01 de marzo de 2021
01.03.2021
Superdeporte
MERCADO DE FICHAJES

Otro proyecto 'vendedor' de Peter Lim para el Valencia CF

El máximo accionista sentó en su reunión con el presidente Anil Murthy las bases para la próxima temporada

01.03.2021 | 17:35
Peter Lim, en una de sus llegadas al aeropuerto de Manises.

El presidente del Valencia CF Anil Murthy ya tiene las directrices del máximo accionista del club Peter Lim para poner en marcha el proyecto de la temporada 2021/22. El plan de Meriton es continuista. No hay cambios previstos con respecto al curso actual. La situación económica del club condicionará la parcela deportiva tal y como ha sucedido en el actual ejercicio. La intención de la propiedad es seguir vendiendo jugadores, acometer fichajes de bajo coste, cuadrar el presupuesto y no generar más deuda en tiempos de pandemia mundial de Covid-19. Son las principales conclusiones de la reunión que tuvo lugar en Singapur entre Lim y Murthy con el futuro del Valencia encima de la mesa.

El proyecto pasa por continuar vendiendo jugadores para cuadrar unas pérdidas que ya rondan los 31 millones de euros en su presupuesto. El club necesita seguir vendiendo pese haber realizado ajustes drásticos durante el actual ejercicio para adecuar su coste de la plantilla a los ingresos de la 2020/21 y cumplir el fair-play financiero. La idea de Meriton es compensar esas pérdidas (agravadas por la falta de ingresos por abonos y taquilla en Mestalla) a través de la venta de jugadores. Según ha podido saber SUPER, el Valencia tiene ahora mismo dos ventas presupuestadas.

Ninguna tiene de momento nombre y apellido. Será el mercado quien tenga la última palabra. La idea del club es que ninguno de ellos sean José Luis Gayà y Carlos Soler. Los dos capitanes de la casa están llamados a liderar el nuevo proyecto desde su compromiso, la responsabilidad y el sentido de pertenencia. Maxi Gómez, Jasper Cillessen y Gonçalo Guedes son tres activos con cartel en el fútbol europeo con los que el Valencia puede hacer caja. El problema es que cotizan a la baja después de una temporada difícil para los tres entre lesiones, bajo rendimiento y actos de indisciplina en el caso del uruguayo y el portugués.

El Valencia no solo ha presupuestado dos bajas. La intención del club es acometer tres fichajes de cara a la próxima temporada. Los planes pasan por realizar un refuerzo por cada línea. Es decir, se busca un defensa, un centrocampista y un delantero que den un salto de calidad al equipo. Ninguno de esos refuerzos serán grandes operaciones de mercado. La idea de Lim es no invertir en fichajes ambiciosos. Las directrices del máximo accionista pasan por fichajes de bajo coste que no necesariamente tendrán que ser cesiones como ha sucedido en el mercado de invierno con las llegadas de Patrick Cutrone (Wolverhampton), Christian Oliva (Cagliari) y Ferro (Benfica). Habrá dinero para fichar, pero poco.

El club renovó recientemente su confianza en Miguel Ángel Corona y el secretario técnico será el encargado de confeccionar la nueva plantilla 21/22. El Valencia no ejerció una cláusula que tenía por la cuál podía rescindir el contrato de Corona. Anil respalda su trabajo, además de sus conocimientos de mercado, por su rol interno a la hora de ejercer de interlocutor con la plantilla y afrontar los problemas del día a día del equipo. De momento, en la libreta de Corona está que el 30 de junio acaban contrato los franceses Kevin Gameiro y Eliaquim Mangala, así como los tres jugadores que llegaron cedidos de enero. Solo Oliva tiene opción de compra (no obligada).

Hasta ahora Corona no había podido pelear por jugadores en el mercado en clave 2021/22. La secretaría técnica había trabajado algunos jugadores interesantes que terminaban contrato en junio y podían firmar libres en enero en cualquier club. Sin embargo, Corona no se pudo lanzar a por ellos y se vio obligado a desestimar opciones viables como la de Rui Silva (fichado con el Sevilla), Marko Dmitrovic (cerrado con el Betis) o Marcos Paulo con destino al Atlético de Madrid. Todos se adelantaron. Corona estaba atado de manos. La consigna del club era no comprometer el presupuesto de la próxima temporada hasta tener una visión más aproximada de la situación económica y los planes deportivos del club. Es decir, hasta que no se ha producido la reunión entre Lim y Anil. Una cita que ha servido para asentar las bases de un 'nuevo' proyecto que, más que nuevo, será continuista. Meriton no cambia. Trae más de lo mismo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook