11 de abril de 2021
11.04.2021
Superdeporte
Valencia 22Real Sociedad

Gabriel Paulista enciende y apaga la luz en Mestalla

El Valencia estuvo sobre la lona por un error del central, que provocó después un penalti y marcó el empate

11.04.2021 | 18:54

Culpable de apagarle la luz al borde del descanso, Gabriel Paulista fue también el responsable de encender en la segunda parte al Valencia. El central, que regaló el balón del 0-2, enmendó su error en dos actos. En el de apertura recibió un pisotón que permitió a Wass acortar distancias de penalti, el segundo a favor después de que Soler mandase dos palmos por fuera el primero. Y en el de clausura empató con un gran cabezazo. Irreductible en la adversidad, el equipo de Javi Gracia volvió a cabalgar gracias a Guedes, fundamental en las mejores acciones de ataque. En cambio, nada hubo que agradecerle a su compañero arriba, autoexpulsado en pleno intento de remontada. Maxi Gómez se fue a la caseta con roja directa porque se le calentó la lengua. El árbitro venía de hacer la vista gorda con Wass y el propio Paulista, al borde de la segunda amarilla, pero no hizo oídos sordos ante el uruguayo.

Con la torpeza clásica de los delanteros cuando defienden en el área, el penalti de Carlos Fernández marcó el punto de inflexión del partido. Soler se apartó y la responsabilidad de lanzar la cogió Wass, que dejó de rodillas a Remiro. Fue entonces, solo entonces, cuando tras recortar distancias Gracia se decidió a mover el banquillo. Antes de que salieran Musah y sobre todo Gameiro, lo más peligroso había venido de Guedes. Impetuoso y con piernas, la pena máxima llegó del córner que provocó en la presión a Le Normand, otro que rozó la expulsión. También en el 2-2 fue el portugués quien se apuntó la asistencia con una rosca delicada. La pelota, sin tensión, cogió vuelo desde su bota para que Paulista la atacase con la frente mientras le veía bajar del cielo.



Pese a jugar con uno menos, el Valencia tuvo un último estertor en las botas de Gameiro, cuya chispa no tuvo comparación con las sombras de Maxi. Sin embargo, las mejores ocasiones fueron de la Real. En especial un torpedo de Januzaj y un disparo de Bautista que atajó Doménech en el descuento. Otra vez sin fichajes en liza, Gracia rescató a Oliva en el 94' para perder tiempo. Firmaba el empate, nada que no hubiese quedado claro antes. Con bandera blanca, Lato había entrado fresco para taponar las incursiones por banda. No fue noticia que Guedes, aún con energía, se marchase con el morro torcido.

El Valencia reaccionó y rescató un punto pero fue peor de lo que venía acostumbrando en sus últimos partidos en casa. Ante una Real en urgencias, plagada de bajas en el once, se dobló con facilidad. El 0-2 llegó con el descuento encima y de milagro no lo hizo el 0-3 cuando Le Normand cabeceó solo un córner en pleno desconcierto. En la génesis de los dos goles txuriurdines estuvo el tono errático en la salida del balón, un defecto que se repite y hasta va a peor.

Más clamoroso fue el siguiente desliz. Paulista regaló la pelota por el centro con el equipo desplegado y Guevara activó rápido el ataque. Diakhaby le dio el lado izquierdo a Isak para que perdiera ángulo pero el sueco, tan forzado que lo hizo en semifallo, enganchó un acrobático remate cruzado. Para acabar de pintar el cuadro, Paulista no metió el pie sino que lo retiró en un claro error de cálculo. En contra de su pensamiento, Doménech no lo tenía controlado. Así que el balón, raso y saludando, entró manso en la portería tras dar en el palo.



El Valencia llevaba desdibujado un rato. No hubo discusión ni VAR para la pena máxima por mano de Gorosabel a centro de Cheryshev, de lo más peligroso en el arranque a base de zarpazos. Pero Soler, con mal fario para las botas personalizadas que llevaba de estreno, demostró que ha perdido el tacto desde el punto fatídico. Engañó al portero, pero abrió tanto el pie que el balón se le escapó por un metro.

La agitación a partir de entonces chirrió con la cadencia que había tenido el partido, con la Real jugando a asegurar y el Valencia a dentelladas. Isak y Portu le habían hecho cosquillas a Doménech, mientras que Maxi intentó una vaselina y Wass no cabeceó limpio. El intento más peligroso, aun así, había sido de Diakhaby, que peinó alto un servicio de Soler. Después de la semanita todas las miradas estaban puestas sobre el gigante francés, que pudo dedicarse solo a jugar.

- VÍDEO RESUMEN



- LAS NOTAS DEL PARTIDO



- FICHA TÉCNICA -

2 - Valencia: Jaume Doménech, Thierry, Gabriel Paulista, Diakhaby, Gayà, Wass (Oliva, m.90+4), Racic (Gameiro, m.64), Carlos Soler, Cheryshev (Musah, m.64), Maxi Gómez y Guedes (Lato, m.86).

2 - Real Sociedad: Remiro, Gorosabel, Elustondo, Le Normand, Monreal, Portu (Januzaj, m.67), González de Zárate (Sagnan, m.46), Guevara, Oyarzabal (Bautista, m.89), Carlos Fernández (Roberto López, m.79)e Isak.

Goles: 0-1, m.33: Guevara. 0-2, m.45: Isak. 1-2, m.61: Wass, de penalti. 2-2, m.73: Gabriel Paulista.

Árbitro: Pizarro Gómez (comité madrileño). Amonestó por el Valencia a Cheryshev, Gabriel Paulista, Musah, Wass y Maxi Gómez y por la Real Sociedad a González de Zárate, Portu, Carlos Fernández , Monreal e Isak. Expulsó con roja directa al local Maxi Gómez (m.80)

Incidencias: partido disputado en Mestalla sin público. Se guardó un minuto de silencio en memoria de Cipriano González "Ñito", guardameta tinerfeño del Valencia entre 1963 y 1966.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook