05 de enero de 2021
05.01.2021
Superdeporte
LA PIZARRA

El agujero del carril derecho

Frente al Cádiz, los blanquinegros fueron un equipo tácticamente cojo, fruto de las actuaciones aciagas de Musah y, en especial, Thierry Correia

05.01.2021 | 03:32
El agujero del carril derecho

El lateral Thierry Correia, que recuperó la titularidad tras los 'banquillazos' consecutivos de los duelos ante Barcelona, Sevilla y Granada, es el reflejo del problema general que persigue a este Valencia CF 2020/21. A la plantilla que confeccionó Meriton Holdings -a partir de un sinfín de ventas y bajas, además de una oferta desmedida de protagonismo a jóvenes y canteranos- no le falta actitud. Prácticamente en todas las posiciones hay compromiso, pero en unas cuantas lo que se echa de menos es la calidad que se necesita para competir con la camiseta del Valencia CF.

Javi Gracia, más en la picota que nunca, apostó este lunes por una banda derecha cargada con altas dosis de juventud y potencia. Correia en el lateral y, unos metros por delante, Yunus Musah. La apuesta del entrenador no salió bien. Los blanquinegros se convirtieron en un equipo tácticamente cojo. En la vertiente defensiva Thierry volvió a ser el principiante de sus primeros días en València: nervioso, errático en la cobertura de los espacios, en la marca, como en el 0-1 del Cádiz, en las entregas y en sus progresiones con la pelota. En casi todo. La leve evolución que había mostrado se evaporó en 90 minutos.

Y, en la vertiente ofensiva, Yunus tampoco acompañó en nada durante los 64 minutos que estuvo en el campo antes de ser sustituido por Álex Blanco. Ha perdido frescura y desborde. Curiosamente, en alguna de sus intervenciones en la sala de prensa, Gracia ha alertado de que este tipo de situaciones puede darse con jugadores de edad tan corta como Musah, que a finales de noviembre alcanzó la mayoría de edad.

Hace aproximadamente un mes, el entrenador decía: «Yunus es un chico joven que está mostrando un buen rendimiento, pero tenemos que ser comprensivos con su juventud y progresión, intentando ayudarle a mejorar como con el resto de los jugadores». Los altibajos son lógicos en jugadores en edad prácticamente juvenil. Lo que no resulta tan lógico, sin embargo, es que el Valencia en verano lo apostará todo a los jóvenes llenándoles la mochila con un innecesario exceso de presión. Hoy Yunus no es el extremo potente y vertical de los meses de septiembre y octubre.

Un buen centro

Atenazados, ni Thierry ni Yunus, sacaron a relucir en la banda derecha la potencia física de sus piernas. La única acción destacada desde la banda derecha fue el buen centro que colgó el portugués en el primer tiempo a la cabeza de Maxi Gómez, detenido por Ledesma. Nada más por ese lado. Desde el flanco derecho no se inquietó al Cádiz cuando peor lo estaba pasando, en la recta final. El Valencia dominó el balón como no hizo en otros partidos, no obstante, careció de verticalidad y amplitud de campo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas