarlas a tope. Soler marca el camino: "Después del partido contra el Betis lo dije, la imagen no tuvo nada que ver con la que habíamos mostrado antes frente a la Real Sociedad, el Valencia tiene que luchar por conseguir la victoria, siempre tiene que estar metido en el partido para conseguir los tres puntos y no puede suceder lo del Betis, cuando nos vimos incapaces de poder hacerles daño y ellos nos hicieron bastante". La salida de Parejo le abre una puerta de entrada, una oportunidad de hacerse fuerte en la zona axial del centro del campo.

¿Se dan las condiciones para que Soler pueda propulsar un salto en el Valencia? La respuesta es sí... con el regreso de Gabriel más la mejor versión de todos. Carlos más Paulista son dos piezas imprescindibles para encontrar la mejor versión del equipo, para alimentar esa columna vertebral en la que son básicos junto a Gayà, Wass, Kondogbia y Maxi Gómez. Hace falta continuidad, pero hay margen de mejora.


ESTAS FUERON SUS DECLARACIONES EN VCF MEDIA:

Ganas de participar con regularidad.
"Volví contra el Betis, fueron 10 minutos, la primera toma de contacto y hacia tiempo que no salía al campo a jugar. Desde la temporada pasada no había vuelto a competir, tenía muchas ganas, ha sido una pretemporada un poco rara por las circustancias, pero estoy con ganas de coger minutos y coger peso en el equipo".

Cómo estás físicamente.
"Con la ayuda del cuerpo técnico, de los físios, de los readaptadores... hemos trabajado al máximo, lo mejor que se ha podido. Es cierto que este parón me ha venido bien para cargar pilas y llenarlas a tope, para estar disponible para lo que quiera el míster".

Demasiada mala suerte, la COVID, la lesión.
"Son cosas que ocurren, toca vivir con ellas. Tenía ganas de competir y estar en pretemporada con los compañeros, no he podido, he trabajado al máximo lo que he podido y estas dos semanas enteras para trabajar, los que nos hemos quedado y no hemos ido con selcciones, han servido para recargar pilas. Estoy mejor y ahora a coger ritmo poco a poco".

Temporada 20/21. Se espera mucho, pese a su juventud.
"Va a ser mi cuarta temporada, estoy entre los más veteranos aunque soy joven. Al final es un entrenador nuevo, con una idea nueva, compañeros que vienen de cesión, otros que se han marchado, tenemos que acoplarnos todos, coger lo que nos pide el cuerpo técnico y ahora cuando vuelvan gente a trabajar para empezar a mejorar desde este fin ante Villarreal... No nos marcamos objetivos a largo plazo, tenemos que ir partido a partido y no plantearnos nada más allá de conseguir los tres puntos cada jornada".

Un Valencia competitivo.
"Al final, lo dije tras el partido ante el Betis, la imagen que dio el Valencia en ese cencuentro no tiene nada que ver con la de la Real, por eso insistí en que el Valencia tiene que estar metido siempre en el partido, no puede conformarse con esa sensación de ser incapaces de hacer daño y que el rival te hace mucho. Somos un equipo joven, con ilusión, pero somos el Valencia, por historia somos uno de los equipos más importantes de España y grande en Europa. El objetivo debe ser cada partido, prepararlo cada semana, competirlo y ganarlo".

Regularidad como equipo.
"En estos primeros partidos hemos sido irregulares, en ciertos momentos hemos sido un bloque compacto, jugando juntos, con las ideas claras; en otros, hemos mostrado esa fragilidad, no hemos sabido como atacarle al rival. Hay que acoplarse, somo un equipo joven, con mucho por mejorar. La temporada acaba de empezar y la plantilla tiene margen de mejora, todos podemos dar mucho más y en ello estamos. Trabajamos bastante bien".

La última victoria del Valencia en Vila-real fue hace tres años, con gol de Soler.
"Lo recuerdo como si fuera ayer. Tampoco veníamos de buenos partidos, fue una temporada complicada, pero conseguimos la victoria 0-2. Los últimos años por distintos motivos no se nos está dando bien, pero esto es una nueva temporada; se está viendo que en LaLiga está todo muy apretado, cualquier puede hacerte daño y por qué no podemos hacerlo nosotros".

Su posición.
"Al final es un debate que lleva varias temporadas formado, pero siempre que me pregunta por eso digo que estoy para lo que quiera el entrenador. Lo importante es que siempre estamos en contacto y hablando, me pregunta dónde puedo rendir, hay ese feedback y puede decidir. Lo importante es que tengo la confianza absoluta. Juego donde sea, en izquierda, en derecha o en el medio, al final, lo importante es ayduar al equipo; eso es lo más importante, que el equipo vaya para arriba y sea competitivo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook