La instalación de energía solar en viviendas y empresas (el llamado autoconsumo) se ha duplicado en el último año respecto al anterior, lo que demuestra el impulso que está adquiriendo esta renovable más allá de los grandes parques fotovoltaicos.

Según los datos registrados por la Unión Española Fotovoltaica (UNEF), asociación mayoritaria de la energía solar en España que ya cuenta con 770 empresas, en 2022 se instalaron 2.507 MW de nueva potencia instalada de energía solar en instalaciones de autoconsumo. Esta cifra supone un incremento del 108% con respecto a 2021, cuando se pusieron en marcha 1.203 MW.

Según los datos divulgados por la UNEF en un comunicado, España ya cuenta con 5.249 MW de potencia instalada acumulada de autoconsumo.En cuanto al reparto por sectores, la mayoría de esta nueva potencia, un 47%, se ha instalado en el sector industrial, un 32% en el sector residencial, un 20% en el sector comercial, siendo el 1% restante, autoconsumo aislado.

Por su parte, y según el estudio que realiza la Unión Española Fotovoltaica de manera anual, la asociación sectorial considera que habría ya en torno a 200.500 instalaciones residenciales con autoconsumo en España. El sector que más ha incrementado su porcentaje de instalación, del 41% al 47%, en 2022 ha sido el industrial.

Placas fotovoltaicas en el tejado de una casa unifamiliar Pixabay

“Los altos precios de la electricidad, motivados por la incertidumbre causada tras la invasión de Ucrania, así como el impulso de las ayudas contempladas dentro de los Fondos de Recuperación del Gobierno han generado que el autoconsumo siga batiendo récords en nuestro país. Además, están empezando a ponerse en funcionamiento los primeros proyectos de autoconsumo colectivo, una tendencia que irá aumentando e impulsará todavía más al sector”, ha indicado José Donoso, director general de UNEF.

Donoso recuerda que la simplificación de las barreras administrativas al autoconsumo y la eliminación de las licencias de obras en prácticamente todas las Comunidades Autónomas, únicamente el País Vasco la mantiene, está situando a España de nuevo a la cabeza de la generación de energía limpia y competitiva.

“La eliminación progresiva de las barreras administrativas y los incentivos locales también han hecho que cada vez más particulares se conviertan en autoconsumidores sumándose, de esta manera a la lucha contra el cambio climático. Esto está generado un efecto demostración que va a hacer que el autoconsumo se convierta un elemento tan habitual en nuestras viviendas y negocios”, ha recordado.

El autoconsumo supera el hito de los 5GW de potencia instalada

Estas cifras han puesto de manifiesto que, una vez superado el hito de los 5GW de potencia instalada de autoconsumo a nivel nacional, España avanza a velocidad de crucero en el cumplimiento de los objetivos marcados en la Hoja de Ruta del Autoconsumo publicada por el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico en 2021 con el objetivo de acelerar la transición energética de nuestro país en un tiempo récord.

El autoconsumo seguirá la tendencia creciente de este año, sólo hay que observar la progresión que ha experimentado tras la eliminación del “Impuesto al Sol” en 2018: en 2019 obtuvo 459 MW de potencia, 596 MW en 2020, 1.203 MW en 2021 y 2507 GW en 2022”, ha recalcado Donoso.

Los buenos datos que presenta la Unión Española Fotovoltaica respecto al crecimiento del autoconsumo ponen de manifiesto la necesidad que tiene el sector de la energía solar en España de formar, captar y retener profesionales para que esta tendencia de crecimiento pueda sostenerse en el tiempo.

Por ello, desde la asociación sectorial mayoritaria de la energía solar en España, se está llevando a cabo una línea de trabajo que mitigue la falta de profesionales, que ya ha detectado el sector, mediante la elaboración de un Plan de Formación específica y el trabajo coordinado con centros formativos y universidades.

........

Contacto de la sección de Medio Ambiente: crisisclimatica@prensaiberica.es