20 de enero de 2021
20.01.2021
Superdeporte
ENTREVISTA

Palabra de Ricardo Arias: «Este equipo dará que hablar si no se rompe el grupo»

Siente orgullo por ver a los capitanes valencianos echarse el equipo a la espalda, pero avisa: «Aún no hemos conseguido nada»

20.01.2021 | 04:45
Palabra de Ricardo Arias: «Este equipo dará que hablar si no se rompe el grupo»

Ricardo Arias es la voz autorizada por excelencia del club. El embajador atiende a SUPER para analizar el cambio del Valencia CF de Javi Gracia en las tres últimas victorias y explicar, desde su experiencia y el contacto directo con los capitanes, hacia donde cree que se dirige el equipo.

Por fin el equipo gana partidos, Ricardo.
Es muy importante que la pelotita entre. Es normal que los chavales se vayan cogiendo. El equipo es tremendamente joven y se ha tenido que esperar a que el equipo se sienta bien, esté conjuntado y consiga 2 ó 3 resultados buenos para saber que realmente hay un equipo para competir. Se está haciendo un grupo que ahora está disfrutando y me alegro mucho por ellos porque no es fácil empezar mal los campeonatos y más en una plantilla joven como esta. Hay que cuidarlos y hay que protegerlos. El equipo es muy joven, era normal que le costara adaptarse, no se empezó bien y la responsabilidad de tener que ganar sí o sí en casa es una responsabilidad que la saben asumir muy pocos. Empezar un campeonato mal pesa y mucho. Yo lo he vivido una vez y fue la peor y te puedo garantizar que no es una experiencia agradable, el ver que no puedes ganar es duro.

Tres de tres. Más allá de los rivales es una demostración de que los jugadores quieren.
Que no quepa la menor duda. Por esa parte ellos no te van a defraudar. Otra cosa es que lo que intenten les salga bien o les salga mal. Ahora les está saliendo bien y ahora es muy fácil ayudar y elogiar, pero nosotros los que somos futbolistas lo que queremos es que nos ayuden cuando las cosas están mal. No cuando están bien. Cuando están bien funcionamos solos y por eso hay que apoyar vengan como vengan las cosas a este grupo de chavales que se lo está dejando todo.

¿Cuánto mérito tienen los capitanes para explicar este cambio del equipo?
Todo, todo, todo. Y no solo los capitanes porque hay tenientes por debajo de esos capitanes que están ejerciendo de capitanes también. Mira Maxi Gómez o Racic lo que está haciendo.Se ha presentado aquí como 'Aquí estoy yo', se ha echado el equipo a la espalda y está dispuesto a cargar con lo que sea con mucha personalidad, pero luego está Daniel Wass, Diakhaby que está otra vez bien, Hugo acaba de llegar y está demostrando una frialdad y una inteligencia fuera de lo normal. Algunos han pasado a catedráticos sin ser alumnos. Y Gonçalo. Gonçalo es el que queremos que resucite otra vez porque es un grandísimo jugador y se necesita. Ahora hay que darle más confianza que nunca porque es un jugador imprescindible, pero está Cheryshev, Yunus.... Te pones a enumerar y te das cuenta de que el esfuerzo que están realizando todos es para elogiar.



La semana pasada se deshizo en elogios hacia los capitanes. ¿Qué le llevó a hacerlo?
Es uno de mis arrebatos. Creo que lo merecían porque estos capitanes valencianos son el claro exponente de lo que es el Valencia desde las raíces. Lo sienten, lo han mamado desde que son pequeñitos y están demostrando que quieren al Valencia por encima de muchos intereses personales y lo agradecí. Lo más cómodo sería hablar con el representante y decir 'búscame equipo que yo me quiero ir de aquí'. Y sin embargo, ellos están aferrados y pegándose contra todo el mundo. Son peores que los salmones que siempre van contracorriente y lo están consiguiendo. Están impregnando al equipo de un espíritu y de un estilo de juego y una forma de defender el escudo que hay que alabarlos por narices.

Ha hablado con ellos. Los conoce. ¿Qué piensan? ¿Cómo ven esta situación tan difícil para todos?
El otro día estuve con ellos en Alcorcón y se lo decía: 'Estar tranquilos, que nosotros estamos con vosotros. Os vamos a defender a muerte y sabemos el esfuerzo que estáis haciendo'. Les dije que me alegraba que después de un partido sonrieran. Les dije que sin sufrir en el campo luego no vais a sonreír en el autobús y lo comprendieron. Sufren, trabajan a destajo, se dejan la vida y es muy bonito verles sonreír en el viaje. Es señal de que están haciendo las cosas bien y les están saliendo bien. Hace tres semanas los veías cabizbajos, serios, con caras de temor, con preocupación. La macha de un club y de un equipo está a expensas de lo que hagas en el campo. En el fútbol no hay término medio. Si ganas eres un fenómeno y si pierdes eres un fracasado.

Dijo que estos capitanes son el mejor ejemplo para los que están y los que llegarán.
Totalmente. Los juveniles, los cadetes, los del Mestalla, todos se tienen que mirar en lo que están haciendo los capitanes, los valencianos, sean de aquí, del resto de España o del extranjero. Hay que respetar por encima de todo al club que al fin y al cabo es el que te paga y te permite ser lo que eres. Son referentes porque son jóvenes, porque han salido de la cantera y porque son valencianos. Estos capitanes valencianos que tenemos quieren al Valencia CF porque han nacido en el Valencia, se han criado en el Valencia y quieren jugar en el Valencia y eso, amigo, no tiene precio.

¿Cuánto de importantes son los jugadores de la casa? Al final siempre que hay crisis salen líderes que dan pasos adelante. Gayà, Jaume, Carlos...
Porque los de casa no fallan nunca. Gayà, José, es un tío normal, muy cercano, con las cosas muy claras y solamente al verle jugar ves representado el valencianismo dentro del campo, así de claro lo digo. Y luego el espíritu de Jaume, mantener esa tensión durante todo el partido, estar animando a todos sea quien sea, es muy importante tener jugadores como él que mantienen el espíritu guerrero despierto. Carlos Soler está tirando del carro como Ben-Hur. Yo creo que hay una mezcla de José, Jaume y Carlos que va a ser muy buena y a la que habrá que añadir esa templanza de Hugo, sin olvidar a Paulista que también es muy importante para este equipo. Que aparezca Yunus no me extraña porque es un chaval con unas condiciones extraordinarias, pero la aportación tan de sopetón de Hugo, de Racic o del propio Lato... Eso lo añades a los capitanes y a los veteranos que hay que conforman el esqueleto del equipo y al final sabes que si no se rompe el grupo este equipo va a dar que hablar.

¿Y cuánto de importante es esa unión? Usted ha pasado por situaciones igual de comprometidas. ¿Qué significa la piña de Valladolid?
Lo mismo que la de Alcorcón. Lo mismo que en Yecla. Un equipo que ve que es capaz de ganar y por encima de todo que ve que ese es el camino que tienen que seguir y porque lo tienen muy claro: el que no sufre jugando, el que no padece y el que no corre como un soldado raso no gana partidos. Y el que no vaya a una tampoco. Eso es primordial y hay un grupo muy unido. Los más veteranos necesitan a los jóvenes, pero los jóvenes también necesitan a los veteranos. Sin esa unión no se podrá estar aliviado en la clasificación y eso se consigue poco a poco, no de un día para otro.

Y ahora Osasuna. ¿Lo ve como el gran termómetro para medir la reacción del equipo?
Es primordial. El partido más importante es el del jueves contra Osasuna. Porque si no eres capaz de vencer, y seguro que va a ser muy difícil, todo lo demás no va a servir de nada. Hay que ratificar con una victoria todo lo bueno que has hecho. Tienen que afrontar el partido sin presión y con esa tranquilidad que aparentan pero que después de transforma en ambición. Hay que tener claro que hemos ganados tres partidos y dos son de Copa. Conseguir no hemos conseguido nada porque estamos al borde del peligro, pero si este grupo es capaz de mantener el nivel y las lesiones respetan, si no se rompe este grupo, el equipo va a dar que hablar por la forma en lo que lo hace, no por distinguir la calidad de uno o de otro. Lo bueno de este grupo es el colectivo, que todos corren, que todos se matan y que todos quieren lo mismo dejando el interés personal al margen y ese es el camino a seguir.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook