04 de abril de 2021
04.04.2021
Superdeporte

"Lo hemos hecho para no poner en peligro al club ante esa posible sanción"

Javi Gracia ha explicado qué ha ocurrido en el vestuario tras retirarse por el insulto racista de Cala que denuncia Diakhaby

04.04.2021 | 22:08
"Lo hemos hecho para no poner en peligro al club ante esa posible sanción"

"Diakhaby nos ha dicho que siguiéramos y así lo hemos hecho para no poner en peligro al club ante esa posible sanción". De esta manera ha explicado Javi Gracia la decisión de que el equipo regresara al campo tras el presunto episodio de racismo que había vivido el francés con la agresión verbal de Cala que denuncia Diakhaby.


Esta ha sido la rueda de prensa de Javi Gracia

-La explicación de lo sucedido
"Vimos la reacción de Diakha, que estaba afectado por algo que había sucedido. Había sido insultado gravemente y estaba nervioso. Cuando nos ha referido el insulto hemos optado por decirle al árbitro que, no de acuerdo con lo sucedido, no seguíamos en el partido"

-¿Quién les ha recordado en el vestuario que, de no volver al campo, se exponían a una sanción?
"En el vestuario nos han informado de que en caso de no volver seríamos sancionados. En ese momento vimos como se encontraba, nos dijo que no se encontraba para jugar, pero entendía que debíamos seguir ante la posible sanción y hemos vuelto a jugar con la intención de ganar y con un motivo más de pelea por la victoria"

"Aprovecho para decir que no ha habido constancia de lo sucedido por parte del árbitro, ni por ningún asistente... y ante esa situación se ha visto obligado a dar continuidad. También aprovechamos para condenar cuestiones referentes al racismo y nada más.

-¿Le preocupa la forma en la que ha caído el equipo, siendo demasiado débil en defensa?
"Preveíamos que podía ser así, contra el Cádiz en Mestalla ya tuvimos el 71 % de la posesión, hoy el 69 %. Dominio territorial, más tiros que el rival, más córners, 13 a favor, con toda esa estadística podemos decir que disfrutamos del dominio para haber generado más situaciones de gol claras y más goles, aunque no hemos sido capaces. Estuvimos cerca, dimos un palo, pero no hemos hecho el segundo para sentenciar y luego en una jugada en la que se mostró esa debilidad defensiva, dándole tiempo al sin oposición y en un centro lateral, otra vez, una de las virtudes del rival, pues no lo han hecho así, a pesar de haberlo trabajado y estar avisados... Es preocupante"

-¿Qué era lo que le decían desde el banquillo del Cádiz?
"Apenas he hablado con el banquillo rival, con Álvaro, nada; ellos intentaban saber qué había pasado, yo trataba de hacerle ver al árbitro que sin constancia de lo que pasó le sacó amarilla a Diakhaby, lo ha resuelto de una manera fácil, solo era un jugador muy nervioso, pero que no estaba haciendo nada, sujetado, alterado, pero nada para ser merecedor de la tarjeta. Me dijo que se la iban a quitar y luego que no podía quitársela. Lo importante es saber el origen de lo que ha pasado, y eliminar de nuestro fútbol este tipo de conductas"

-Le insisto, ¿quién les ha recordado las posibles sanciones por incomparecencia?
"Podíamos ser sancionados, no sé si se ha concretado de qué forma... Lo que he escuchado, no entro si más o menos, es eso, que podríamos ser sancionados. En el vestuario se han comentado muchas cosas. Todos hablan y opinan, y nunca sabes cuál es la opinión más correcta. Hemos intentado dar serenidad y hablar con Diakha, que ante esa poción de sanción, y en ese momento, ha dicho que lo entendía, que él no estaba con ánimo para seguir jugando... le apoyábamos al 100 % en lo que él decidiese. Nos ha dicho que siguiéramos, y así lo hemos hecho para no poner en peligro al club ante esa posible sanción, porque no había constancia firme de lo que había sucedido. No sé si a través de las cámaras se ha podido ver algo"

-¿No le parece un sinsentido que un jugador que ha sido insultado se quede fuera y el que ha insultado siga jugando?
"Estoy de acuerdo, lo entiendo así, como lo dices. Y se lo he dicho al cuarto árbitro después de la interrupción, para que veáis un poco dentro de lo que ha pasado, hemos querido proteger al jugador que ha sido agredido para que no causara más daño, y que el que lo haprovocado siguiera no lo entendíamos, y así se lo he hecho saber al cuarto árbitro también"

-De nuevo, ¿quién les dijo que si no volvían perdían los tres puntos o alguno más, alguien de la Liga, el árbitro, desde el club...? ¿Cuál ha sido el insulto?
"Lo importante y grave es que ha sido un insulto referente al racismo. No soy yo el protagonista de la acción y debo ser prudente en ese aspecto. En ese momento se comentan muchas cosas en el vestuario y lo que estaba en peligro era una sanción, no sé si tres puntos o si más... He estado dos temporadas en el equipo rival de hoy, el Cádiz, y estoy dolido por lo que nos afecta a nosotros... Creo que este club es un ejemplo en muchas cosas, su afición es ejemplar y entiendo que este borrón no es más que eso, un borrón. Seguro más que tratarán de corregir este tipo de cosas"

-Ya que no quiere especificar quién lo ha dicho, si el delegado o algún miembro de la directiva, ¿cree que se ha hecho lo correcto?
"Lo que más me preocupaba era el estado de mi jugador. Si nos hubiera dicho: 'no creo que debamos jugar', pues no habríamos jugado, aun a riesgo de que pasara lo que pasara. Ha dado su visto bueno, pero diciéndonos que él no se encontraba en condiciones de hacerlo. Me he visto con la obligación de tomar esa decisión, tenemos que seguir jugando... y con la camiseta de nuestro jugador en el banquillo esperando a celebrarlo y dedicarle la victoria, que no ha podido ser. El tema es que hemos venido a jugar un partido, y como no había constancia por parte del árbitro de que había sucedido pues debíamos seguir jugando el partido... Y no había nada más que hacer, la opinión del jugador es la más importante. Yo no he hablado directamente con los árbitros, había muchas personas y muchos comentarios. me he centrado más en hablar con el jugador que era lo que realmente importaba".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook