19 de octubre de 2020
19.10.2020
Superdeporte
CHARLAS TORINO

"Cuando se pueda, tenemos que hacer en Mestalla la pitada del siglo contra Meriton"

Paco Lluis, valencianista de 'poble' y de toda la vida, profesor de plástica y miembro desde 1988 del popular grupo valenciano Bajoqueta Rock

19.10.2020 | 05:39
"Cuando se pueda, tenemos que hacer en Mestalla la pitada del siglo contra Meriton"

-¿Quién es Paco Lluís Ramos?
-Ante todo un valencianista que lo lleva en la sangre desde pequeño y no puede evitar ser otra cosa. Doy clases de plástica y dibujo técnico en un instituto, estudié Bellas Artes, soy miembro de un grupo de rock rural que se llama Bajoqueta Rock, soy alpinista, ciclista, hago triatlon...

-Diga también que es padre, por su bien...
-Sí, sí, tengo dos hijos, un niño y una niña. Y esto es algo que me estimula mucho, me considero un hombre del Renacimiento, alguien que no puede estar quieto, tengo entusiasmo por muchas cosas.

-Hace tantas que hasta escribe artículos en SUPER.
-Sí, ese es otro 'embolao' que me han colocado a la vejez...

-Ahora podemos contar que, cuando empezó a escribir en SUPER, Paco Lluís se sorprendió de que nadie jamás le dijo nada sobre qué debía escribir...
-Así es...

-Me preguntaba cada semana si podía escribir lo que quisiera sobre quien quisiera...
-Es verdad, siempre te preguntaba si tenía que seguir alguna línea editorial y siempre me decías, Paco, es tú opinión, escribe lo que quieras. Tienes libertad total. Es algo que me pareció muy grato. También te dije si podía escribir en valenciano porque era una de las consignas que me impuse, quiero decir, si canto en valenciano en un grupo de rock rural, pues tengo que escribir en valenciano. Además, al escribir también me expreso mejor en valenciano, en castellano no me sale.

-Y siempre desde el respeto.
-Es verdad. Lo que pasa es que de la misma manera que las canciones de Bajoqueta son muy rurales, son de pueblo, muy cotidianas, de lo que pasa en un pueblo cuando vas por la calle, la naturalidad de las personas, pues pensé que la opinión en SUPER fuese también desde ese prisma, cómo se ve desde un pueblo la capital, el Valencia CF y su capacidad de captar aficionados. Y no es algo gratuito, cuando se habla del sentimiento valencianista es algo muy fuerte, es como el fallero, el que es de una falla y que tiene mucho apego a su falla. El valencianismo es algo que pasa de padres a hijos.

-Tengo una frase suya guardada en el disco duro, uno no elige ser del Valencia CF, es el Valencia CF quien te elige. Eso es como el rock and roll.
-Claro, eso de voy a hacerme de tal equipo de fútbol... imposible. No puedes porque el equipo te ha elegido y ya estás enganchado y no puedes huir. Es como la metáfora del rock and roll, cuando escuchas una canción y te llega dentro, es para toda la vida. Luego puedes escuchar otras músicas y que te gusten, pero la raíz está para siempre.

-Sí, todos hemos explorado otros estilos musicales, pero siempre acabas volviendo.
-Y al final la gente se diferencia en, ¿este es rockero o no es rockero? Y cuidado que los rockeros siempre nos entendemos.

-Correcto, en la vida hay dos tipos de personas, los que son rockeros y los que no. Y luego ya los valencianistas rockeros...
-Correcto.

-¿Tiene la intención de que esta entrevista tenga esa síntesis de la mirada desde el pueblo, desde lo cotidiano y natural?
-Las metáforas del mundo rural me abren el camino para expresarme. Si puedo contar una cosa a través de ese prisma, mejor, creo que es un lenguaje más coloquial para que la gente lo pueda entender, aunque la reflexión puede ser igualmente profunda. Puedes utilizar frases hechas o chistes para explicar lo que está pasando por ejemplo en una entidad como el Valencia CF.

-¿Vamos a ello?
-Vamos, pero primero, uf, lagrimitas por Españeta. Lloré y no podía evitarlo, leía en el periódico las opiniones de Arias, Kempes, Fernando... y claro, esta gente es la que llevo en el corazón toda la vida, y me caían las lágrimas.

-Me pasó igual, me acordé de Jaume Ortí y se me metió algo en el ojo. Pero esto que dice de los exjugadores es interesante porque el cariño que le han mostrado a Españeta refuerza el vínculo, que es lo que Meriton destruye poco a poco.
-Sí, Españeta era el pegamento, quien cohesionaba, y en una posición muy privilegiada porque estaba dentro. Todos hemos querido ser Espanyeta, conocía a todos los jugadores, y sabía todo lo que pasaba entre los jugadores. Era algo así como Sancho Panza, el fiel escudero que le aguantaba todo a los jugadores.



-Sí, pero me refería más a que Meriton está rompiendo el vínculo de sentir que perteneces a la tribu valencianista, y ellos con su actitud lo han reforzado.
-Yo creo que ya han perdido las oportunidades que tenían de explicar las cosas al público, pero claro, no somos un público al uso, somos los aficionados del Valencia CF, y somos muy falleros, muy pirotécnicos y todo lo que quieras, pero también tenemos derecho a saber cómo son las cosas, qué objetivos hay y por dónde hay que tirar. Si las cosas se explican bien creo que la gente podría entenderlo mejor, pero es que los interlocutores que ha tenido Meriton no son válidos. Todo eso sumado a la mala gestión es un cóctel molotov que le explota en la cara, que es lo que les ha pasado. Pero ellos son así, van a la suya.

-El problema de comunicación es evidente, pero lo grave es la mala gestión. ¿Perdonaría una mala comunicación si hay buena gestión?
-Si hay buena gestión funciona todo, y sobre todo en fútbol. Aquí lo que tiene que funcionar es el equipo de fútbol, es la esencia y a partir de él todo da vueltas. Porque la buena gestión afecta a todos, no es lo mismo clasificarse para la Champions que no clasificarse. Si tienes un buen equipo te abre las puertas a todo. ¿Que no tienes un buen equipo? Vienen los problemas, pero claro, esos problemas los han generado ellos, es un poco la pescadilla que se muerde la cola. Yo intento guardar distancia porque cada día nos salen por un sitio y piensas, estos qué mes volen? Pero al final quien se resiente de todo ello es el equipo, y el equipo es el nuestro, no es el equipo de ellos, por lo tanto te afecta directamente, intentas no entrar en la gestión pero al final entras porque me pongo negro. La gente está muy enfadada y con razón, por mil cosas además, porque están rompiendo todos los vínculos que había con los aficionados. Lo de las peñas es una vergüenza, un escándalo. Las peñas fuera, fuera la grada de animación... Todo eso hace que la gente tenga reticencias y ya no crea en el proyecto. Al final nos sentimos engañados desde el principio, porque dicen que van a hacer un gran equipo, a traer jugadores... A ver, si tú explicas que vas a vender jugadores pero luego fichar otros para intentar construir un buen equipo, pues la gente lo entiende porque se ha hecho toda la vida, pero vendes a los mejores y no fichas a nadie, y claro, nos han estafado. Es lo primero que piensas. ¿Cómo voy a creer a una persona que está diciendo mentiras? Por lo tanto el desapego crece. Estábamos hablando de que ha tocado fondo o que no hay precedentes en este tipo de desapego entre la afición respecto al club. ¿Solución? Uf... es que cada semana pasa una cosa.

-Corre mucho en busca de soluciones y no sé si habría que definir primero el problema.
-Soluciones. Cuándo bajó el Valencia CF a segunda división hubo una respuesta masiva de la afición, que entendió perfectamente lo que había que hacer y estuvo a la altura de las circunstancias. ¡40.000 personas en Mestalla en segunda división! Yo iba también, y mira que era un motivo suficiente como para enviarlos a hacer puñetas y no sacarte el pase, pero la gente masivamente lo sacó. Empezando por mi padre que entendio que había que estar al lado del Valencia CF, no lo podemos evitar. Yo vi lo que hizo mi padre y eso es algo que arrastra y que cala. Mi padre tuvo el pase durante 55 años y a muerte siempre. Su equipo era el Valencia CF y yo eso lo he mamado desde que era muy pequeño.

-El ejemplo de lo que hizo la afición cuando el equipo descendió es muy bonito, pero la duda que tengo es si eso ahora pasaría... Y creo que no.
-¿No? ¿Por qué? ¿Si baja el Valencia CF a segunda no pasaría? Ojo, que mi hermano y yo cuando el Valencia llega a los 40 puntos lo celebramos, ya estamos salvados, y a partir de ahí lo que nos encontremos. Ese síndrome lo tenemos porque lo hemos sufrido, el Valencia ha coqueteado con esa posibilidad y nos hemos asustado porque sabemos lo que significa bajar a segunda división y lo difícil que es subir. La ventaja que tuvo el Valencia CF es que subió a la temporada siguiente, pero, ¿cómo no iba a subir si había 40.000 aficionados en Mestalla? Si llegaba al estadio un equipo de segunda y se asustaba, cuando llegaban allí, se les notaba que miraban y decían... ie, açò qué es? Y claro, todos bramant y el equipo iba en volandas, lo recuerdo perfectamente. Y no teníamos un equipo superfantástico, era un equipo trabajador que no se atrevía a salir al campo y no correr porque había 40.000 personas achuchándoles.

-Pero lo que quiero decir es que la gestión de Meriton hace que yo tenga dudas de qué pasaría en una situación límite...
-¿Qué es una situación límite?

-La actual, por ejemplo.
-¿Crees que ahora estamos en una situación límite de verdad? A ver, están provocando muchas cosas, pero falta una definitiva que todavía no ha pasado. No sé qué será, si bajar a segunda división...

-Va Paco, no seas bruto.
-O que haya una estampida en masa, porque mira, Javi Gracia se quiere ir, Kondogbia se quiere ir, Kang In no quiere renovar... Eso significaría que pasan cosas gordas que superan una situación de crisis. ¿Qué haría la gente? ¿Quién abandera y dice seguidme?

-Tengo dudas de que la gente se identifique tanto con el club en una situación límite como pasó con el descenso.
-Hay algo que puede ser inapelable, si la gente no renueva el pase. Imagina que sacan los abonos y lo renuevan 15.000. Sería un detonante, porque para no renovar el pase del Valencia uno tiene que estar muy fastidiado, que hay gente que se quita de otras cosas para renovarse el pase... Y esos son los que lo sienten de verdad. Esa situación sería muy significativa para la ruptura de la que hablamos, pero es que eso no va a pasar. A ver, si no voy yo a Mestalla, ¿quién va a ir? Dímelo. ¿Quién va a animar al equipo? Hay gente que no es tan activista, que lleva al equipo en el corazón y va a Mestalla.

-Marca mucho la diferencia entre animar al equipo y Meriton.
-¿Pero quién va a animar a Meriton?

-Animar a Meriton no, pero tienes muy clara la diferencia entre el equipo y los que mandan.
-Siempre, porque hay que marcar la distancia. ¿Qué vínculo tienen con el Valencia CF? Son unos gestores, han venido aquí a gestionar y a ganar dinero, y me parece bien. Hay muchos clubes que funcionan así, llega un tipo, pone dinero y a lo mejor los quiere perder y otros lo quieren recuperar. Esto es un negocio y todos lo tenemos claro, pero dentro de ese negocio hay una parte sentimental muy fuerte que es la que no controla Meriton porque tampoco se ha querido involucrar. Por lo tanto son unos agentes externos que gestionan una cosa como si fueran funcionarios que teletrabajan y a distancia mueven las piezas.

-A ver, señor Paco Lluís Ramos, usted tiene mucha cara. Usted ha desarrollado una teoría perfecta para ser feliz y no tener ningún remordimiento ni dolor ni sufrimiento.
-El sufrimiento es el Valencia CF en sí mismo...

-Ya pero tiene el mismo que podía tener hace diez o quince años.
-Exactamente el mismo.

-Desarrolla una teoría personal por la cual no le afecta Meriton, ¡le tengo envidia!
-Es que no tiene por qué afectarme Meriton, porque Meriton se irá, tú sabes que se irá, y quedará el Valencia CF, quedarán los de siempre y estaremos aquí. ¿O vendrán de fuera a ser del Valencia CF?

-¡Usted es un hombre feliz!
-No soy feliz y te explicaré porqué. Ahora quedamos los amigos para ver el Valencia CF, vamos a un bar, y vamos como si fuésemos a Mestalla, con camisetas y bufandas, el mismo ritual, y cuando pierde el Valencia CF nos enfadamos mucho. Y yo siempre me pregunto, ¿cómo puede ser que me vaya a casa enfadado y disgustado y que me dure toda la semana? Yo quiero evitar eso, y sería más feliz, pero no puedo.

-Pero tiene una teoría personal de autoprotección contra Meriton.
-Pero a ver, Meriton, si se van bien, y si se quedan, pues bien, ¿qué vas a hacer? Yo no los puedo tirar. Lo que sí puedo hacer es demostrar que no estoy de acuerdo con ellos.

-¿Cómo?
-Una sería no renovar el pase, pero eso es muy difícil para mí.

-¿Pero qué tipo de resistencia puede hacer un aficionado de Riba-roja para decirle a Meriton 'no me gusta lo que hacéis con mi Valencia CF'?
-Ostras, esa es la pregunta del millón, pero que quede claro que no estoy diciendo... ¡a las barricadas!

-No, no, ni mucho menos.
-Pues mira, yo empezaría por los periodistas. Si hay una rueda deprensa en la que va a hablar Anil Murthy, que no vaya nadie. ¿Cómo se lo tomaría él?

-Ya te digo yo que eso no pasaría.
-¿Ves? ¿Y quieres que pase eso con la afición? ¿Entiendes?

-Es una metáfora buenísima.
-Lo que quiero decir es, a ver, señor, usted nos está cortando los canales de comunicación que tiene un periodista, si no me da pie a nada, ¿para qué tengo que ir a darle altavoz a su mensaje? Los medios tienen cosas que decir porque generan opinión. Lo que sale en SUPER o en Levante-EMV cala, o lo que se dice en las radios, o lo que dice Julio Insa... Los medios tienen que hacerle ver a la propiedad que va por mal camino. Aunque yo veo que sí, que pegáis mucha caña y sobre todo veo que ya se está creando un frente común, todo el mundo le tira dardos a la gestión de Peter Lim, y ahí Murthy se defiende patas arriba, tira balones fuera, porque al final, eso no le gusta a nadie. Mira, hay una cosa que no se puede soportar, que son las broncas de Mestalla. Ahora no se puede por el Covid, pero a la pregunta de qué puede hacer la afición, está claro, cuando se pueda, ir a Mestalla y pegar la pitada del siglo.Yo soy el primero que voy a Mestalla y pito porque no hay ningún presidente que aguante eso, ni de Singapur.

-Eso es verdad.
-Ojo a eso, 40.000 personas diciéndote '¡fuera, fuera, fuera!'. Carlos, eso tira presidentes y lo sabes.

-Y te aseguro que él no lo dice, pero todo esto le está pasando factura.
-Su cargo está quemado ya.

-Como presidente está amortizado en cuanto a la afición, pero claro, la decisión depende de Peter Lim.
-¿Peter Lim por qué no viene a València?

-Ahora por el Covid.
-¿Y antes?

-No lo sé, no estoy en su cabeza...
-Es que si yo soy el propietario de un club... A Abramovich siempre lo veo en el palco. Quiero decir, si tengo aquí el dinero, si el equipo lo he hecho yo y me he jugado la inversión, yo quiero ir a ver de primera mano qué está pasando ahí. Te voy a decir una cosa, tiene miedo a que le piten. Yo no lo soportaría, estos son de aquí mando yo y se hace lo que yo digo, la cultura china es así y es pendenciera en ese sentido, o haces lo que te digo o fuera, porque yo soy quien mantiene esto, pero a nadie le gusta que le tiren dardos a la cara y Peter Lim no viene por eso. Pero bien, buena estrategia, porque así los palos se los lleva otro.

-En una situación normal, las broncas en Mestalla serían...
-Serían históricas. Mira, yo estaba deseando ir a Mestalla pero para preparar la pitada. A mi hay veces que me preguntan 'Paco, ¿tu pitas allí?' y yo les digo que claro, que es la manera más directa que tenemos de manifestarnos y es la que ha marcado muchas veces el pulso de la sociedad.

-El gran foro del valencianismo es Mestalla.
-Exacto.

-Encaja en su teoría de autodefensa. Vale, yo me aíslo, pero en Mestalla me vas a escuchar.
-Claro, pero es que yo he pitado a todos en Mestalla. Yo he pitado a Benítez...

-¡Va, Paco!
-Y mira que lo adoro ¿eh? Yo he pitado a todos los entrendores, a todos los presidentes... Bueno, a Jaume no le he pitado.

-¿A Jaume no?
-Porque era un tipo de casa, que transmitía, pero a Jaume sí le pitaron. Cuando he visto algo que no me ha gustado yo he pitado en Mestalla, y no pasa nada.

-Ya veo que Meriton no le ha hecho cambiar eso...
-Vamos a ver, yo a Meriton les pité de los primeros. Cada vez que ha habido una decisión mala eso se transmite al campo y el colectivo entiende que por ahí va mal. Luego oigo que dicen que la solución es que venga un fondo, ¿pero quién te garantiza que el que viene va a hacer mejor equipo? Nadie. Bueno sí, gente que sabes que ha funcionado bien cuando ha estado aquí, por ejemplo Mateu Alemany. No tengo especial devoción por él, pero si haces un proyecto coherente, con sentido común y ganador, lo normal es acertar. Por cierto, ¿tu tendrás una teoría no?

-Vaya, esto no lo esperaba. ¿Sobre qué concretamente?
-Pues sobre qué tiene que hacer la afición ante esta situación...

-Como periodista me sabe mal decir qué tiene que hacer la afición. Que la gente haga lo que considere dentro del civismo, claro. Dicho esto, es evidente que si se pudiera acudir a Mestalla es el sitio idóneo para manifestar cualquier cosa, buena o mala, alegría o enfado. Me parece muy bien que se hagan estas manifestaciones, aunque es muy difícil mantenerlas con cierto vigor en el tiempo, pero son necesarias ahora que no hay público en Mestalla.
-Claro, es difícil que cuajen, tiene que ser algo más poderoso...

-Y nada más poderoso que una protesta en Mestalla. La afición tiene que protestar de forma infinita pero con respeto, creo que si se superan algunas líneas, se pierde razón, y al valencianismo le sobran los motivos para protestar día y noche contra Meriton. Hay que cuidar esos motivos o argumentos, no perderlos ante ellos por falta de respeto o violencia de cualquier tipo. El valencianismo no debería darle esa chance a Lim. A partir de ahí, todos tropezamos con una realidad: la ley mercantil. Y la propiedad privada es sagrada, si nos cargamos el concepto de propiedad privada nos cargamos la sociedad occidental tal como está montada desde hace muchos siglos. Y Lim es el máximo accionista...
-¿Quieres decirme que él no se da cuenta de cómo está el patio aquí?

-Lo sabe perfectamente.
-Además, es obligación de ellos saber cómo está la cosa. Si todo esto le llega, todo va sumando, y cuando venga un inversor y le ponga els cacaus en la taula dirá, me voy a casa. Se dan las condiciones, porque se le nota que ha levantado el pie, no quiere reforzar el equipo, lo deja a la deriva. Es la primera muestra de que está reculando.

-De que ha perdido la ilusión.
-Cuando dejas de inyectar para hacer un buen equipo es porque estás pensando en otra cosa.

-¿Esa presión puede espantar a un posible inversor?
-No, porque si un inversor sabe lo que es un equipo de fútbol, sabe que estas cosas pasan. Tiene que ser un inversor ligado al fútbol, no una persona que ni fu ni fa y dice 'voy a comprarme un equipo. Tienes que tener muy claro dónde te metes.

-Ha hablado varias veces de un líder... ¿quién lleva la bandera?
-Si hablamos de una sociedad mercantil el líder es el que tiene el dinero... ¿o no? La persona que tenga poder y poderío, dinero, es quien puede aglutinar, puede comprar el club. Esto se soluciona comprando las acciones, no hay otra. No hay otra película ni otro escenario a no ser que des un golpe de estado. A nivel empresarial y mercantil esto es una compraventa, funciona así.

-Si no tenemos claro que esto es así, esto ya es el fenómeno Okupa.
-Mira, a mí me toca el Euromillón, y los hay que son de más de cien millones, y ya lo tengo calculado. Me voy a Singapur y le digo a Lim, 'por cien millones te compro el Valencia'. Y lo compro. Ese tipo de cosas habría que canalizarlas. Otra cosa que fue un fracaso es la ampliación de capital, a la que yo acudí como un idiota. Era como comprar preferentes, al final se convirtieron en eso. Mi hijo tiene 50 acciones de las buenas y mi hija 50 más, mi suegro compró 150 pero de las iniciales, a ocho mil pesetas, lo que pasa es que después vino Soler y las compraba a 600 euros, mucha gente las vendió. Imagina 150 acciones por 600 euros, pues mi suegro no vendió, se las quedó y ahora lo que ha hecho es darle 50 a cada nieto.

-Y la última, ¿qué canción le dedicaría a Lim?
-Pues qué difícil... Bueno, hay una muy emblemática que es 'la taronja no funciona'. Haz lo que quieras pero tú has invertido en la taronja y la taronja te ha salido fallida, por tanto, piensa a ver en qué vas a transformar el campo o piensa en vender y dedicarte a otro tipo de cultivos. Pero dinos lo que vas a hacer porque somos los vecinos del campo los que estamos ahí y queremos saber qué es lo que vas a plantar, volem saber què menjarem...

Aquí puedes leer las anteriores ediciones de Las Charlas del Bar Torino.
Rafa Lahuera: "Tenemos que ser capaces de articular una resistencia inteligente contra Meriton".
Sergi Calvo: "Mi temor es que Meriton deje caer el Valencia CF".
Marcos Colomer: "¿Cómo nos va a tener en cuenta Meriton si no nos necesita?".
Josep Bosch: "Meriton es y será una anécdota, el Valencia CF tiener 101 años de historia".
Albert Cardà: "Me jode que Meriton tenga el privilegio de dividir a la afición del Valencia CF".
Pedro García: "El valencianismo tiene que estar preparado para cuando Peter Lim decida vender".
Salva Raga: "Si alguien quiere despatrimonializar el club, será sobre nuestro cadáver".
Carlos Medina (Drakul): "Peter Lim no es una elección del valencianismo, es la única solución que hemos tenido".
Tono Errando: "Peter Lim debe estar arrepentidísimo de haber venido al Valencia CF".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook