06 de marzo de 2021
06.03.2021
Superdeporte

Cillessen y sus cuatro paradas que valen como goles

Sus intervenciones ante Alcácer, Gerard, Pedraza y Bacca lanzaron al equipo a por una remontada sellada con dosis de fe

06.03.2021 | 17:28
Cillessen y sus cuatro paradas que valen como goles

La actuación de Jasper Cillessen en el derbi ensalza la profesión de portero. El valencianista demostró que hay paradas con tanto o más valor que los mismos goles. Fue el neerlandés quien sostuvo al Valencia en el partido, especialmente, en una segunda mitad en la que el corazón lanzó a los blanquinegros a por la contienda dejando desnudas algunas carencias defensivas. Si el Valencia terminó llevándose los tres puntos, una vez cuando el tiempo moría, fue por el penalti provocado por Maxi Gómez, la perfecta ejecución de Carlos Soler, la poderosa conducción de Christian Oliva, el cañonazo cruzado en el área de Guedes, o por el ímpetu de todo el equipo, pero sobre todo fue por las apariciones de su guardameta. A buen seguro que Gerard Moreno, Pedraza o Carlos Bacca abandonaron Mestalla con la imagen del internacional oranje en sus cabezas.

La primera gran intervención de Jasper sucedió antes del 0-1. Con el pie derecho repelió un remate franco en el área de Paco Alcácer, que sin la confianza de tiempos pasados no remató como acostumbra, de primeras. Poco más tarde vino el polémico penalti de Gayà que Gerard Moreno anotó esquinando un balón al que el holandés no pudo llegar.

En la segunda mitad Jasper Cillessen se multiplicó para llevar al Valencia al triunfo. Sí. No marcó ningún gol, pero aun así lanzó al equipo hacia los tres puntos. Hasta en tres ocasiones mantuvo el pulso vital de los de Gracia para evitar el 0-2 del Submarino. El ex del Barcelona sacó una mano colosal para bloquear un remate a bocajarro de Gerard Moreno. Una de esas paradas increíbles características en arqueros como Jan Oblak o Ter Stegen. La exhibición del de Nimega prosiguió con un alarde de reflejos para desviar el fuerte disparo de Pedraza desde el costado izquierdo del ataque. Y no se quedó ahí. Aunque la siguiente acción se produjo ya con el 1-1 en el marcador. A los 89 minutos Bacca se revolvió en el área para enviar hacia la esquina de la portería un balón que se envenenó al rebotar en un defensa... Cillessen se alargó para despejar la pelota antes de que entrase pegada al poste. La seguridad que transmite el neerlandés aporta confianza a la defensa.

Vídeo, notas y stats del partido

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook